jueves, 30 de junio de 2011

Un poco de humor interno

Amigos:

Diego, de Ramala, me ha hecho llegar este vídeo que parodia un poco lo que últimamente estamos viviendo en este blog. En fin, espero que os lo toméis con humor y filosofía.

http://chevismo.com/h/42818

Gracias Diego.

Eugenio García Gascón también rescata libelos antisemitas: los colonos judíos como envenenadores de pozos.

Durante la Edad Media en la Europa Cristiana se extendió la creencia falsa de que los judíos envenenaban los pozos en un complot que tenía la supuesta finalidad de liquidar a sus convecinos cristianos. En muchas ocasiones, esas falsas acusaciones provocaban matanzas indiscriminadas de judíos en sangrientos pogroms, como por ejemplo en los años 1348-49, cuando la epidemía de la "Peste Negra" causaba estragos a lo largo y ancho del continente europeo.

Obviamente, esas acusaciones de envenenamientos eran calumnias que no tenían ningún tipo de fundamento, como ya recogieron algunos autores de la época. En ese sentido, destaca el testimonio del médico cristiano alemán, Konrad de Megenberg, que en su obra "Buch Der Natur" escribe:

Pero yo sé que había más judíos en Viena que en ninguna otra ciudad alemana que yo conozca y morían tantos a causa de la plaga que se vieron obligados a agrandar su cementerio. Sería una locura pensar que ellos mismos se han causado esa desgracia(1).


Pues bien, este tipo de libelos en los que se acusaba a los judíos de envenenar pozos no sólo se utilizaron durante la Edad Media y Moderna para justificar las medidas judeofóbicas y los pogroms en Europa sino que actualmente supuestos periodistas serios, como Eugenio García Gascón, los utilizan propagandísticamente para demonizar a Israel (en este caso a los colonos) ante la opinión pública española. Cito textualmente de su artículo "La Escuela", publicado ayer en su blog "Balagán", del panfleto Público: 


Lo que persigue Israel es hacer la vida imposible a los palestinos para que se vayan. Unas veces la toman con una escuela, otra con la tumba de José, que en el mejor de los casos será un vulgar cenotafio, otras los colonos destruyen lo que encuentran en su camino, o envenenan los pozos de agua con animales muertos, o no dejan sacar agua. La cuestión es dificultar la vida al máximo para que los palestinos se vayan, y en esto se siguen las directrices del gobierno, de todos los gobiernos israelíes.


Además, como buen propagandista antisemita, suelta la perla pero no aporta ningún dato que demuestre su acusación. Lógico, no los tiene porque tal acusación es falsa. Además, no hace falta. Al igual que ocurría en la Edad Media, siempre habrá gente dispuesta a creersela.



(1) la cita del texto del libro del médico alemán (la he traducido al castellano) está sacada del libro: FORCANO, Manuel; A fil d'espasa. Les croades vistes pels jueus. Barcelona, Editorial La Magrana, 2007, p. 170.

PD - De hecho, E. G.G. no ha inventado nada. Estos líbelos modernos donde se acusa a los israelíes de envenenar a los palestinos son ámpliamente difundidos por el liderazgo político de la ANP y los funcionarios palestinos ante su sociedad. Como muestra, un botón: en Noviembre de 1999, en un encuentro oficial ante la entonces primera dama estadounidense, Hillary Clinton, Suha Arafat, nada más y nada menos que la esposa del rais palestino del momento, acusó a Israel de envenenar el aire y el agua de los palestinos, además de acusarlos de provocar cáncer y otras graves enfermedades a las mujeres y los niños.

Hamás y su flotilla

Los responsables organizativos de la flotilla de los caraduras: dos miembros del grupo terrorista Hamas que viven en Europa: Mohammed Sawalha y Amin Abou Rashed.

Noooo... si estos son activistas por la paz!


Pacífico terrorista de la primera flotilla.

miércoles, 29 de junio de 2011

La flotilla que nunca fue

Ya que hablamos de flotillas salvadoras y humanitarias, recordemos aquella flotilla que nunca fue, que nunca zarpó a pesar de los desesperados llamados israelíes.
Me refiero a la flotilla del Plan Regatta, que EEUU con muy pocas ganas trató de organizar en mayo de 1967 para romper el bloqueo egipcio de los Estrechos del Tirán.

Del excelente libro "Six Days of War" de Michael Oren (las negritas son mías):

****
Every Possible Effort

What seemed to Israelis like backtracking, though, was for Americans the product of galling frustrations. “From the moment Eisenhower made clear that a
commitment had been made,” attested Walt Rostow, “Johnson had no doubt
that he had to reopen the Straits.” He had advocated adopting a strong public position on the crisis, warning Johnson that its policy was too much “for the
record” and not enough “we mean business.” But in grappling with the Middle
East, the president faced a battery of obstacles. Opposition to the Regatta plan had stiffened within the defense establishment, in the CIA, and in the Joint Chiefs of Staff, which doubted whether the U.S. had sufficient forces to implement it. “Threats of force will only sustain him [Nasser] in his present course,” concluded a Middle East Control Group analysis, “An appeal to vanity, and avarice, is needed.” Asked by Battle what would happen if a U.S. warship, sent to Tiran, was fired upon, Gen. Wheeler slammed his fist down and bellowed, “Luke, it means war.”
The military’s objections to Regatta paled, however, compared to those raised by Congress when senior White House officials—Rusk, McNamara, Humphrey—took their case to the Hill.
They came with the draft of a joint resolution authorizing the president “to take appropriate action, including use of the Armed Forces of the United States, to secure effective observance of this right [of free passage] in concert with other nations.” Congress was not impressed. The Senate Foreign Relations Committee, deeply afflicted with what Rusk called “Tonkin Gulfitis,” showed no sympathy whatsoever for Regatta. Senators Mike Mansfield, William J. Fulbright, and Albert Gore were particularly adamant that the administration not lead the nation into a second Vietnam, and that the Middle East crisis be resolved solely within the UN framework. Even the most pro-Israel senators—Robert Kennedy and Jacob Javits—expressed reservations about the convoy idea. After canvassing nearly ninety congressmen, a dispirited Rusk and McNamara reported to the president: “While it is true that Congressional Vietnam doves may be in the process of conversion to [Israeli] hawks . . . an effort to get a meaningful resolution from the Congress runs the risk of becoming bogged down in acrimonious dispute.”

But obtaining congressional approval was only one of Regatta’s problems; the other was getting additional countries to join. Johnson had assumed that at least fourteen of the eighteen nations approached would join the initiative, but only four—Iceland, New Zealand, Australia, and the Netherlands—would sign the declaration in support of free passage through Tiran, and only the Australians and the Dutch agreed to send ships. Italy, Germany, and Brazil balked at any commitment, however vague, to military action. The French still insisted on the Four-Power summit, and the Argentineans denied they were a maritime country at all. “The Belgians,” wrote one U.S. diplomat, “are waffling.” The keenest disappointment was Canada, one of the original sponsors of Regatta. Fearing an Arab backlash—their UNEF contingent, accused of pro-Israeli bias, was given forty-eight hours to leave Sinai—the Canadians abandoned the convoy idea in favor of reviving the Armistice Agreement and transplanting UNEF in Israel. “The Canadians and the Europeans will not accept responsibility,” the president recorded in his diary, “They say it’s not their trouble, and they shouldn’t get into the Middle East right now.” Particularly intimidating was Nasser’s threat to fire on any ship attempting to break the blockade, and to suspend the flow of Arab oil to its owners. In a memo to Walt Rostow, Saunders raised the possibility that the United States would launch Regatta and that no one else would follow.
...
Britain, too, was “going soft” on Regatta, and “digging in its heels” in favor of restoring some symbolic UN force in the Straits which would remain under Egyptian army control. All “strategic cargoes” to Israel, except oil, would be impounded. Efforts meanwhile would be made to deter Israel from going to war and embroiling the world in a superpower showdown. Rankled over America’s attempts to portray the convoy as a “British initiative” and to associate it with Israeli—not universal—interests, Wilson had begun to suspect that Johnson had promised Eban more than he admitted. The prime minister refused to host the signing of the declaration, and restricted British involvement in joint naval planning.

Yet naval planning continued, albeit quietly so as not to arouse congressional suspicions. Briefs were compiled examining America’s status in the murky legal waters of Tiran, and estimates made of the potential damage of implementing Regatta—$1 billion in foreign exchange, billions more in capital assets. A schedule was set for the operation. It would begin with an Israeli-owned vessel flying a foreign flag and carrying nonstrategic cargoes, followed by a similar ship bearing oil. If either of these were impeded in the Straits, two U.S. destroyers and a tactical command ship would then challenge the blockade. And if the squadron were attacked—an unlikely scenario, according to military planners—a Mediterranean based task force would “neutralize enemy air capabilities” and, if necessary, conduct an amphibious landing. Finally, if war broke out between Egypt and Israel, food, humanitarian aid, and ammunition would be offered to Israel, irrespective of which side struck first. (p.140-141)
*****

El Plan Regatta se alargó y alargó y alargó y finalmente sus mismos promotores reconocieron que estaba muerto. Israel nunca recibió esa flotilla internacional cuya misión era romper el bloqueo egipcio. Pero la demora de varias semanas sirvió para que Egipto mejore sus posiciones ofensivas y la situación defensiva israelí empeorara.

El día que la izquierda catalana abandonó a Gilad Shalit.

El pasado Sábado se cumplió el quinto aniversario del secuestro del soldado israelí Gilad Shalit por parte de terroristas del Hamas y de otras organizaciones terroristas palestinas. Coincidiendo con este aniversario, la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) está organizando un acto el próximo 10 de Julio para recordar que Gilad Shalit sigue vivo y pedir su inmediata liberación. No es el primer acto en este sentido, el pasado mes de Octubre asistí a la Marcha por la liberación de Gilad Shalit en Barcelona y algunos días más tarde escribí un texto que voy a reproducir a continuación.


EL DÍA QUE LA IZQUIERDA CATALANA ABANDONÓ A GILAD SHALIT.


El Domingo 24 de Octubre tuvo lugar en Barcelona la Iª Marcha por Gilad Shalit y de apoyo al estado de Israel, una iniciativa organizada por la Comunidad Israelita de Barcelona (CIB), cuyo objetivo era situar a la ciudad condal en el mapa de las ciudades que se han solidarizado con la tragedia del joven soldado israelí, como Roma, Londres, París o Ginebra.

El acto fue un éxito y un ejemplo de civismo por parte de los manifestantes, llegados desde ciudades tan distantes como Madrid, Málaga, Cádiz o San Sebastián. Además contó con la participación de Yoel Shalit, el hermano del joven soldado secuestrado; de representantes de partidos políticos como CIU, Ciutadans o el PP; y de voces del mundo de la cultura, como la periodista catalana, Pilar Rahola. Sin embargo, a un servidor que también estuvo presente en la marcha, le llamó poderosamente la escasa difusión que este acto tuvo entre los medios de comunicación y la ausencia de cualquier tipo de presencia institucional de los partidos de izquierda (PSC-PSOE, ERC y IC-Verds) que componen el tripartito de gobierno tanto en el Ayuntamiento de Barcelona como en el gobierno autonómico catalán. Y me ha sorprendido esta ausencia especialmente porque en marchas anteriores, como las celebradas en París o Roma, si asistieron representantes de partidos tanto conservadores como progresistas y los ayuntamientos de ambas capitales europeas se solidarizaron con el joven Gilad Shalit nombrándole hijo adoptivo.

La izquierda catalana no ha sabido estar a la altura de las circunstancias y en muy buena medida es por la visión acríticamente pro palestina que se ha adueñado del pensamiento progresista y catalanista durante las últimas décadas. Pero conviene tener en cuenta que esta tendencia no ha sido ni mucho menos la predominante. Debido a la equiparación de los catalanes con los judíos que realizaban las corrientes más totalitarias, tradicionalistas, centralistas y antidemocráticas del nacionalismo español, durante los años 30-60 del pasado siglo, muchos nacionalistas catalanes de izquierda veían el Sionismo como una referencia para el catalanismo por haber combatido a los nazis y a sus aliados antes y durante la II Guerra Mundial, por haber construido un estado moderno y democrático en un ambiente totalmente hostil, por el socialismo democrático de los kibbutzim o por la normalización lingüística del hebreo moderno en Israel y los deseos de los nacionalistas catalanes de proseguir con la normalización lingüística del catalán emprendida en los años 20-30 con la publicación de la primera gramática moderna y el primer diccionario moderno de la lengua catalana por parte de Pompeu Fabra.
En ese contexto, durante los años cincuenta y buena parte de los sesenta, muchos militantes socialdemócratas o del PSUC (la rama del Partido Comunista de España en Catalunya, siempre en la clandestinidad) sintieron una verdadera fascinación por el laborismo israelí e incluso vinieron a Israel como voluntarios a los kibbutzim. Esas simpatías de la izquierda catalana por Israel se truncó en los años 70, tras las guerras de los Seis Días (1967) y del “Yom Kippur” (1973), cuando la propaganda soviética consagró en buena parte de la izquierda europea (y por tanto también de la catalana) la visión de Israel como un estado colonialista y aliado del imperialismo estadounidense en Oriente Medio y la OLP como una organización en lucha por la autodeterminación del pueblo palestino y de la descolonización en la región. Esa visión es la políticamente correcta en buena parte de la izquierda catalana (salvo notables excepciones como por ejemplo la periodista Pilar Rahola) y ha nublado totalmente la mente de sus dirigentes, incapaces de solidarizarse con la tragedia de Gilad Shalit y su familia, pero sin embargo bien prestos a boicotear a la cantante pacifista israelí Noa el 11 de Septiembre del pasado año o a encabezar una manifestación supuestamente pacifista por las calles de Barcelona en Enero de ese mismo año, en la que se corearon lemas antisemitas, consignas favorables al Yihad y al Hamas, e incluso hubo un manifestante armado con una pistola –al más puro estilo de las manifestaciones pro Yihad en Beirut, Damasco o Teherán-. Afortunadamente, la presencia de Pilar Rahola sirvió para lavar al menos en parte la imagen dejada por una izquierda catalanista dogmática, partidista y acríticamente pro palestina, en manos de unos dirigentes que no han querido estar a la altura de sus colegas parisinos y romanos. 

Esperemos que Gilad Shalit pueda regresar pronto a casa, con sus familiares y amigos, sano y salvo.         

PD. Téngase en cuenta que este escrito es de Octubre del 2010. Actualmente, el Tripartito mencionado ya no gobierna en la Generalitat ni en el Ayuntamiento de Barcelona. Por otra parte, el Boicot a Noa y la manifestación pseudo pacifista citada tuvieron lugar el año antes de que el texto fuera redactado, es decir, en el 2009.


Los cuentos del sheik (18)


18. En el que D'Elía descubre que los candidatos son "vetados" también en Argentina.

A propósito de esto.

martes, 28 de junio de 2011

La flotilla de los caraduras

El rumbo del Gernika

Respecto a la Segunda Flotilla, la pregunta más inmediata que debemos hacernos es: ¿por qué el Gernika no se desvía de su ruta unas cuantas millas hasta llegar a la costa siria? Son los opositories sirios, asesinados casi a diario por el régimen de Assad, quienes precisan de solidaridad en estos momentos.

Ah, ya. El bloqueo. La crisis humanitaria. El holocausto. No os enteráis de nada, mentirosos. Lo dijo el subdirector de la Cruz Roja en Gaza en abril de este año: "No hay crisis humanitaria en Gaza". Sí la hay en Siria, con más de 1.300 muertos y miles de desaparecidos y prisioneros desde el inicio de las protestas.

Así que, Willy Meyer, Marina Albiol, Santiago Alba, Manuel Tapial y demás fauna, ¿por qué no cambiáis el rumbo? ¿tenéis miedo que, al escuchar vuestras consignas, la marina siria os liquide sin contemplación? Como véis, ahí no se andan con tonterías.

¿O es que el único problema que tenéis se llama Israel? (pregunta retórica, claro).

lunes, 27 de junio de 2011

La barbarie después de la rotonda

Si en la discusión (si es posible llamar discusión a hablar con dos antisemitas) en un post más abajo comenté al pasar la verdad innegable de que éste "racista" que les escribe sería apuñalado por la espalda de entrar a Ramallah por los "antiracistas" palestinos. Sin saberlo, ayer le pasó algo parecido a Nir Najshón, quien se equivocó con el GPS y entró a Issawiya con su auto.

"Giré pero no me di cuenta en qué lío me había metido. Justo después de doblar viene un chico de 12 años y comienza a gritar "¡Judío, judío!". Cada uno de sus gritos atraía a 10 personas más."


Nir está en el hospital, reponiéndose de los golpes. Casi no la cuenta. Ha dicho que pensó que moría allí. Un "muktar", uno de esos jefes árabes tradicionales que tiene relaciones con las autoridades israelíes lo salvó.

¿Podemos dejar de acusar a "la incitación" y considerar a la población palestina como suficientemente "incitada" para ser ella misma merecedora de la condena? Porque esto es Palestina: un chico gritando "judío, judío" y la turba rompiendo el auto a pedrazos. Lindo país van a tener. Se matarán entre sí al día siguiente de su independencia. El muktar se puede venir a vivir a Israel.

Yo doblo dos veces por semana en la misma rotonda. Se puede seguir un poco hasta la estación de servicio, pero no más, porque el camino te lleva a la barbarie.

Más judeofobia en España: El programa Cuarto Milenio (Cuatro) resucita y da credibilidad a los libelos de sangre.

Para todos aquellos lectores que banalizan la existencia del antisemitsmo en España, les tengo una sorpresita: anoche, en el programa Cuarto Milenio, del Canal Cuatro, se dio validez histórica a uno de los grandes tópicos de la judefobia cristiana medieval: el libelo de sangre. En uno de los reportajes, titulado "los niños de la cruz contra Dios" (ver un fragmento aquí) se presentan casos legendarios, inventados por la maquinaria inquisitorial, como el del Santo Niño de la Guardia o el de San Dominguito de Val, leyendas sin ningún tipo de credibilidad histórica inventadas para justificar los pogroms, las medidas dirigidas contra judíos y conversos (anussim) como por ejemplo los llamados "Estatutos de Limpieza de Sangre" o finalmente la expulsión de los judíos en 1492.

Iker Jiménez y el equipo de Cuarto Milenio, en su afan de sensacionalismo barato, no han dudado resucitar viejos libelos de la judeofobia medieval, poniéndose así al mismo nivel que Julius Streicher y sus colaboradores del periódico Der Stürmer. Una nueva muestra de que los tópicos antisemitas tienen en los medios españoles una difusión y una aceptación impensable en otros países de la Europa Occidental.  

Ordena tu felicidad

Ordena los siguientes eventos recientes de acuerdo a cuál te ha hecho más feliz (1 más feliz - 5 menos feliz, pero aún bastante feliz).

A. Que los prisioneros del Hamás después de declarar una huelga de hambre porque ya no pueden estudiar gratis desde la cárcel, hayan comido el desayuno como nenes buenos.

B. Que la antisemita Hebe de Bonafini (titular de Madres de Plaza de Mayo) esté seriamente involucrada en un caso millonario por defraudación al Estado.

C. Que el antisemita Luis Delía tenga una denuncia en el INADI por discriminación y uno o dos proyectos de repudio en diputados.

D. Que la ONU acusará en los próximos días a cinco miembros de Hezbollah por el asesinato de Rafik Hariri y se va a armar quilombo en El Líbano.

E. Que River se haya ido a la B.

Envía tus respuestas en un sobre a ATC, brsbres bres, Capital Federal y te podrás ganar a Flavia Palmiero.

domingo, 26 de junio de 2011

Gideón Levi, Público y las técnicas de desinformación.

Una de las técnicas más utilizadas en la prensa española para vender a la opinión pública una imagen de neutralidad acríticamente pro palestina es la de traducir al castellano artículos de opinión de intelectuales o periodistas israelíes o judíos de la diáspora terriblemente críticos con el gobierno israelí y defensores de las tesis acríticamente pro palestinas (Mientras que los artículos de autores con una visión más pro israelí sólo son traducidos y publicados muy puntual y excepcionalmente). Esta técnica permite dar una imagen de objetividad (también publicamos artículos traducidos de periodistas o intelectuales judíos o israelíes) pero reforzando en la opinión pública la deseada visión acríticamente pro palestina de los hechos. Uno de los periódicos que más utiliza esta técnica es El País, con la traducción de artículos de autores como por ejemplo el pseudo-historiador y panfletista Ilan Pappé. Sin embargo, no es el único medio que la emplea. De hecho, hoy mismo, con los Willy Toledos de turno y demás flotilleros calentando motores para embarcarse a Gaza próximamente desde Chipre, el periódico Público ha publicado la traducción al castellano de un artículo del periodista israelí Gideon Levi en el que se defiende la propaganda flotillera, obviando las finalidades políticas de la flotilla (deslegitimación internacional de Israel) y presentando al gobierno israelí como irrespetuoso con los derechos humanos y con la llegada de ayuda humanitaria a Gaza. La idea que se quiere transmitir a los lectores está muy clara: 

  1. el gobierno israelí no permite la llegada de ayuda humanitaria a Gaza y viola la legislación internacional.
  2. La finalidad de la flotilla es solidaria y humanitaria. Y por tanto hay que apoyarla.

¡¡Y lo mejor es que no puede ser ni mentira ni propaganda porque hasta Gideón Levi, periodista colaborador de Ha'aretz y comprometido con los derechos humanos, lo dice!!

¿Por cuánto tiempo?

¿Por cuánto tiempo se puede culpar a los que reparten dulces después de un atentado terrorista y no a los que se los comen?

¿Por cuánto tiempo se puede culpar a los que militan para la guerra y no a los que, ya lo sabemos, no tienen entre sus planes jamás marchar por la paz?

¿Por cuánto tiempo se puede culpar a los líderes terroristas y no a los que los votaron en sus cargos?

¿Por cuánto tiempo se puede culpar a los que siempre dicen "no" en las negociaciones y no a los que los reciben luego como héroes por ésto?

¿Por cuánto tiempo se puede culpar a los maléficos libros de texto y no a los graduados de aquellas clases?

¿Por cuánto tiempo se debe culpar a la "incitación" antes de considerar que la población ya está lo suficientemente incitada?

¿Por cuánto tiempo se puede creer que la población de Gaza es "prisionera" del Hamás y no su cómplice?

Agradezco de corazón a mis compañeros del blog porque aún son capaces de hacer lo primero. Yo ya, parece, no tengo tiempo para esto.

De masacres

La masacre de Itamar llevada a cabo por dos palestinos y aprobada luego por el 30% de la sociedad palestina será el peor tipo de crimen individual que se me puede ocurrir (digo lo de individual porque está el Holocausto), pero esto no se queda lejos:

KABUL, Afghanistan (AP) — Un hombre bomba atacó una clínica en el este de Afganistán mientras mujeres y niños hacían cola para recibir vacunas y cuidados de maternidad, matando al menos a 35 personas en uno de los ataques contra civiles más mortales de este año.

What about you?


Me ha gustado este comentario dejado en el grupo de Facebook "I Hate Israel, What About You?"
¿Incitación a la violencia? Check.
¿Racismo? Check.
¿Antisemitismo? Check.
Odio teológico? Check.
¿Supremacismo islámico? Check.
¿Misoginia? Check.

¡Suerte que ha estudiado en la universidad!

Si Romeo toma el veneno y Julieta no está presente...

...¿Romeo muere? ¿Hace ruido al caer?

Hoy he perdido definitivamente la fe en la humanidad.

Alguien ha escrito una secuela a Romeo y Julieta, en la que Romeo al morir viaja en el tiempo, se tranforma en discípulo Zen en Hawai, se encuentra con Julieta en una sala de chat, esta es amante de un tipo llamado Johnny Perfection, y recuerdan sus vidas pasadas en Egipto y la Atlántida.

Escribir novelas después de James Edwards es barbárico.

Vía Dinosaur Comics

sábado, 25 de junio de 2011

Momento Altalena

Hubo una vez en que me pareció sugestiva la idea de que lo que le faltaba a los palestinos era un "Momento Altalena". Con el hundimiento del barco Altalena la Haganá tomó el control de todas las facciones judías en un acto que la llevó a enfrentarse directamente con el Irgún y cuyo resultado pudo medirse en vidas humanas y en necesarios pertrechos perdidos para sostener el monopolio del uso de la violencia.

Así, yo como otros tantos pensaban, los palestinos debían tener ese momento en que, por el bien de la paz y de la unidad nacional, el Fatah se enfrentara con el Hamás y lo obligara a rendirse ante la evidencia de que el único camino para tener un estado palestino era un movimiento unido para la negociación con Israel.

Hoy me parece esto tan ridículo... Las dos facciones palestinas son iguales. Las dos tienen los mismos dos objetivos: destruir a Israel y lograr el poder absoluto. Ninguna de las dos facciones tiene como meta más alta construir un estado propio que viva en paz con su vecino. Los del Hamás ya intentaron su "Momento Altalena" cuando tiraron a los militantes del Fatah desde la terraza de los edificios de Gaza. Los del Fatah ya han tenido varios "Momentos Altalena" al perseguir y apresar a todo militante del Hamás que podía ser un obstáculo en su deseo de poder absoluto en Judea y Samaria. Su unidad política es absolutamente inestable, pero de tener éxito su objetivo sería aprovecharla para continuar la guerra contra Israel.

Realmente no entiendo hoy a los israelíes que piensan que un "Momento Altalena" palestino sería el comienzo del final del conflicto armado.

Lo que realmente podría ser un comienzo del final del conflicto armado sería un "Momento Führerbunker". Y bueno, déjenme soñar.

viernes, 24 de junio de 2011

Levando Anclas


Antes de zambullirnos totalmente en el inevitable torbellino propagandístico de la Flotilla a un servidor le gustaría hacer unas reflexiones sobre la participación hispana basadas en datos reales. Luego no importará nada, pero al menos quedará escrito, oiga.

La campaña Rumbo a Gaza se lanzó a bombo y platillo en España hace más de un año anunciando la intención de obtener un millón de euros para comprar dos barcos en los que subir, por lo menos, a 200 activistas españoles.

1-) Más de un año, y varios aplazamientos en la salida, después no han logrado recaudar ese millón de euros. De hecho una de las responsables aseguraba, en actos destinados a recaudar fondos hace apenas dos meses, que habían alcanzado los 100.000 euros. Apenas una décima parte… en el caso de ser verdad, claro. Y además habría que ver qué parte viene de donaciones de ayuntamientos (dinero público directo) y de ONGs (dinero público indirecto) y cuál es particular. La mayoría de los actos de recaudación se han realizado en ayuntamientos afines, conferencias, charlas, etc… Hubo varios conciertos musicales. Al primero, los asistentes rozaron el millar de personas. A los últimos no llegaban ni al medio centenar.

2-) De los dos barcos se pasó al objetivo de uno y luego a ninguno. El principal promotor del asunto repetía una y otra vez la importancia de llevar un barco con bandera española. No por afán patrio, sino para implicar al Gobierno español en un incidente diplomático en caso de intervención israelí. Puesto a reivindicar la bandera, el personaje podría empezar por tratar de convencer a su compañera --y co-promotora de la iniciativa-- de que no pasa nada por utilizar la palabra España de vez en cuando en vez de repetir una y otra vez “Estado Español”, una expresión inventada por Franco para no decir ni “República” ni “Reino”.

No había barco español hasta que ahora ha aparecido el misterioso ‘Gernika’. Sin registro ni matrícula con ese nombre. Se puede comprobar en la web. Habría que recordar a los flotilleros que no basta con utilizar pintura para rebautizar un barco. Y que pueden izar la bandera que quieran pero que eso es como ponerle pegatinas a la matrícula del coche. No hay barco español.

3-) Los 200 activistas se han quedado finalmente en 20 (otra vez la décima parte). De todos los nombres famosos que nos decían una y otra vez que “han expresado su interés” en embarcar, al parecer nadie ha pasado de ahí. El más famoso español a bordo será (y hay que esperar para verlo) un actor quien asegura en público que Orlando Zapata --un albañil preso político en Cuba y muerto en una huelga de hambre-- era un delincuente y terrorista. Toma libertad. La libertad del carcelero, claro.

4-) Los organizadores de la flotilla versión hispana se pusieron hace unas semanas en contacto con varios medios españoles ofreciendo puestos a bordo para sus enviados. Previo pago por la plaza, claro. En caso de que el medio no comprara pasaje los organizadores ofrecían los servicios de sus activistas como ¿periodistas? La respuesta ha sido variada. Vamos a oír y leer cualquier cosa.

Y ahora toca levar anclas. O mejor dicho, alzar el telón de este sainete antisemita. Pues nada muchachos. Buena travesía y que no os pase nada. Y si os metéis en un lío, los contribuyentes españoles pagaremos vuestra defensa legal, que para eso está el dinero público, que no es de todos, sino vuestro. Campeones.


Educación estatal monolinguística

Yo soy argentino. Soy también israelí. Lo soy de jure, porque tengo las dos nacionalidades. Y lo soy espiritualmente. Tengo un lazo con los dos países que no puedo ni podría cortar jamás. Me siento argentino y me siento israelí. Por supuesto que decidí vivir mi vida en Israel y el lazo que me une con Argentina se cortará posiblemente del todo en el caso de mis hijas. Ya he visto como esto pasa. Tengo familiares argentinos que tienen hijos adultos nacidos en Israel. Sí, han ido a visitar Argentina, pero son turistas allí. Como si yo fuera a Varsovia a ver donde vivía mi bisabuela.

La educación estatal y mi familia me hizo argentino. Mis padres me hablaron siempre en castellano. Sus padres también. Pero sus abuelos les hablaban a éllos en yiddish. En algún momento, mis antepasados se rindieron ante el hecho de que sus hijos hablarían castellano como lengua madre. En 1884 los líderes argentinos se asustaron por la Babel que habían creado con la inmigración y decidieron crear una educación patriota y argentina para todos los hijos de los inmigrantes. Los inmigrantes mismos les daban igual, pero sus hijos -y esto fue explícitamente recalcado- sus hijos debían sentirse antes que nada argentinos.

El idioma es un componente fundamental de la identidad. Forma a la persona tanto o más que la religión o la clase social o los sin número de factores que afectan a un niño.

Argentina siempre tuvo en claro que crear una nación comenzaba por una educación homogénea para todos. Por eso el castellano y por eso los guardapolvos blancos. Laica, gratuita, universal.

Israel en cambio, tiene un sistema educativo dividido en varios sectores. Pero la división principal es entre el sector de educación estatal y gratuita en hebreo y el sector de educación estatal y gratuita en árabe. Israel tiene una política que eternaliza la separación entre dos pueblos y dificulta la asimilación.

La pregunta es si Israel no debería ser como Argentina y eliminar el financiamiento estatal a la educación en árabe. Para que yo en Argentina estudie hebreo, mis padres tuvieron que pagar una escuela privada complementaria de sus propios bolsillos. ¿Por qué eso no debe ser lo que suceda en Israel con su minoría árabe?

Al cabo de unas generaciones se crearía una identidad hebraica (si no totalmente judaica) entre los árabes israelíes. Habría casamientos mixtos (olvidemos por un momento la cuestión aparte del rabinato, estos casamientos podrían hacerse en Chipre como hoy en día), hebreos judíos, hebreos cristianos y hebreos musulmanes. Los árabes que realmente quisieran mantener su identidad árabica podrían pagar una educación privada en su idioma, o tomar la ciudadanía de su estado nación palestino (a crearse en el futuro).

¿Qué les parece esta posibilidad? Me gustaría una discusión razonable y seria si es posible.

Lo que dejo en claro desde el principio, es que no me parece que Israel estaría violando ningún derecho humano por esto. A menos que pensemos que Argentina lo está violando hoy mismo (Argentina no proporcionó nunca educación en lengua indígena, o irlandesa o italiana, a pesar de que para 1884 había importantes minorías étnicas en el país).

Otra aclaración: un principio de esta política linguística sí puede ser observado en existencia en Israel: Israel nunca aceptó la creación de universidades árabes en el país. Si uno desea recibir un título universitario, debe estudiar en hebreo y debe escribir su tesis en hebreo o inglés (las excepciones son muy acotadas). Es decir, que Israel no financia todos los niveles educativos en hebreo y en árabe, sino sólo el nivel inicial, el primario y el secundario.

Update: algo que se me ha ocurrido sólo ahora y que desearía agregar: la Autoridad Palestina (luego, quizás, Palestina) podría encargarse de la financiación de la educación en árabe para los ciudadanos árabe-israelíes si el mantenimiento de la identidad árabe de los árabes-israelíes le fuera muy importante.

Cuando nosotros somos idiotas y los otros son unos vivos bárbaros

Tenés que reirte! Qué jutzpá!

Hamas: "retirar los privilegios a los prisioneros [en las cárceles israelíes] va contra la ley internacional".

Privilegios como que un terrorista con sangre en las manos estudie desde la cárcel para un título académico en una universidad israelí... Somos muy idiotas los judíos.*

*Todos los judíos. En su conjunto. No sólo el gobierno israelí ni los israelíes. Los judíos somos idiotas. Estoy generalizando burdamente. Estoy adscribiendo a un horrible prejuicio contra los judíos. Me doy asco por ser tan racista. Presten atención. Aj.

jueves, 23 de junio de 2011

Eugenio García Gascón o escribir desde la ideología.

A Eugenio García Gascón, el corresponsal del panfleto Público, le ha molestado que B. Netanyahu felicitase telefónicamente a R. T. Erdogan por su victoria en las elecciones turcas de hace dos semanas y le invitase a recomponer las relaciones bilaterales con Israel, maltrechas desde el affaire de la Flotilla de la Libertad de finales de Mayo del pasado año. Para García Gascón, Erdogan puede caer en la trampa que le tiende el gobierno israelí y alerta en su blog al líder turco para que no deje tirados a sus socios de Damasco y Teherán.

El punto de vista de García Gascón está claro y es que Erdogan estreche sus relaciones con Damasco y Teherán sin darse cuenta de que esa política no sólo significaría la ruptura de las relaciones con Israel sino que alejaría más al gobierno turco de la UE y de su tradicional alianza con Estados Unidos. Y ese alejamiento tendría también sus daños colaterales para el gobierno de Ankara: el gobierno turco perdería ese papel de mediador entre Occidente y Oriente que ha llevado a cabo en los últimos años (de hecho, Erdogan es uno de los principales socios de la "Alianza de Civilizaciones" de Zapatero) y posiblemente sufriría mayores tirones de orejas en la esfera internacional en temas como la ocupación militar y el protectorado que ejerce sobre la República Turca del Norte de Chipre (desde Julio de 1974), sus intermitentes crisis con la vecina Grecia o el trato a las minorías, como la Kurda (además de sus intervenciones militares en el Kurdistán iraquí para eliminar las bases del PKK o "Partido de los Trabajadores del Kurdistán").

Al hablar de "trampa" israelí al referirse a una posible mejora en las relaciones bilaterales entre ambos países o al abogar por una alianza sirio-turco-iraní sin ni siquiera pararse a pensar en los pros y los contras que ésta tendría para el gobierno de Ankara, Eugenio García Gascón demuestra que lo suyo no es precisamente el análisis político sino el escribir desde la ideología, desde la ideología políticamente correcta de la extrema izquierda europea y desde un rabioso antisionismo. 

"El campo de la paz triunfará"

Estoy leyendo el interesante libro de Efraím e Inari Karsh "Empires of the Sand. The struggle for mastery in the Middle East 1789-1923" (edición de tapa dura) y me ha llamado la atención como ciertos sucesos durante la Primera Guerra Mundial se pueden ver reflejados también en nuestros días. Puede haber sido también la intención de los Karsh que uno haga este paralelo.

El 27 de septiembre de 1914 el Imperio Otomano cerró los estrechos de los Dardanelos a la navegación (una violación de su estatus de potencia neutral y de acuerdos previos). Esto fue sólo un hecho de una cadena de hechos anteriores que señalaban a las potencias de la Entente (Rusia, Francia, Inglaterra) que los turcos estaban aliados secretamente con Alemania para entrar en la guerra. Y de hecho, lo estaban: el 2 de agosto de 1914 el Imperio Otomano y Alemania habían firmado un pacto secreto de alianza ofensiva-defensiva. Sin embargo, en público profesaban su total neutralidad frente a los dos campos enfrentados. Pero antes del cierre de los estrechos los turcos ya habían incorporado oficiales alemanes a su comando militar, puesto su marina bajo el mando alemán además de haber incorporado dos buques alemanes a su flota. Estos buques se habían escapado de la flota inglesa y buscado refugio en Estambul, pero en lugar de devolverlos al mar al cabo de un día en puerto o confiscarlos hasta el fin de las hostilidades (las dos opciones abiertas a una potencia neutral), Turquía las adquirió como propias, pero conservando su tripulación alemana, es decir un subterfugio que beneficiaba a Turquía doblemente: la flota de su aliado alemán no sería destruida y encima ahora sería parte de la flota turca.

A todo esto los aliados de la Entente todavía querían darle el beneficio de la duda a los turcos:

Esta postura estaba todavía basada en la percepción equivocada general, compartida por los tres embajadores [ruso, francés e inglés] y sus respectivos gobiernos desde el comienzo de la Gran Guerra, de que el Imperio Otomano era un desventurado prisionero de las tramas alemanas, y que por lo tanto tenía que ofrecérsele una mano para ayudarlo a salir de su enredo no deseado. Incluso en esta etapa avanzada de la crisis, a pesar de la evidencia abundante, los poderes de la Entente no se animaban a asumir las aspiraciones imperialistas del grupo que lideraba en Estambul. Estaban cada vez más concientes de que "los turcos son posiblemente menos ciegos respecto a sus propios intereses de lo que generalmente se supone" y que estaban posiblemente explotando la situación para extraer el máximo de beneficios de Alemania, pero malinterpretaron estos datos como reforzando la renuencia otomana a "llegar hasta el fin con Alemania". La Entente también ocasionalmente vislumbró la mentalidad otomana: luego de una reunión con [el Ministro de Guerra, miembro del Triunvirato gobernante turco y principal promotor de la entrada en la guerra del Imperio Otomano] Enver el 5 de octubre, for ejemplo, el agregado militar británico concluyó que "su Excelencia tiene planes ambiciosos en el mundo árabe y en Egipto"; sin embargo la Entente continuó subestimando la influencia real de Enver y creyendo que eran los alemanes los que controlaban la mayor parte de los movimientos militares de Turquía, como el cierre de los estrechos y la incitación anti-británica entre los árabes y musulmanes. Así que veían la situación de color más rosado de lo que era realmente, permitiéndole a Enver y sus asociados continuar en su juego de engaño, y sosteniendo la esperanza, pinchada por miedos recurrentes, de que si se le daba el suficiente apoyo y si los aliados no cometían errores, el "campo de la paz" eventualmente sería el vencedor. (p. 133-134)


Cualquier similaridad con la izquierda israelí y la política estadounidense y europea actual con respecto a Mahmoud "el moderado" Abbas y el Fatah no parece ser casualidad.

miércoles, 22 de junio de 2011

¿Es el Tribunal Supremo [español] tolerante con el nazismo?

Esto se pregunta Carlos Jiménez Villarejo, quien fuera Fiscal Anticorrupción, en un duro artículo publicado hoy en El País, a propósito de una sentencia del Alto Tribunal que revocó otra anterior de la Audiencia Provincial de Barcelona que condenaba a cuatro acusados a varios años de prisión y multas por los delitos de difusión de ideas genocidas, por provocar a la discriminación, al odio o a la violencia y por asociación ilícita. El Tribunal Supremo absolvió a los acusados, amparándose, en síntesis, en que dichas ideas, si bien ofensivas, no incitan al odio o a la discriminación.

He aquí algunas de estas ideas:

"Una nación que no elimina a los judíos acaba tarde o temprano siendo devorada por ellos."

"El negro puro se encuentra cultural y socialmente en el escalón más bajo."

"Todo individuo notoriamente enfermo y efectivamente tarado (...) debe ser declarado inapto para la procreación y sometido a tratamiento esterilizante."

"Mezcla de animal y hombre, según dice la Biblia. Con la edad, los judíos van tomando rasgos de animales."

Concluía la sentencia del Supremo que "aunque en esas obras se contengan conceptos, ideas o doctrinas discriminadoras u ofensivas para grupos de personas no puede apreciarse que solo con esos actos de difusión se venga a crear un clima de hostilidad que suponga un peligro de concreción en actos específicos de violencia."

Esta es la doctrina de los excelentísimos magistrados: al quinto muerto pondremos el semáforo.

Lo cierto es que, sin entrar en disquisiciones jurídicas, no hay que ser un lince en Derecho para apreciar la indecencia de estos togados y la infamia que han cometido. ¿Hay que esperar a esto para que estos ilustres enmienden su error?

La caca y las ventanas

En uno de los threads allí abajo un comentarista amigo se ha tomado en serio mi situación personal y cómo ésta ha influido en mis posiciones políticas, y por eso le agradezco. No hay nada que me guste tanto como hablar de mí. Además, ya saben, eso aleja a los tiburones.

Hace media hora sonó la segunda sirena anti-aérea de práctica. Sabíamos que sonaría a las siete, pero por supuesto, nos olvidamos de prepararnos. Y así, nos tomó por sorpresa, como nos tomarán por sorpresa otras sirenas futuras que anunciarán males verdaderos.

Mi mujer terminaba de quitar el pañal lleno de caca de mi hija menor y se preparaba a limpiarla cuando la sirena comenzó a sonar. Si hubiera sido una alarma real, hubiéramos corrido los cinco (mi mujer, mis dos hijas, la caca y yo) hacia el refugio del edificio, en planta baja y hubiéramos llegado bien cagados. Siendo que era un simulacro, mi mujer se quedó con la nena y la caca, yo tomé a mi hija mayor (3 años y medio) aúpa, bajé cuatro tramos de escaleras pensando si un misil real no llegaría más rápido que lo que me tomaba a mí alejarme por fin de las interminables ventanas abiertas del foso de las escaleras y busqué las llaves del refugio, frente a la puerta de vidrio del edificio. Y lo peor que uno puede hacer es estar parado frente a un vidrio si un misil llega.

Una vez dentro del refugio le mostré a mi hija un poco todo y élla que está en la edad del por qué, me comenzó a preguntar qué era todo esto. La conversación fue así:
- ¿Viste que para cruzar la calle siempre tenés que ir de la mano de papá?
- ¿Por qué?
- Porque así se cruza la calle en forma segura. Que no te pasa nada. Si cruzás sola -que es algo que nunca tenés que hacer- te puede pisar un auto.
- ¿Sí?
- Sí. Y entonces cruzás de la mano de papá. Bueno, este lugar es como estar de la mano de papá. Es un lugar seguro. Se llama refugio.
- ¿Por qué?
- Porque es un lugar seguro. Yo entiendo que ahora no entendés nada, porque es complicado de explicar. Pero cuando seas más grande lo vas a entender.
- ¿Y voy a leer tus libros?
- Sí, vas a leer todos mis libros. Y de paso, no te enseñé todavía a escribir tu nombre, ¿no?

Y así volvimos a casa.

Por la caca que chorrearía, por las ventanas interminables, por la necesidad de explicarle cosas que no quiero explicar a mi hija, es que si llegan a despertarnos las alarmas anti-aéreas de verdad, es que lo menos que voy a desear - y ya lo he dicho antes- es que castren a todos los palestinos. Y es seguro lo que desean en Sderot. Sí, Sderot, ¿lo recuerdan? Sigue tragando cohetes de verdad varias veces por mes. Debemos ser varios los que estamos en favor de la castración. Y me imagino que muchos, como yo, votamos siempre al centro o a la izquierda.

Antisemitismo e israelofobia en los comentarios de los lectores de... Marca (periódico deportivo madrileño)

Gerard Piqué, futbolista del Barça, y su novia, la cantante Shakira, están estos días en Israel para participar en la sesión inagural de un ciclo de conferencias denominado "Enfrentando el Mañana 2011", dedicado entre otros temas a la protección y educación de la infancia. Como fundadora de la ONG de apoyo a los niños desfavorecidos "`Pies descalzos", Shakira fue invitada por el presidente del estado de Israel, Shimón Peres, y asistió como embajadora de UNICEF. La popular estrella del pop fue acompañada por su novio, el defensa azulgrana Gerard Piqué, y en su tiempo libre pasearon por Jerusalén y visitaron el Kotel. Allí fue tomada esta foto que ha sido ámpliamente difundida en la prensa española, especialmente entre los medios deportivos como por ejemplo el periódico "Marca". Pues bien, ante una noticia más bien de carácter social y en un periódico deportivo, entre los comentarios de los lectores abundan los de contenido israelofóbico y judeofóbico. No tengo humor (ni quiero perder mi tiempo) para leerme los ochociento y pico comentarios pero he seleccionado unos cuantos entre los dos ciento veinticinco primeros. Allá van:

Un tal Lambayeque dice: Mientras tanto, Guardiola va a un concierto de una activista isrelí. Me pregunto si Piqué y Guardiola terminaron su gira dando un paseo en carro blindado sobre las casas de los palestinos en Ghaza.
Para Pacofermu, el Judaísmo es una religión anacrónica, intolerante y radical: Es patética la imagen. Una persona que no es creyente ni practicante de una religión no debería "jugar" a esto. Además una religión tan radical, anacrónica e intolerante no debería tener esta publicidad.
Didi_triple7 (un enteraillo que se cree el Gaón de Vilna) añade: a ver contrario a los q todos piensan, sino eres judio es un irrespeto colocarse un Kipà ya q esto significa q estas bajo la autoridad de Dios, bajo el pacto de Abraham, los Judios no aceptan a los cristianos como herederos de este pacto ya q para ellos Jesucristo no es el mesias, asi q como siempre este tio faltandole el respeto a los demas esta vez me imagino q por ignorancia.
Sieg Vikingos, echa de menos a su "führer":Viendo esta foto se hecha de menos gente como Hitler.
Freeman81 se dirigía a otro lector y exigía el retorno de Israel a las fronteras del 67 o mejor a las de la partición de la ONU: Si quieres te explico algo del conflicto, para que lo entiendas...comprate un cerebro nuevo FRONTERAS DEL 67 YAAA, aunque mejor las del 48.
Según un lector que firma como Kimbi: como buen catalan [Piqué] es judio. (1).
Real Madrid 1978 aboga por un nuevo holocausto al escribir: todoooss los judioos a la caamraa d gaas! (88) ajjaja pique tu entre ellos!.
Y por sorprendente que pueda parecer todos estos comentarios están entre los "Mejor valorados" de la noticia. ¿Alguién tiene alguna duda de qué país es el más judeofóbico e israelofóbico de Europa Occidental?


(1) - El nacionalismo español, especialmente sus corrientes más reaccionarias, equipararon a los catalanes con los judíos durante las décadas finales del siglo XIX y buena parte de la centuria siguiente porque veían en ambos pueblos los valores de la modernidad (cosmopolitanismo, industrialización, mercantilismo, urbanismo, secularización...) que ellos rechazaban. Así por ejemplo Pío Baroja en 1907 escribió: los catalanes son los judíos de España o los fascistas de Falange consideraban a partidos nacionalistas catalanes, como "La Lliga Regionalista de Catalunya" o "ERC" como partidos "judíos" o "judaizados". Sobre este tema, recomiendo leer los artículos escritos por el periodista y escritor Vincenç Villatoro.

Tal Eviv y Jaroselam (10)


A propósito de esto.
Si serán caraduras los libaneses (¿o debería decir, "tan caradura el país libanés"? ¡No sé, estoy tan confundido!). Nos atacan repetidamente, les devolvemos todo el territorio que les ganamos en guerras defensivas, se niegan a firmar la paz hace más de 63 años y ahora se enojan porque no les regalamos kilómetros cúbicos de gas en premio a ser tan amistosos con Israel. A veces uno tiene ganas de rascarse la cabeza el día entero...

Cogito interruptus

Hoy, 22 de junio de 2011, sin mediar ninguna provocación, un cohete palestino y una munición de mortero fueron lanzados contra un pueblo israelí. Otros dos actos terroristas y otros dos crímenes de guerra que no serán condenados como se debe por los bienpensantes del mundo.

Israel respondió con un cohete apuntado a un tunel de contrabando, es decir, a un blanco determinado y legítimo. Esto llevará a los bienpensantes a pedir "parar con la escalada", como si no fuera claro que los palestinos son los agresores y que deben ser los que deben ser castigados.

....
Ok, lo que sigue es absolutamente cierto, no sólo como trama para crear tensión. Tuve que parar de escribir porque sonó la alarma antiaérea y tuve que bajar al refugio del edificio. Hoy hay dos simulacros nacionales: el que acaba de pasar, a las 11:00 de la mañana y a las 19:00, cuando estemos en casa y debamos bajar al refugio con toda la familia.

Y todo esto porque los árabes, palestinos y el resto, no quieren dejarnos vivir en paz en nuestro propio estado. Muy lindo, gente, espero que los bienpensantes marchen todo lo que quieran cuando nos cansemos de toda esta historia y dejemos de ser tan buenitos.

martes, 21 de junio de 2011

"Los acuerdos de Oslo otra tragedía para el pueblo árabe palestino similar a la Nakba o a la Guerra de los Seis Días".

Esa idea ha sido resaltada en los medios oficiales de la ANP durante las dos últimas semanas. Más datos en este informe de Palestinian Media Watch. Nada nuevo porque la ANP lleva años difundiendo en sus medios en árabe a su sociedad que las negociaciones de paz son sólo una pausa para coger fuerzas en el camino de la "resistencia armada" o son sólo una estrategia para deslegitimar a Israel en las esfera internacional. Sin embargo, para las Lauras Caro de turno, es Israel quien quiere abandonar Oslo y reniega de las negociaciones. De hecho, no hay peor ciego que aquel que no quiere ver.

LOS 'LOBBIES' PROISRAELÍES EN LA ERA OBAMA

Publicado en Foreign Policy

El lobby o el grupo de presión es un instrumento esencial, amén de tradicional, en el engranaje de la política y del poder en Estados Unidos. Sin embargo, y aunque es un mito muy extendido entre la opinión pública internacional, el lobby proisraelí no tiene tanto poder e influencia en la toma de decisiones políticas en la Administración y en las Cámaras Legislativas de EE UU. Así al menos lo afirma Dan Flesher, escritor y crítico de la línea de actuación del AIPAC,y autor del libro Transformando el lobby israelí-americano (Potomac Books, Washington, 2009).

La capacidad del lobby proisraelí –que no es un organismo unitario y centralizado, sino que opera en varias organizaciones con distintos objetivos e ideología– se basa en la presión social y en el ruido que provoca en el mainstream estadounidense. Y he aquí su gran éxito: haber conseguido que el apoyo a Israel en EE UU sea algo políticamente correcto a diferencia de lo que ocurre en Europa.

El Comité Judío-Americano (AJC, en sus siglas en inglés) tiene un alcance y una estrategia distinta a la que posee el AIPAC. Como reza su eslogan Global Jewish Advocacy, extiende su influencia y presión política no solo a EE UU, sino a América Latina, y en un siguiente escalón a todo el mundo, pasando por Europa –con su importante trabajo en la extinta Unión Soviética- y en Oriente Medio. Y no sólo tiene más alcance geográfico, sino que también se ocupa de un abanico de temas bastante prolífico –a diferencia del AIPAC que únicamente se centra en todo lo concerniente a Israel y en sus relaciones con EE UU– como los derechos humanos, la integración de los inmigrantes en EE UU, la caridad hacia los más necesitados…siendo siempre, los pilares de su trabajo, el apoyo y la defensa del Estado de Israel y la lucha contra el antisemitismo.

Aun así, la fuerza del AJC se dejó sentir durante la Convención Anual celebrada el pasado abril. En ella se pudo palpar la competencia con el AIPAC. De hecho, David Harris, el director ejecutivo del AJC, en una reunión privada con la sección Latinoamericana afirmó, hablando sobre el trabajo de las lobbies judíos y proisraelíes en EE UU, que “solo el AJC puede traer a líderes políticos de todo el mundo, y sólo el AJC puede conseguir que el presidente de Panamá ordene a su embajador en la ONU de forma tan tajante que apoye a Israel”.

Durante las sesiones de trabajo y las conferencias de la Convención Anual, es de reseñar la asistencia, por ejemplo, del movimiento pacifista israelí Paz Ahora, esbozando el perfil más moderado que luce el AJC ante el conflicto en Oriente Medio.

De este perfil se ha hecho eco un nuevo lobby, llamado J Street, que se autocalifica, en palabras de su presidente, Jeremi Ben Ami, y en su declaración de principios, como proisraelí y a favor de la paz. J Street ha surgido, principalmente, para hacer contrapeso a la influencia del AIPAC y recogiendo el testigo de una cantidad nada desdeñable de judíos progresistas –el 80 % de los judíos estadounidenses vota al Partido Demócrata– que aborrecen del acercamiento a posturas más conservadoras del lobby proisraelí.

Aún así, estos lobbies más críticos con Israel no sólo tendrán que trabajar contra el AIPAC, sino también con las demás organizaciones proisraelíes que siguen sus mismos postulados, como The Israel Project o la Conferencia de Presidentes y contra think tanks en la misma línea como Middle East Forum, Center for Security Policy o Hudson Institute, por citar algunos ejemplos significativos.

Ciertamente, la Administración Obama no ha querido desaprovechar esta oportunidad de medrar la influencia del AIPAC, que se sitúa frontalmente en contra de la nueva política de la Casa Blanca en Oriente Medio, y acoger e impulsar grupos de presión como J Street. De hecho, al primer congreso de J Street fue como gran invitado y en representación del Gobierno estadounidense el general Jim Jones, que también es asesor de Seguridad Nacional, y que está de acuerdo con que desde el Despacho Oval se le den tirones de orejas a Israel por su política de asentamientos en Cisjordania. Sin obviar que la mano tendida que acaba de ofrecer el presidente estadounidense a los cambios producidos en la primavera árabe tendrá más acogida en el mundo árabe si Barack Obama se muestra decidido a solucionar la situación del pueblo palestino.

Sin embargo, la posición de la Casa Blanca no se ha inclinado totalmente hacia ejercer más presión sobre Israel que sobre los palestinos. Justo después de haber mencionado en el discurso sobre Oriente Medio a toda la nación –en un horario acomodado para que los países de la zona fueran la audiencia principal– y haber afirmado que el status quo del conflicto no va a traer ninguna solución y que el acuerdo de paz futuro debe basarse en las fronteras de 1967, asistió a la Policy Conference del AIPAC y matizó, ante aplausos, que dicho límite debe servir como referencia para acuerdos mutuos entre las dos partes. Y, además, tras una tensa reunión con Benjamin Netanyahu –después de la cual y en sendos discursos ante el AIPAC y ante los congresistas estadounidenses el premier israelí advirtió que las fronteras de 1967 son indefendibles– afirmó que el compromiso de EE UU con Israel es de acero.

Todo esto ha dejado latente que, al fin y al cabo, Estados Unidos e Israel tienen diferencias, pero son aliados unidos por un nexo por ahora inquebrantable. No sólo debido a cuestiones estratégicas e ideológicas, sino también a un compromiso en valores y principios comunes que profesional y limpiamente se han encargado los grupos de presión proisraelíes en recalcar. Sean lobbies muy firmes en su defensa del Estado de Israel como AIPAC o The Israel Project o de posturas críticas como J Street.

Sin ser el lobby más poderoso de EE UU, el proisraelí y todos los grupos que lo conforman poseen una influencia en la sociedad estadounidense más voluminosa que otros con más poder real como el armamentístico o el petrolífero. De cara al futuro, este eco en la sociedad seguirá intacto –al menos ninguna de las organizaciones que conforman el lobby tiene idea de menguarlo. Sin embargo, el Gobierno de Barack Obama y las nuevas corrientes judías más pacifistas respecto al conflicto entre israelíes y palestinos, capitaneadas por ahora por un J Street en plena ebullición, van a intentar instaurar en la opinión pública y en los escaños del Congreso y Senado estadounidenses otra estrategia distinta de cara a Israel y a Oriente Medio.

Tal Eviv y Jaroselam (9)


A propósito de esto. Humor bien negro. Mi opinión es que nada de lo que venga en Siria puede ser peor que Assad para Israel. La jirafa ya arma a Hezbollah y a los distintos grupos terroristas palestinos residentes en Siria. Les deseo suerte a los rebeldes.

lunes, 20 de junio de 2011

La constante

He descubierto una interesante ecuación.

Cuando en mis viejos tiempos posteaba en defensa de Israel, no paraban de llover acusaciones en el blog de que Israel era un país racista.

Ahora que he pasado al ataque, mostrando la mierda que producen los países árabes, no paran de llover acusaciones de que yo soy un racista.

La constante en la ecuación es la necesidad que tienen los pobres infelices de sentirse mejores que los judíos llamándolos racistas.

Estoy dispuesto a sacrificarme por el bien de Israel. Y lo haré con una sonrisa.

I take no prisoners.

Update: agregué la palabra "países" árabes porque parece que no se entendió por el contexto que me refería a esto. Dado que hablaba de los libelos contra "Israel" y no contra los "israelíes", pensé que se entendería que me refería a las atrocidades que suceden en los países árabes y no a la mierda de los "árabes" en conjunto, pero parece que no. Asimismo, no quise poner la palabra "países" en un principio porque me dedico también a las atrocidades cometidas en la Autoridad Palestina, que no es un país.

Hulda

El bosque de Hulda, cerca de Rehovot, fue el primer bosque plantado en Israel. En 1905 una compañía judía compró a árabes las tierras pensando lotearlas y repartir los lotes entre campesinos judíos. Pero los árabes habían destruido las tierras con demasiado pastoreo y nada crecía allí por falta de minerales. En 1908 el recién establecido Fondo Nacional Judío decidió plantar allí un bosque de olivos, pero estos no servían para esa tierra tampoco. En 1912 el FNJ (KKL) decidió plantar pinos y estos prendieron. En 1929 los árabes atacaron Hulda (¡que raro!), que en ese entonces también tenía una granja experimental para pioneros y el lugar tuvo que ser abandonado hasta 1931. Un gran viñedo se encuentra al lado del bosque y cerca también está el yacimiento arqueológico de Tel Gezer. Un camino bordeado de palmeras lleva del viñedo al bosque.

Monumento "Trabajo y Defensa" sobre la tumba de Efraím Chisik, quien murió cubriendo a los pioneros que se refugiaron en la casa Herzl, en el medio del bosque. Su hermana Sara y Benjamin Munter, que aparecen en el monumento, murieron defendiendo Tel Hai. Más información aquí.


El bosque hoy tiene una gran cantidad de algarrobos y sus frutos se pueden juntar del suelo en agosto.





¡Honor y recuerdo a los defensores de Israel!

Jewish state under attack (Yonatan Silverman, Ynetnews)

Anoche leí este interesante artículo de Yonatan Silverman en Ynetnews. Su autor hace un repaso a las tentativas del liderazgo palestino por evitar el nacimiento y la posterior aceptación del derecho de Israel a existir como estado nación del pueblo judío en parte del territorio de la Palestina del mandato británico. Además de las guerras convencionales de los ejércitos árabes contra el novel estado o la campaña de terrorismo indiscriminado contra población civil israelí llevada a cabo por organizaciones terroristas palestinas -tanto islamistas como nacionalistas- desde los años sesenta en adelante, una de las estrategías más empleadas a nivel político ha sido la de demandar que Israel se convierta en un estado "para todos sus ciudadanos" descontextualizando para tal fin el concepto de estado judío y presentando a Israel como un estado que discrimina a sus minorías no judías. En esta campaña de deslegitimación internacional de Israel y de demanda de un "estado para todos sus ciudadanos" los líderes palestinos no sólo han contado con el apoyo del mundo árabe sino también de los árabes israelíes, es decir, los palestinos que se quedaron en Israel durante la guerra del 48 y posteriormente recibieron la ciudadanía israelí. Aunque intenta justificarse con fines humanitarios y de defensa de los derechos de las minorías, la idea de "un estado para todos sus ciudadanos" esconde el propósito de que Israel se convierta de facto en un estado binacional con una mayoría de población árabe y con una minoría judía sometida a los deseos de esa mayoría. En palabras de Silverman citando al profesor Dan Schueftan:
Schueftan claims that the use of universal messages such as "a state of all its citizens" hides a wholly different notion: An attempt to establish a bi-national state on the ruins of the Jewish state that will gradually change its demographic balance by rejecting the Law of Return and adopting the right of return. In the following phase, he says, the new demographic balance will dictate an Arab state. Despite the growing integration into Israel's society and economy, Israel's Arabs are committed to undermining the Jewish state's current format, he says.
...The consequences of this are that Israel will cease to exist as a Jewish state, and the people of Israel will be subjugated to the wishes of an Arab regime operating an Islamic government. 

También me han parecido muy interesantes las reflexiones de Silverman sobre la tentativa de declaración de independencia unilateral de un estado palestino por parte de la ANP en la ONU el próximo mes de Septiembre (también en este caso con un apoyo importante entre los árabes israelíes, especialmente sus representantes políticos). En su opinión, aunque esa tentativa parece favorecer la solución de dos estado para dos pueblos, su objetivo es totalmente opuesto, es de facto una declaración de guerra puesto que el liderazgo palestino ni se plantea una paz basada en una coexistencia con Israel:

In theory, unilateral declaration of a Palestinian state in the UN is aimed to achieve a two-state solution that will adequately serve the political and demographic needs of the Jewish and Palestinian populations in the area of Mandatory Palestine.

But there is a tremendous gaping hole between theory and practice in this case because the Palestinians have no intention of living in peace and coexistence with the people of Israel. Their national ethos lacks even one drop of good will for peace or coexistence with Israel. Their turning to the UN unilaterally to obtain a statehood declaration is the most hostile move they can possibly undertake. Its aim is, in the final analysis, not two states for two peoples but the submergence of the Jewish state under Palestinian Islamic rule.

Tal Eviv y Jaroselam (8)

domingo, 19 de junio de 2011

Tal Eviv y Jaroselam (7)


A propósito de esto.
Todos seremos responsables, pero sólo un país será acusado. Y no será Siria.

sábado, 18 de junio de 2011

Laura caro o el arte de girar la tortilla para culpar al gobierno israelí del fracaso del proceso de paz

El periodista y escritor Daniel Laks Adler, en un brillante artículo titulado “La judeofobia de los medios de comunicación europeos” (publicado en el libro En defensa de Israel), nos habla de las diversas técnicas utilizadas por los periodistas y corresponsales occidentales en Oriente Medio durante los primeros años de la llamada “II Intifada Palestina” (2000-2006) para tergiversar los principales hechos del conflicto, presentarlos con un claro enfoque anti israelí ante la opinión pública de sus países y crear mitos como el de la muerte de Muhammed Al Durrah (2000), el de los niños palestinos contra tanques israelíes o el de la masacre israelí de civiles palestinos en el campo de refugiados de Yenín (2002). Entre las técnicas de desinformación mencionadas por Laks Adler encontramos la del uso de titulares engañosos:
Los periodistas saben que un porcentaje importante de los lectores de prensa consume titulares y no se detiene en el contenido de las noticias. Así, por ejemplo, cuando, en Enero del 2002, un palestino recorrió durante tres horas el centro de Israel en un coche robado, atropellando a su paso a policías, soldados y peatones, antes de ser finalmente abatido, el Times de Londres publicó el siguiente titular: Palestino abatido en Tel Aviv (1).
Pues bien, esta técnica ha sido utilizada por Laura Caro, la corresponsal en Jerusalén del periódico conservador español “ABC”, en su reporte sobre la reunión mantenida ayer por la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Externos y de Seguridad, Catherine Ashton, con el ministro de exteriores israelí, Avigdor Lieberman, en Jerusalén. El titular apunta a que “el gobierno israelí pondrá fin a las negociaciones de paz con los palestinos iniciadas en Oslo en 1993 si los Palestinos buscan entrar en la ONU”. Para reforzar esa idea de radicalismo e intransigencia del gobierno israelí, Laura Caro llama “colono ultranacionalista” sin venir a cuento a Lieberman en el primer párrafo de su reporte.

Veamos, sin embargo, -y citando el mismo artículo del ABC- lo que dijo ese colono ultranacionalista: “La iniciativa unilateral [de declaración de independencia palestina al margen de negociaciones con Israel por parte de la ANP] en las Naciones Unidas es el fin de los acuerdos de Oslo y supondrá una vulneración de todos los acuerdos que hemos firmado hasta ahora”. Algo obvio y cierto por mucho que le pese a Laura Caro. La tentativa de los dirigentes de la ANP de proclamar de manera unilateral la independencia de un estado palestino en las fronteras del 67 sin llegar a ningún tipo de acuerdo con Israel supone de facto la liquidación del proceso de paz. Y, ante esa postura unilateral de los líderes de la ANP en la ONU, Avigdor Lieberman afirma que el gobierno israelí podría no sentirse obligado a respetar los acuerdos anteriormente firmados. Se puede estar de acuerdo o no con esa afirmación de A. Lieberman, pero lo que no se puede hacer es culpar al gobierno israelí de “poner fin a Oslo” pues son los dirigentes de la ANP de Mahmoud Abbas los que buscan una declaración de independencia unilateral en las Naciones Unidas, pasándose por el forro las negociaciones con Israel y liquidando así la vía negociadora iniciada tras las conferencias de Madrid en 1991 y consolidada en Oslo dos años más tarde.

Nuevamente, nos encontramos con un reporte tendencioso en nuestros medios que busca culpabilizar al gobierno israelí y a la vez muestra una visión totalmente acrítica con las posturas maximalistas de los líderes de la ANP, definidos por activa o por pasiva como "moderados", en este caso sobre el fracaso de la vía negociadora iniciada hace casi veinte años en las conferencias de paz de Madrid y Oslo.

(1) LAKS ADLER, D.; "La judeofobia en los medios de comunicación europeos". VVAA: En defensa de Israel, Libros Certeza, Sevilla, 2004, p. 131.

viernes, 17 de junio de 2011

El mensaje de los palestinos "moderados": el Judaísmo es una religión falsa y los judíos tienen una naturaleza diabólica.

En las últimas semanas se han publicado tres artículos con un claro carácter judeofóbico en el periódico, Al Hayat Al Jadida, considerado como el medio oficial de la ANP, con el siguiente mensaje:

1 - El Judaísmo es una religión falsa, corrompida y desviada de la verdadera religión (el Islam, off course).
2 - Los judíos son diabólicos intrinsicamente y su naturaleza demoníaca se puede observar ya en sus más lejanos ancestros, como por ejemplo Caín, que mató a su hermano Abel.
3 - El Sionismo es un plan religioso judío para gobernar el mundo y someter a los no-judíos a su autoridad.
4 - Desde el nacimiento del Islam, sus enemigos se han puesto de acuerdo en demonizarlo ideológicamente y en desarraigar [de su cultura y su religión] a los musulmanes.
5 -  Israel es un cáncer maligno desde su creación.
6 -  El conflicto entre israelíes [literalmente en el artículo pone judíos] y palestinos no es por unos territorios y por unas fronteras sino que es un conflicto religioso y de supervivencia.

A continuación, voy a copiar unos fragmentos del último de esos tres artículos, publicado el pasado 3 de Junio:


Sheikh Ishaq Feleifel teaches religion: "The old-new despicable plot: The struggle between truth and falsehood is as ancient as life upon this earth... yet the mighty Islam, from the breaking of its dawn and the spreading of its light up until our time, has been targeted by its enemies, who do not agree on anything as they agree on cultivating evil against Islam and uprooting Muslims. The challenge still exists; moreover, the enemies have announced in a clear and provocative manner their despicable and terrible plot. Sixty-three years ago, the Israeli Prime Minister, Ben Gurion, stood at the UN after the entire world granted recognition to the malignant cancerous growth known as the State of Israel... The Prime Minister of this destructive cancerous growth stood up to declare the religion of the Jews in Palestine to the entire world. I hope that the [Islamic] nation will study this faith in order to know with certainty that the Jews talk, in conferences and in negotiations, only through their distorted, corrupted, falsified religion which they have adopted, which they glorify and honor, and they are lying when they deny the owner of the right the right... And the conflict between us and the Jews is not a conflict about land and borders, but rather a conflict about faith and existence."

[Al-Hayat Al-Jadida, June 3, 2011].

Lástima que los diplomáticos europeos y estadounidenses no presten atención al discurso que los lideres palestinos dirigen a su propia sociedad en árabe (un discurso muy similar al de los nazis) y sólo se traguen los discursos políticamente correctos que lanzan en inglés para demonizar a Israel y seguir recibiendo jugosas subvenciones internacionales.  

Auschwitz con hotel 5 estrellas

En Gaza, el mayor campo de concentración del mundo, se inauguró (ACTUALIZADO: en el link aparecen las imágenes) hace unos días este hotel de 5 estrellas con más de 200 habitaciones y una piscina enorme.

La gestión, según parece, la llevará un grupo hotelero español, bajo cuya dirección está Ana Batbelló, ex-diputada socialista en el Congreso. 

jueves, 16 de junio de 2011

Tal Eviv y Jaroselam (6)


A propósito de esto.

"Ya no los queremos más aquí"

Esto es demasiado lindo para perdérselo (como sucedería si confiáramos sólo en los diarios en español).

El Muftí del Líbano llamó a los palestinos "basura". En una reunión con representantes de refugiados palestinos beneficiarios eternos de ayuda internacional, les dijo en la caripela: "Os hemos recibido y ya no los queremos más. Nunca seréis victoriosos. Tampoco vuestra causa. Ya no le tengo miedo a vuestras armas".

Y los palestinos se quedaron shockeados y pidieron "permiso para contestarle" (que no les dieron, los echaron de la oficina). Mahmoud "El moderado" Abbas luego prefirió no responder y tragarse ese sapo que más que sapo es un gran escuerzo.

Al parecer los palestinos están construyendo sin permiso (que raro) sobre tierras del Waqf (algo así como el Fondo Nacional Judío, pero musulmán y religioso), es decir, tierras administradas por el Muftí. Y a este no le causa mucha gracia ver palestinos en lugar del paisaje de cedros, a pesar de la "causa eterna".

¿Ya he dicho que el máximo líder musulmán libanés llamó a los palestinos "basura"? Porque puedo recordarlo nuevamente si lo han olvidado.

A ver qué sucede con el famoso "honor" árabe...

Fines políticos en lugar de humanitarios.

George Galloway, miembro del parlamento británico y promotor de la organización "Viva Palestina", que desde el 2009 ha participado en el envío de varios convoyes a Gaza para "romper el embargo israelí y entregar ayuda humanitaria a la población de la Franja", fue entrevistado el pasado 24 de Mayo en un programa del canal de televisión libanés "Palestine Today" y nos habló de los objetivos del próximo convoy por tierra que "Viva Palestina" piensa enviar hacía la Franja a finales de Diciembre de este año. He aquí algunos de los fragmentos de la entrevista:




Sin ser precisamente un genio, se puede deducir de sus declaraciones que los objetivos principales de ese nuevo convoy no son humanitarios sino políticos: la deslegitimación internacional de Israel y el apoyo a las posturas más maximalistas del liderazgo palestino en el tema del retorno de los refugiados palestinos a Israel.


Lo mismo podría decirse de la II Flotilla de la Libertad y de los cooperantes españoles de Rumbo a Gaza. Que nadie se engañe, para estas organizaciones el envío de ayuda humanitaria no es un fin sino un medio para deslegitimar a Israel. Vuelvo a repetir para los despistados: sus fines no son humanitarios sino políticos e ideológicos: la deslegitimación internacional de Israel y del Sionismo.

Puntualización (16/062011, 23:00h): Ayer y hoy en los principales periódicos de la prensa catalana y del resto de España, independientemente de que su línea editorial sea más afín al centro izquierda pro PSOE (Público), al centro derecha pro PP (ABC) o al nacionalismo catalán (Avui), se ha difundido la noticia de que el gobierno israelí ya está preparando las maniobras navales y vaciando las cárceles para detener a los pacifistas de la Flotilla.  Conviene una aclaración: los artículos tienen unos titulares tendenciosos que invitan al lector a deducir sin mucho esfuerzo que el gobierno israelí ya está preparando las maniobras navales y las cárceles para evitar que la ayuda humanitaria llegue a Gaza y los pacifistas sean detenidos y encarcelados por su labor humanitaria y de solidaridad con los gazatíes. Nada más alejado de la realidad. Lo que el gobierno israelí trata de evitar es una campaña publicitaria de apoyo al Hamas y de demonización de su país en la esfera internacional con el pretexto de la solidaridad internacional y los fines humanitarios. En este punto hay que ser claros y poner los puntos sobre las íes: el bloqueo israelo-egipcio de la Franja tenía como finalidad evitar la llegada de apoyo financiero y armamentístico al Hamas así como difícultar los contactos de la organización terrorista que gobierna la Franja con la Hermandad Musulmana egipcia, cuyos vínculos históricos son bien conocidos. La finalidad no es la de un castigo colectivo a la población de Gaza por haber votado al Hamas como muchas veces se ha dicho en nuestros medios. Durante los últimos años el gobierno israelí ha coordinado la entrada de ayuda humanitaria y gasolina a Gaza diariamente por los cruces fronterizos de Karni y Kerem Shalom. De hecho, en su cuenta de Twitter, el portavoz de las IDF informaba que sólo el pasado Martes entraron en la Franja 4972 toneladas de ayuda humanitaria. Además, tras la apertura del paso fronterizo de Rafah por las autoridades egipcias, hablar de bloqueo y organizar flotillas de apoyo humanitario es ridículo.

Al igual que la organización "Viva Palestina" de G. Galloway, los objetivos de la Flotilla de la Libertad y de los cooperantes españoles de Rumbo a Gaza no son humanitarios sino políticos e ideológicos: la demonización de Israel y su deslegitimación internacional. Sin embargo, estos detalles no te los vas a encontrar en los reportes de nuestros medios, abonados a la tergiversación del conflicto presentando a los israelíes como agresores de buenos pacifistas y humanitarios europeos. La nueva campaña israelofóbica de nuestra prensa al calor de la II Flotilla de la Libertad (donde participan los hiper subvencionados de Rumbo a Gaza) ya está en marcha...