lunes, 31 de diciembre de 2012

Estás muy gordo, Hawatme

Hablando de esos grupos de "identidad esencial, genuina e inherente" (ver el post anterior), uno de los que sostenía esa visión de Israel como estado artificial era el grupo terrorista DFLP (Democratic Front for the Liberation of Palestine) de inspiración arabo-maoísta.

Miren de lo que se ocupa hoy en día su órgano oficial de propaganda: bombones. Sí, bombones de chocolate.


Que bajo han caído.

De realidad y artificio

Varias veces me he encontrado con escritos pro-árabes y de izquierda antisionistas que básicamente lo que proponen es que Israel es un estado artificial, y que la "resistencia" hará que se deshaga y los judíos se vuelvan a sus países de origen, mientras que la identidad palestina es real y concreta. Un ejemplo claro y temprano de esta forma de pensar puede encontrarse directamente en la Carta de la OLP (la organización de Yasser Arafat y Abu Mazen, el actual presidente de facto de la Atrocidad Palestina).

Article 4: The Palestinian identity is a genuine, essential, and inherent characteristic; it is transmitted from parents to children. The Zionist occupation and the dispersal of the Palestinian Arab people, through the disasters which befell them, do not make them lose their Palestinian identity and their membership in the Palestinian community, nor do they negate them.


Article 20: The Balfour Declaration, the Mandate for Palestine, and everything that has been based upon them, are deemed null and void. Claims of historical or religious ties of Jews with Palestine are incompatible with the facts of history and the true conception of what constitutes statehood. Judaism, being a religion, is not an independent nationality. Nor do Jews constitute a single nation with an identity of its own; they are citizens of the states to which they belong.

La izquierda trostkista y comunista adoptó esta forma de pensar de los árabes y durante años (y aún hoy) sostuvieron que dado que el judaísmo es una religión, los judíos no son un pueblo. Dado que para la paleoizquierda los debates de 1917 son tan vigentes hoy como hace casi cien años, los eventos los setentas pasaron ayer nomás. Y entonces es común leer que siguen sosteniendo que el movimiento de las Panteras Negras israelíes (un estallido de rebelión de 1971 de los mizrahim contra la negligencia y desinterés de la elite gobernante por su situación) es un caso que "demuestra" que el Estado de Israel y el sionismo son en realidad fachadas que esconden la opresión azkenazí contra los árabes palestinos y los judíos de los países árabes. No importa que el movimiento no exista hace ya más de 30 años, que los matrimonios entre azkenazim y mizrahim ya han mezclado lo que en los 50, 60 y 70s estaba bastante separado y que no existe en ningún lado (y en realidad sucede lo opuesto) entre los mizrahim el deseo de dejar el sionismo, de separarse o de crear un estado binacional judeo-árabe. La paleo izquierda sabe lo que los judíos mizrahim realmente desean o necesitan y nada los va a convencer de lo contrario. Los árabes comparten esa opinión.

Yo creo que si hace unos años me metía en esa disputa intentando mostrar con argumentos que la idea de la paleoizquierda y los árabes no tenía fundamentos, hoy veo que no es necesario. En realidad, nadie puede demostrar que una identidad existe. Que si existe es coherente. Que si es coherente es fuerte. Y que si es fuerte es a prueba de cualquier reto. No sé si en 100 años los judíos querrán seguir teniendo un estado judío. Pero lo que sí sé es que mientras Israel es una isla de orden democrático, donde rige el imperio de la ley y las libertades individuales, todos los países árabes, cuyas identidades son tan "esenciales, genuinas e inherentes" como la supuesta identidad palestina, son estados fallidos, plenos de conflictos étnicos, autoritarismo, fundamentalismo y carencia de libertades.

Los palestinos, tan unidos y genuinos éllos, están separados entre el Fatah y el Hamás. No hay deseo en la Atrocidad Palestina de absorber a los refugiados palestinos que viven en el exterior (lo han dicho explícitamente).
En Siria se mataron en el campo de refugiados Yarmouk los palestinos que apoyaban a Assad con los palestinos que apoyaban a la oposición. Su estado no camina ni para atrás ni para adelante y la única razón que existe todavía la Atrocidad Palestina es porque recibe millones de dólares de ayuda del exterior.
Siria, ese "baluarte de la identidad árabe" está metida en una guerra civil étnica, entre Alawitas por un lado y Sunnitas y Kurdos por otro, con los palestinos en el medio. No saldrá de la guerra de una sola pieza. Su territorio será fragmentado en pedazos según etnías, si de algún modo los Alawitas escapan del genocidio que la oposición planea contra éllos.
Egipto está envuelto en una ola de desorden que está acompañada de ataques contra la minoría copta
Tunez y Libia no arrancan. Irán tiene una guerra con su minoría árabe. Irak todavía está en pleno descalabro étnico, con sunnitas, chiitas y kurdos disputándose partes del país. Líbano es un polvorín, con Hezbollah enfrentado a los sunnitas y los cristianos. Arabia Saudita, Bahrain, Qatar y los Emiratos son países de apartheid cuya población sin ciudadanía es mayor que la población que sí cuenta con ciudadanía, sostenidos unicamente por  la represión pagada con sus ingresos petrolíferos. En Qatar por ejemplo, cuatro quintos de su población son "trabajadores extranjeros".

Entonces, la única verdad es la realidad. Si Israel es tan artificial como los árabes y la izquierda dicen, bueno, uno esperaría una desintegración pronto. En cambio, lo que está en proceso de desintegración violenta son los países árabes. Y al traste con la identidad árabe esencial, genuina e inherente. Pero la verdad, hoy me causa ya mucha risa escuchar ese argumento. Hace mucho que no viene nadie con él, y es una lástima. Es el más divertido.

martes, 25 de diciembre de 2012

Alí Babá y las 40 veces

Con aproximadamente 40.000 muertos en 21 meses, la tasa mensual de mortalidad en la guerra civil siria ya ha pasado de 31 a 40 veces la misma tasa para el conflicto árabe-israelí. Lo mismo dicho en otras palabras: 40 veces más muertos por mes que los muertos mensuales en la historia de todo el conflicto entre todos los países árabes y los palestinos con Israel. Y han llegado a esto en menos de dos años.

Y aún no veo flotillas en el horizonte.

2 de enero de 2013 UPDATE

Over 60,000 dead in Syria conflict, UN says

domingo, 23 de diciembre de 2012

Feminazis árabes

Interrumpiendo el discurso del activista egipcio Maikel Nabil en la U. Hebrea. (Estuve presente).


Update: dos de las cinco que interrumpieron a Maikel son: Yaara Saadi y Areej Mawasi (blog). La primera es descripta como "a member of a Palestinian feminist student group at the university". Como dije, feminazis. Y la  que tiene la cabeza cubierta con el pañuelo piensa que el feminismo es que las mujeres puedan sacar fotos.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Israel se cobra parte de la cuenta de luz de los palestinos

Esta noticia de hoy es interesante porque muestra algunos aspectos que la gente no toma en cuenta cuando piensa en el conflicto árabe-israelí.

Los palestinos declararon unilateralmente su Estado en la ONU. Israel tomó represalias entre otras cosas dejando de transferir la parte del dinero de impuestos aduaneros que le corresponde a la Autoridad Palestina. Ese dinero lo utilizó para pagar parte de la deuda de electricidad que la Autoridad Palestina mantiene con la Companía Eléctrica israelí.

La noticia cuenta que, por ejemplo,

1. Los palestinos que viven en campos de "refugiados" en la zona de Jerusalem se niegan a pagar la factura de luz a la compañía distribuidora eléctrica palestina (que la compra de Israel).
2. Que en el Area C (bajo control total palestino) es una zona en la que se roba la luz (conexiones clandestinas) en proporciones enormes.
3. Que en Gaza, el gobierno del Hamás cobra la electricidad a la gente pero no transfiere ese dinero a Ramallah para la cuenta de gastos conjunta de la Autoridad Palestina (que luego debe transferirse a Israel), sino que usa ese dinero para su propio beneficio, con lo que en realidad está recibiendo la electricidad gratis.
4. Y que por lo tanto, se había acumulado una deuda millonaria de los palestinos con la compañía eléctrica israelí y que esta había amenazado con cortes a menos que les pagasen.

Un argentino borracho de cheguevarismo diría: "no tendrán luz pero tienen su estado y su dignidad". Claro que en realidad TIENEN luz. Y la pago YO, que soy un israelí. Y yo prefiero no regalarle el dinero a los palestinos, mucho menos al Hamás que usa MI dinero para comprar misiles que me tira a MI.

Un día vamos a tener que tirar abajo las torres de luz que van hacia Gaza y que se arreglen con Egipto. Un día, si el mundo no estuviera enfermo de antisemitismo, se darían cuenta que no hay país más moral hasta el grado de la estupidez que Israel, que no sólo les da luz a gente que se regodea con un nuevo Holocausto, sino que encima pasan meses sin que se la cobre. En la fiesta de las luces, echemos a la oscuridad.

El Sr. Pampas Vacías

Opina:
"La diferencia, señor Fabián, radica en que nosotros ""no la careteamos"", nos hacemos cargo. Sí, matamos, sí destrozamos, robamos, y sí nos quedamos con sus tierras. Somos el legado del hierro y la pólvora española, más la nuestra propia. Para el vencedor todo, para el vencido, nada; TODA la América se hizo así, desde Alaska hasta Ushuaia, tal discusión no admite prueba en contrario. [...] Ustedes [los sionistas], en cambio..."
Un día antes, el mismo tipo:
"Payaso, los argentinos no desalojamos una nación entera para hacernos un país. Los conquistadores españoles llevaron a cabo el exterminio aborigen. Que tendremos que ver los descendientes de franceses, portugueses e italianos que llegamos a poblar pampas vacías cincuenta años después."
Mr. Empty Pampas.



martes, 4 de diciembre de 2012

Unas palabras sobre como reconocer el antisemitismo

Copio aquí abajo una versión levemente modificada de algo que escribí en un comentario de Facebook sobre el tema de como reconocer antisemitismo en una discusión sobre Israel.

Quería decir algo sobre las acusaciones de antisemitismo. Pero es un tema tan complicado que me cuesta saber cómo empezar y tampoco puedo abarcarlo todo. Venía pensando en el auto mientras manejaba, algunos puntos.
1.            E s cierto que a partir del Holocausto ni lo antisemitas quieren que los llamen así. La palabra ha adquirido un obvio sentido negativo que no tenía, por ejemplo, en el siglo XIX, cuando en Austria por ejemplo ganaba diputados el así autodenominado “Partido Antisemita”.
2.            Por eso también es complicado el tema de establecer si una persona ES antisemita. Yo prefiero en general, salvo que la cosa sea muy obvia, señalar que una persona DICE cosas antisemitas. O participa (consciente o inconscientemente) de un discurso antisemita. O que sus propuestas son objetivamente antisemitas en sus RESULTADOS si bien no en su intención (la intención es justamente lo que se niega siempre).
3.            Finalmente, que esta forma de ver las cosas hace que sea factible que hasta un judío sea antisemita. Y yo he conocido algunos. Pero si interesa un ejemplo histórico famoso, está el caso de Otto Weinninger. Si alguien tiene dudas de que un judío puede ser antisemita lo invito a leer el capítulo 13 “Judaísmo” de su libro “Sexo y carácter” (que fue bastante influyente en los comienzos del psicoanálisis).
4.            La siguiente es una forma de aproximarse al antisemitismo: Si digo “Timmerman es un hijo de puta” ¿Estoy siendo antisemita? Seguramente todos me dirán “no”. Si luego voy y cito otras 5 personas, todas judías, y digo “son hijas de puta”. ¿Estoy siendo antisemita? Otra vez, muy difícil decidir. Pero si siempre o casi siempre puteo a personas conocidas que son judíos, demuestro un patrón de conducta que permite hablar de antisemitismo. Así como cuando una persona habla siempre mal de Israel y no tiene nada bueno que decir del país, de su gente, de nada, bueno, una de dos, o es palestino y tiene puesta la camiseta, o se ha puesto la camiseta del otro, y se hace sospechoso que alguien invierta tanto pero tanto tiempo en denostar a Israel. Con esto quiero decir que es muy difícil decidir por cosas que al parecer tomadas aisladas son inocuas, cuando se las ve en su conjunto se ve un patrón. ¡Y este patrón puede ser incluso inconsciente!
5.            Lo que voy a decir ahora tiene que ver con las sensaciones. Lo que yo siento cuando discuto con alguien que me parece antisemita es que a) utiliza los argumentos como dardos, para herir, no para convencer. b) que es cruel innecesariamente con los israelíes o con los judíos. Que no tiene absolutamente ninguna empatía con ellos, como si no fueran seres humanos sino marionetas u objetos o titiriteros. Gente así es capaz de decir “vuélvanse a Europa” porque no siente empatía o incluso lo excita sexualmente el imaginar a los judíos haciendo las valijas. c) que no está abierto a cambiar de opinión en NADA. Que no hay argumento que penetre su negación. Que ni siquiera las cosas buenas de Israel pueden ser interpretadas como buenas sino que son cosas que esconden maldades. Como los que dicen que Israel trata bien a los homosexuales porque quiere desviar la atención de lo que les hacen a los palestinos.
6.            Ahora lo que mucha gente no sabe es que muchos de los argumentos que se blanden en contra de Israel tienen una historia específica de ellos. Muchos de los argumentos que hoy son comunes en la izquierda moderada eran los que blandía la extrema izquierda y también la extrema derecha hace unas décadas. La gente los usa sin saber su procedencia. Los trostkistas tienen un problema con el sionismo desde hace añares, porque ellos promovieron la solución socialista para el antisemitismo y no resultó. Y encima fueron eliminados por Stalin y hoy se los encuentra sólo en las facultades. Mientras que el sionismo propuso SU solución y sí resultó. Hoy hay un estado judío. Los comunistas tuvieron varias etapas de propaganda anti-sionista y anti-judía tanto con Lenin como con Stalin y luego después de la guerra de 1967 publicaron textos anti-sionistas que no se diferenciaban en nada de los materiales nazis. De la extrema derecha no voy a hablar, eso se sobre-entiende. Y finalmente está la propaganda árabe, que en sus comienzos fue una simple copia de la propaganda nazi (muchos nazis fueron recibidos en Egipto y Siria y se les dieron cargos importantes porque hablaban mal de los judíos). Y luego desarrolló sus vertientes autóctonas, islámicas.
7.            Y muchos de estos argumentos vienen envueltos en el discurso de los DDHH. Un discurso que se aplica desproporcionadamente contra Israel y que entonces produce un EFECTO LUPA que es objetivamente antisemita, aunque no siempre esa sea la intención. Yo siempre intento para contrarrestar este efecto lupa mostrar otros ejemplos de pueblos que en situaciones similares se comportaron mucho peor que Israel pero que hoy no son reprendidos. Y muchas veces se me responde que estoy desviando la atención. Yo lo siento como si me dijeran “sí, muy interesante lo que contás, pero no estamos hablando del crimen, estamos hablando del crimen judío”.

Terminé acá porque no tenía más tiempo.