jueves, 9 de febrero de 2012

Mejor que el cine de barrio

Irán y Hezbollah apoyan a Assad de Siria. Hamás se le opone (la ciudad Homs que está siendo artillada es un bastión del islamismo). Irán quiere forzar a Hamás a apoyar a Assad pero no lo consigue. Dicen que Siria cuando caiga Assad se divide en pedacitos. Qué querés que te diga. Me da pena la gente inocente que está muriendo, pero ojalá presenciemos pronto una guerra entre Hamás y Hezbollah. La cerveza y los pochoclos los compro yo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, pero ¿a quién se atribuiría la culpa de una eventual guerra entre Hisb'Allah y Hamás? A Israel, cómo no.

A.

Anónimo dijo...

Esta claro que si cae Assad, en Líbano veremos como los que llevan años aguantando a Hezzbolah (empezando por los palestinos)van a aprovechar la ocasión para ajustar cuentas... Y a Hezzbolah, enemigos no le faltan. Estoy convencido de que parte de la furia que se está desatando por parte de un sector de la izquierda es que temen no que caiga Assad (creo que lo dan por hecho) sino como este hecho puede repercutir en el Líbano.

Anónimo dijo...

Para que Hzb se quedase aislado en Leb. el que tendria que caer no es Assad sino Amadinejad.

Andrés dijo...

No se preocupen. Assad será derrocado por su propio pueblo y asumirá un gobierno muchísimo menos hostil a Occidente e Israel, alejado del eje Teherán. Solo es cuestión de tiempo.

De Irán, Hamás y Hezbollah... nos encargamos nosotros a la brevedad

Fabián dijo...

Lo que pasa es que Hezbollah se aprovisiona de armamento a través de Siria. Por eso si esta vía se corta, Hezbollah quedará debilitado y aislado.

Publicar un comentario en la entrada