martes, 31 de mayo de 2011

La independencia palestina

Malcolm Lowe tiene un muy buen artículo sobre la (in)dependencia monetaria palestina. Traduzco sólo unas líneas.

El dinero que circula en la Autoridad Palestina (AP) es el nuevo shekel israelí. Las tasas de interés que fija mensualmente el Banco de Israel dictan la política económica palestina. Mientras esto siga así, las reclamaciones palestinas de "independencia" serán un chiste, falsas.

Que tan falsas son fue recientemente subrayado por el rápido colapso de una maniobra propagandística palestina. En marzo de 2011, dos tontitos piolas en Ramalla comenzaron una campaña en internet llamando a los palestinos a que escriban "Free Palestine" en los billetes israelíes. El plan colapsó en 48 horas cuando los mismos bancos palestinos anunciaron que no recibirían la moneda desfigurada. ¿Por qué? Porque estaban preocupados de que los bancos israelíes no la recibirían a su vez. Como en muchos países, es un crimen en Israel escribir cualquier cosa en los billetes. Quien sea que escribió "Free Palestine" en el dinero de sus bolsillos, lo convirtió en inservible.


Léanlo todo.

Fácil de entender, difícil de resolver

Marcos Aguinis da un repaso en La Nación al conflicto entre israelíes y palestinos y afirma, entre otras, cosas:

Por último, ¿qué pasaría si Israel destruyese su armamento y decidiera abandonar la lucha? ¿Qué pasaría si los árabes destruyeran sus armamentos y decidieran abandonar la lucha? Prager responde: en el primer caso, habría una invasión inclemente que convertiría a Israel en una cordillera de cenizas. En el segundo caso, se firmaría la paz el próximo miércoles


.

La masacre del Dolphinarium

Mañana se cumplen 10 años de uno de los peores ataques terroristas palestinos de la historia, la masacre del Dolphinarium, en Tel Aviv, en que un suicida palestino asesinó a 21 adolescentes e hirió a otros 132.

Recordamos a las víctimas del odio:

Jan Bloom, 25, of Ramat Gan (d. June 3)
Marina Berkovizki, 17, of Tel Aviv
Roman Dezanshvili, 21, of Bat Yam
Yevgenia Haya Dorfman, 15, of Bat Yam (d. June 19)
Ilya Gutman, 19, of Bat Yam
Anya Kazachkov, 16, of Holon
Katherine Kastaniyada-Talkir, 15, of Ramat Gan
Aleksei Lupalu, 16, of the Ukraine
Mariana Medvedenko, 16, of Tel Aviv
Irena Nepomneschi, 16, of Bat Yam
Yelena Nelimov, 18, of Tel Aviv
Yulia Nelimov, 16, of Tel Aviv
Raisa Nimrovsky, 15, of Netanya
Pvt. Diez (Dani) Normanov, 21, of Tel Aviv
Sergei Panchenko, 20, Ukraine (d. June 2)
Simona Rodin, 18, of Holon
Ori Shahar, 32, of Ramat Gan
Liana Sakiyan, 16, of Tel Aviv
Yael-Yulia Sklianik, 15, of Holon (d. June 2)
Maria Tagilchev, 14, of Netanya
Irena Usdachi, 18, of Holon

No olvidaremos nunca.

lunes, 30 de mayo de 2011

Talmud en Corea del Sur

Todo parece indicar que no se trata de un rumor:
Reports of the Talmud being a national classic in South Korea have been floating around for several years, but it’s now official: The country’s ambassador to Israel, Ma Young-Sam, told the “Culture Today” TV show that Talmud study is now a mandatory part of the country’s school curriculum.
Vía, entre otros, Israel National News.

domingo, 29 de mayo de 2011

We insist that our first enemy is Israel

Parece que la época en que los israelíes iban a tomar sol a las playas del Sinaí fue eso nomás, una era pasajera, extraña a la región. Una era que se verá tan extraña en un par de años como cuando te cuentan que Israel compraba petróleo iraní.

Si hasta los "laicos moderados" de la "Primavera Arabe" no paran de amenazar como psicópatas a Israel en cuanto les dan un megáfono.

"We also say to you, why have you shifted--in all honestly--against the Revolution after the Egyptian people stood against Israel. What is the secret surrounding the suppression of protesters in front of the Israeli embassy? How is it that these protests are suppressed in front of the Egyptian embassy [sic] while [at the same time] Husni Mubarak and all the thieves are treated with the utmost [unclear] and calm? We do not want a civilian to spend [even] a day in front of the military courts. Why do you suppress the protests [that were] in front of the Israeli embassy? Are you saying to them, "We are defending Israel so leave us to do as we will with the Egyptian people?" This is the same message of Husni Mubarak. It is the same message as his. We say to them, "We insist that our first enemy is Israel." What is the secret, after the suppression of the protesters in front of the Israeli embassy, surrounding Obama and the United States coming in..."


Cuando yo tenía 12 años y vivía en Argentina, a fines de los 80s, hicimos un lindo paseo por el mundo y también fuimos a Egipto y visitamos las pirámides y la Esfinge, etc.

Pero desde que vivo en Israel no he pisado Egipto y me he prometido no hacerlo jamás. Yo a gente que me odia, no les doy un shekel. Hace unos años me leí entero el Tanaj y encontré una orden divina que me viene bien para justificar mi negativa a pisar ese país: después de salir de Egipto, Dios dijo "No vuelvas por ese camino nunca más" (Devarim 17:16). Y bien dicho está.

jueves, 26 de mayo de 2011

Cambiando de opinión

No me molesta decir que en mi vida he cambiado de opinión sobre varios temas muchas veces. Hay momentos específicos en que ésto sucedió y que recuerdo claramente:

1. Como casi todo argentino, había comprado la idea de que George W. Bush era un idiota. Un cowboy retrasado con cara de macaco y un dominio imperfecto de su propia lengua natal.

En el año 2000 teníamos cable en casa, y comencé a mirar CNN. Uno de esos días pasaron el discurso de Bush a la Nación norteamericana y lo miré completo, para reirme de lo estúpido que se vería Bush al pronunciar mal las palabras. Cuando terminó, tenía una impresión totalmente diferente. No me pareció un idiota y su discurso fue muy interesante y me había agradado. Claro que eso fue antes del 9/11, y Bush le había dedicado una gran porción del discurso a sus intenciones respecto a los países latinoamericanos. Pero en ese momento abandoné la postura automática antinorteamericana que el diario Página/12 me había inculcado.

2. Cuando ganó las elecciones Ariel Sharón en el año 2001, yo recién comenzaba a interesarme por lo que sucedía en Israel. Como venía de una familia de izquierda, instintivamente me puse del lado contrario. Ignorándolo todo sobre la situación política israelí, creí firmemente que la elección de Sharón sólo podía significar una derrota para la paz.

Pero por esa época comencé a leer los diarios israelíes (en traducción al inglés) todos los días, y pronto los leía con más interés y asiduidad que los diarios argentinos. Y me dije: voy a ver qué hace Sharón antes de juzgarlo. Seguro que demostrará que es un asesino como lo pintan en los diarios argentinos. Y siguieron días de continuos ataques terroristas palestinos: disparos en las calles israelíes, hombres bomba, coches bomba... y un Primer Ministro israelí que respondía pidiéndole a Arafat que intentara parar el terrorismo, y que le hacía caso a los pedidos de moderación de parte de EEUU. Luego de ataques suicidas con decenas de muertos yo me preparaba para ver la respuesta maníaca de Sharón, sólo para encontrarme con que "por esta vez", el Primer Ministro israelí estaba dispuesto a darle otra chance a Arafat para que capture a los terroristas. Y otra vez, y otra vez. Hasta que el encuentro con editoriales que llamaban a Ariel Sharón "extremista" me empezó a causar cada vez más malestar y disonancia. Bueno, todos sabemos ahora que ese era el discursito progre que había que mantener a toda costa, pero yo le dejé a la realidad hablar por sí misma, y cambié de opinión.

3. El famoso argentinazo contra De La Rua me encontró en Plaza de Mayo, protestando como todos para que se vaya en helicóptero por fin, y luego en las semanales asambleas barriales, tomando la palabra cada tanto.

Acá le tengo que reconocer a mi hermano que me dio una cachetada de realidad: me dijo, "si se van todos (la consigna, QSVT) vienen los militares, salame." Y a la visión de Quebracho, con sus consignas anti-Israelíes, marchando por las calles, me di cuenta que históricamente, los judíos siempre han sido de los primeros que pierden cuando hay desorden institucional. Hoy en día lamento haber participado, aunque sea en esa forma mínima, de un golpe de estado.

4. Cuando comence la carrera de Historia en la UBA, Los sectores marxistas de la universidad parecían tener todas las respuestas. No conocía otro sistema ideológico tan estructurado como el marxista y no sabía cuál podría ser mi enfoque como historiador si no era un enfoque marxista.

Hasta que vi que efectivamente tenían todas las respuestas. Porque tenían una sola respuesta a todas las preguntas. Cuando vi que para apoyar el paro de los no-docentes de la Facultad, estos grupitos de militantes intencionalmente tiraban basura en los pasillos del edificio, comencé a dudar.* Cuando ví que no paraban de hablar de revolución, pero en su vida ninguno de ellos había empuñado un arma ni juntado armamento para la futura revolución, los ví como los gansos que realmente eran. Muchos años después** leí a John Stuart Mill, el gran liberal inglés y me maravillé de que en sus páginas encontraba los mismos consejos que mi padre me había dado, pero formando en Mill un sistema ideológico coherente y abierto en sus posibilidades, y que se oponía totalmente a la prescripción única de "lucha de clases" de aquellos grupitos. Mi padre decía: vivir y dejar vivir, mi libertad termina donde empieza la libertad del otro, la propiedad privada es una necesidad básica de toda persona... Ni que decir cuando uno tiene hijos, y lo que menos desea es que suceda algo -algo tan radical y emocionante para estos grupitos como una guerra de clases- que los ponga en peligro.

¿Han cambiado de opiniones alguna vez? Y si lo han hecho, ¿ha habido algún momento que puedan decir "por esto que viví" es que ahora pienso diferente?

*La lectura de Karl Popper: "La sociedad abierta y sus enemigos" me abrió los ojos también.

**Y la Universidad que no te obliga a leer a John Stuart Mill sino que te hace leer "críticas a los liberales del siglo XIX" debe ser demolida y reconstruida nuevamente.

Dayenú

Si Israel hubiera sido creado en Uganda en lugar de en Eretz, dayenú.
Si Israel hubiera sido creado en Eretz, pero no hubiera revivido el hebreo, dayenú.
Si Israel hubiera revivido el hebreo, pero hubiera tenido un territorio mínusculo, dayenú.
Si Israel hubiera tenido el mismo territorio que hoy, pero no hubiera podido crear un vergel del desierto, dayenú.
Si Israel hubiera creado un vergel del desierto, pero no hubiera sido una democracia desde el principio, dayenú.
Si Israel hubiera sido una democracia desde el principio, pero no hubiera sido una potencia tecnológica, dayenú.
Si Israel hubiera sido una potencia tecnológica, pero no hubiera descubierto enormes reservas de gas, dayenú.
Si Israel hubiera tenido y hecho todo esto, pero yo no hubiera podido por razones personales vivir aquí, dayenú, pero me lo habría perdido.

martes, 24 de mayo de 2011

El discurso de Obama


When this president wants to make a show of his exquisite diplomatic sensitivity—burgers with Medvedev, bows to Abdullah, New Year's greetings to the mullahs—he knows how. And when he wants to show his contempt, he knows how, too. 
The contempt was again on display Sunday, when Mr. Obama spoke to the Aipac policy conference in Washington. The speech was stocked with the perennial bromides about U.S.-Israeli friendship, which brought an anxious crowd to its feet a few times. As for the rest, it was a thin tissue of falsehoods, rhetorical legerdemain, telling omissions and self-contradictions. Let's count the ways.
Este artículo de Bret Stephens en el WSJ lo dice todo. Seguid leyendo.

Del III Reich a Escocia

Al igual que hicieron Hitler y su numerosa legión de acólitos, en Glasgow no quieren la venta y difusión de libros judí...perdón, israelíes. Si están en contra de la injusticia, y lo hacen para acabar con un régimen de Apartheid (no dejéis de leer este extenso artículo de Ben Dror Yemini sobre el verdadero apartheid en los países árabes) ¿Por qué siguen vendiéndose libros de autores sirios, cubanos, libios o chinos?

lunes, 23 de mayo de 2011

Mentira número #

"Israel no debe gobernar sobre 4 millones de personas que carecen de derechos básicos"

¿De qué derechos básicos carecen? El 99% de los palestinos vive bajo gobierno palestino. Votan a partidos políticos palestinos, tienen un gobierno independiente, son juzgados por el sistema de justicia palestino, pagan impuestos y reciben agua, luz y gas de servicios públicos palestinos, van a hospitales palestinos, comen en restaurantes palestinos, están sujetos a las leyes palestinas incluidas las que tienen que ver con la propiedad inmueble y el uso de la tierra.*

Si hacemos abstracción de su fantasía sobre el frustrado "derecho al retorno" (tampoco un derecho real, ni que hablar de básico), no estamos hablando de gente que carezca de derechos básicos, sino de gente que quiere tener control sobre más territorio del que tienen actualmente. Eso es todo.

Que yo sepa, importar tanques y misiles de Irán, o poner una capital árabe en Jerusalem no entra en la categoría de derecho básico de un ciudadano.

* Y que explican por qué el campo de refugiados Amari de Ramallah, o todos los que hay en la franja de Gaza, bajo soberanía palestina, siguen allí en lugar de ser desarmados y su gente reasentada en la ciudad como debería ser.

Fantasías animadas de ayer y hoy

Saeb "Filtrado" Erekat, negociador palestino dice: "Si las líneas de 1967 son una mentira (illusion), entonces la paz es una mentira (illusion)".

No, Saeb, si piensan que el "Derecho al Retorno" es algo más que una fantasía trasnochada, entonces la paz es una mentira. ¿Por qué mienten los palestinos desde 1993?

sábado, 21 de mayo de 2011

Un estado palestino viable

Alguien que conozca Judea y Samaria (también llamada el Margen Occidental [del río Jordán]), pero sólo alguien que haya estado allí, y no sólo que lea los artículos de El País o Página 12, sabe que cuando en el mundo se discute sobre la necesidad de crear un estado palestino viable, en general se parte de una concepción totalmente errónea sobre el significado de esa viabilidad.

Se piensa que todo depende de remover los pueblos judíos de Judea y Samaria, dejar también que los palestinos controlen todas sus fronteras*, y entonces los palestinos tendrán "viabilidad" en su estado. La gente supone dos cosas erróneas: 1. que los pueblos judíos ocupan todo el espacio libre disponible para que los palestinos construyan su estado. 2. que una vez que los judíos se vayan, el estado palestino será viable, ya que podrá utilizar toda esa tierra vacante para emprendimientos productivos.

Una persona que ha estado allí les puede decir que respecto al primer asunto, Judea y Samaria no carecen de cientos de colinas desoladas, donde simplemente no vive ni ha vivido nadie por siglos y siglos, con lo que es falso sostener que los pueblos judíos (mal llamados asentamientos) ocupan todo el espacio, y respecto al segundo, que hay una razón por la cual estas colinas están desoladas: son simplemente improductivas.

Rocas, roquitas y rocallosas y algunos arbustos secos es lo que hay en esas colinas. Nada más. Ah, y algunas piedras, piedritas y piedrotas. Los que creen que un estado palestino podrá poner en producción agrícola (de cualquier tipo) ese terreno y con eso convertirse en "viable", (y en esta época post industrial) son unos ilusos o unos ignorantes.

El paisaje natural en Samaria


El paisaje natural en Judea.


La viabilidad del Estado Palestino no depende del control sobre 100 o 300 colinas deshabitadas sino de otras cosas más importantes: la posibilidad de desarrollar una producción industrial y tecnológica avanzada y los ingresos por el turismo. Respecto a lo primero, no será posible (o será dificilísimo) sin una relación de paz y aceptación con Israel, que posee los conocimientos necesarios y la capacidad de entrenar a la mano de obra palestina en Hi Tech, y la creación de empresas conjuntas. Digamos que Europa pueda ayudar en esto, si alguna vez se decide a dejar de tirar la plata en ONGs de voluntarios para cosechar aceitunas y comienza a ponerla en emprendimientos productivos en el siglo XXI. Respecto a lo segundo, el turismo depende no sólo (o incluso ni siquiera) del control soberano sobre cierto lugar santo (que es lo que la región más tiene para vender), sino de una buena infraestructura hotelera y una población amistosa con el turista. Estas dos cosas faltan. Sobre todo cuando tenés una gran proporción de la población que está de acuerdo con castigar a los que compran o venden alcohol y que ven a todo no musulmán como un infiel sospechoso.

Ausentes estas dos formas de crear riqueza, el futuro estado palestino está condenado a ser otro país del Tercer Mundo y un generador de inestabilidad y violencia y guerras por los recursos. Palestina necesitará ayuda y trabajo conjunto con Israel para desalinizar el agua del Mar Mediterráneo, porque en poco tiempo se quedará sin agua subterránea (también Israel).

La inestabilidad se potenciará cuando la población de "refugiados" de fuera de sus fronteras comience a presionar para instalarse en el país y obtener medios de subsistencia. No cabe duda que lo intentarán y tampoco me cabe ninguna duda que el estado palestino impondrá cuotas de entrada extremadamente restrictivas para los palestinos que viven en el exterior, tanto para seguir presionando a Israel con el "derecho al retorno" como para impedir que esta masa de inmigrantes destruya la estabilidad de la economía palestina y sus magros recursos naturales.

En resumen, en el mundo hablan de viabilidad y piensan en soberanía sobre territorio. Viven en el siglo XIX, pero llevarán a una guerra del siglo XXI.

*Y unir Gaza con Judea y Samaria.

Una mera formalidad


Aquí está el discurso de Netanyahu de ayer. Me pareció un buen mensaje.
Todos están hablando sobre si lo que dijo respecto a las fronteras o al tema de los refugiados es lo mínimo o es demasiado, si se opone a la posición de Obama o la complementa, etc.

Pero yo quería llamar la atención a un párrafo que ha sido dejado de lado como un simple preliminar cortés: "We share your hope and your vision for the spread of democracy in the Middle East." (Compartimos su esperanza y su visión acerca de la difusión de la democracia en el Medio Oriente).

Yo me pregunto ¿cuántos líderes árabes y musulmanes pueden llegar a decir esta misma frase, minimizada por los expertos como una mera formalidad? ¿Cuántos líderes árabes y musulmanes realmente comparten la visión de Obama y de Estados Unidos de un mundo compuesto únicamente por democracias? Ninguno.

Es claro que Israel es el único aliado verdadero de Estados Unidos en todo Asia, con la posible excepción de Japón.* Y uno de los pocos en todo el mundo que tienen la fuerza propia necesaria para defender la misma visión.

* Cuya democracia deja bastante que desear.

viernes, 20 de mayo de 2011

¡Vivan los judíos! ¡muerte a los sionistas!

"Contra los judíos no tenemos nada, únicamente contra los sionistas", es la máxima que en no pocas ocasiones suelen utilizar los terroristas de Hamás, o de Hezbollah, o del régimen iraní. Vienen a decir que su jihad no es de carácter religioso, sino político. Luchan contra un invasor al que consideran foráneo no por confesar una determinada religión, sino por estar ocupando lo que ellos consideran su tierra.

Patrañas.

Por suerte existe MEMRI (transcripción):
'Atallah Abu Al-Subh: "Whoever is killed by a Jew receives the reward of two martyrs, because the very thing that the Jews did to the prophets was done to him. […]

"The Jews are the most despicable and contemptible nation to crawl upon the face of the Earth, because they have displayed hostility to Allah. […]

"Allah will kill the Jews in the hell of the world to come, just like they killed the believers in the hell of this world. […]

"The Jews kill anyone who believes in Allah. They do not want to see any peace whatsoever on Earth."
Un libro muy interesante sobre el tema: Martin Gilbert: In Ishmael's House: A History of Jews in Muslim Lands (2010), disponible en Amazon y, además, para Kindle (cacharro que nunca me decido a comprar - ¿ideas?).

jueves, 19 de mayo de 2011

Que se vengan los chicos de todas partes...

Tengo mis pequeñas diferencias con el líder del Hamás, Ismail Haniye, pero tengo que reconocer que en algunas cosas, es un tipo muy perceptivo.

Hace unos días dijo que "los palestinos nunca reconocerán el dominio de polacos y etíopes sobre su tierra sagrada".

Mi primera reacción fue decir, por supuesto, qué racista. No reconoce que los judíos somos un pueblo. Para él, somos una colección de pueblos diversos unidos sólo por una religión en común. No tenemos por eso derecho a una patria propia.

Haniye en esto no inventa nada: esta fue siempre la postura de la OLP, gobernada por los famosos "moderados" Yasser Arafat, Mahmoud Abbas, Ahmad Qureia y el resto de los crápulas del Fatah. Allí está todavía el nunca repudiado ni modificado artículo 20 de la Carta Fundacional de la OLP.

Pero luego de rumiar el asunto un poquito, me di cuenta que a Haniye lo está picando un mosquito. El hecho de que mi familia haya emigrado de Polonia a la Argentina y que la mitad de los compañeritos de mis nenas en el jardín de infantes tienen un claro (y sí) orígen etíope, me ayudó a leer las palabras de Haniye con otros ojos.

Haniye sabe que si los judíos norteamericanos no quieren hacer aliá, Israel está dispuesta a traer millones de personas del Tercer Mundo: blancos, negros, colorados y amarillos, eso no importa, que por la oportunidad de vivir una vida mejor estén dispuestos a convertirse al judaísmo y participar de nuestro proyecto nacional. Y otros que no lo hacen por el nivel de vida, sino porque han tenido una revelación religiosa: conozco peruanos, colombianos, etíopes, que han venido en masa a Israel porque aman el judaísmo al que se han convertido.

Y si Israel crece de esta manera y la demografía palestina se estanca (como está sucediendo), Haniye sabe que la creación de un estado palestino en Judea y Samaria tendrá en el futuro tantas chances como la creación de un estado mapuche en la Patagonia Argentina. Y está asustado. Bien asustado.

Significador y significante


Esta es una refugiada palestina.


Este es un activista por la paz.


Esta es una palestina embarazada.


Esta es una madre.


Este es un estudioso de la Torá.

martes, 17 de mayo de 2011

Nosotros, la gente de Hebrón, masacramos a los judíos.



Parte de una entrevista con Sara Jaber, una palestina de 92 años que participó en una demostración por el "Derecho al Retorno" en la frontera jordano-israelí. La entrevista fue emitida en Al-Aqsa TV (canal del Hamás) el 13 de mayo de 2011.

Reportero: “Por favor, dinos quién eres.”

Sara Jaber: “Soy de Hebrón. La familia Jaber.”

Reportero: “¿Cómo se llama?”

Sara Jaber: “Sara Muhammad ‘Awwadh Jaber.”

Reportero: “¿Cuántos años tiene?”

Sara Jaber: “Tengo 92 años.”

Reportero: “Así que recuerdas el 15 de mayo de 1948, el día de la Nakba.”

Sara Jaber: “¿Cómo no lo voy a recordar? Que Alá nos apoye. Espero que olvidemos esos días. Si Alá quiere, ustedes enterrarán [a Israel], y masacrarán a los judíos con sus propias manos. Si Alá quiere, los masacrarán como nosotros los masacramos en Hebrón.”

Reportero: “¿Qué significa este día para usted? Ha vivido 63 años desde la Nakba. Ha experimentado la Nakba entera…”

Sara Jaber: “92 años. Eso es 92. Viví durante la era británica, y viví durante la masacre de los judíos en Hebrón. Nosotros, la gente de Hebrón, masacramos a los judíos. Mi padre los masacró, y trajo [de sus casas] algunas cosas…”

Reportero: “Muchas gracias.”


¡Esta es una verdadera refugiada palestina!

No sé si la edad la ha hecho más sabia, pero sí más honesta.

Carne de cañon palestina



Hace unos años este periodista visitó los campamentos de refugiados palestinos en Damasco. Nada que ver con la palabra campamento, claro. En el 48 serían carpas o tiendas de campaña pero casi 60 años después eran auténticos barrios integrados en la geografía municipal de la capital siria. La gente joven con la que habló un servidor había nacido en Siria y en ocasiones sus padres también. Y aunque todos se sabían las consignas de "Muerte a Israel" y "Palestina libre", cuando eran preguntados si querían irse a vivir a las tierras que reclamaban sus autoridades políticas decían que no. Ellos se sentían muy bien en Damasco. Claro que sabían quién era Arafat, pero no tenían ni idea de temas como los acuerdos de Oslo. Ni les interesaba. En cambio, la liga siria de fútbol despertaba encendidas discusiones.


Luego este periodista se fue a ver al responsable de asuntos palestinos. Naturalmente un sirio del partido único oficialista.
-¿Por qué los palestinos nacidos en Siria, y los hijos de éstos, no tienen ciudadanía siria?
-No la necesitan
-¿Por qué no se pueden mover libremente por Siria?
-No lo necesitan
-¿Por qué no pueden viajar al extranjero?
-No lo necesitan
-¿Por qué existen restricciones importantes para que cambien de residencia fuera de sus barrios o se casen con ciudadanos sirios?
-No lo necesitan

Es decir en la Siria de los Al Assad, los palestinos eran (y son) ciudadanos de tercera. Incluyendo aquellos que por nacimiento y educación son realmente sirios de origen palestino. Y por supuesto no se mueven sin que el régimen lo diga.

Durante estos años han commemorado la Nakba. Bien metiditos en sus barrios y, en caso de salir, yendo dónde se les indicara. Pero este año resulta que varios cientos (cientos de cien, no cientos de miles) han sido lanzados desarmados al frente cruzando la línea de armisticio de un Estado con el que se está todavía técnicamente en guerra para reclamar un territorio que en ningún caso sería de un hipotético Estado palestino, porque es un territorio que Siria le reclama a Israel como propio.

Por aquí los finos periodistas nos hemos hinchado a repetir que los israelíes matan y a mostrar las imágenes de los heridos. Pero ni una palabra de cómo Siria ha utilizado a los palestinos como los considera: carne de cañón.

lunes, 16 de mayo de 2011

Cómo viví la muerte de Bin Laden en EEUU, y lo que leí a mi regreso



Desde que el mundo se hizo más pequeño gracias a Internet, lo genuino de presenciar un acontecimiento histórico, si bien no ha perdido un ápice de valor, si se ha hecho más accesible. Si hoy hubiera caído el Muro de Berlín, lo habríamos presenciado en directo desde la perspectiva de los asistentes que habrían grabado videos con sus teléfonos móviles y que habrían relatado al instante en las redes sociales cada movimiento y anécdota cercana, y habríamos obtenido muchos más detalles que si hubiéramos estado allí. Desde casa cómodos en el sofá, eso sí, el acontecimiento lo hubiéramos recibido desde innumerables prismas. Yo actué así con la celebración y la euforia que desató en EE UU el anuncio de que Bin Laden había muerto en un asalto a su residencia de Pakistán a manos de los Navy Seal.


Euforia en New York

La primera noche que llegué a New York –venía desde la reunión anual del American Jewish Comitee, en Washington DC- después de cenar en el West Side de Manhattan –una de las mejores hamburguesas kosher que he probado jamás- un coche se paró en seco en el lado de la acera por el cual yo caminaba y al grito de ¡U S A! me anunció la noticia: Osama Bin Laden has been killed! Independientemente de cómo encajé la noticia, estaba completamente incrédulo ante mi situación: no llevaba ni dos horas en New York, y en la primera visita que hago a la Gran Manzana anuncian que han matado al hombre que ordenó la masacre de 3.000 personas llenándola de sangre y horror, y que es también el símbolo de la Cuarta Guerra mundial que vivimos –la tercera fue, enre 1948 y 1989, la Guerra Fría. Inmediatamente conmocionado por la noticia, y después de leer en varios medios de Internet que, efectivamente, no era ningún bulo o rumor extendido, sino que la Casa Blanca lo había confirmado y la comparecencia de Obama se emitiría en una hora, decidí sin más demora dirigirme a la Zona Cero, en donde ya se agolpaban miles de personas para festejar la muerte del enemigo número 1 de Estados Unidos.

El ambiente que se vivía en el World Trade Center, parecía más el de un 4 de julio que el de un final de guerra, cuando los marines vuelven victoriosos. El himno americano, Barras y Estrellas, se cantó hasta la saciedad –inmortalicé con mi cámara de video un himno especialmente hermoso y emotivo cantado por dos chicas neoyorkinas- junto con el tradicional ¡U S A! y con algunos insultos light a Bin Laden y a Al Qaeda. El puritanismo funciona, en España o en Latinoamérica, nos habríamos acordado de toda la familia de Bin Laden y de sus allegados. Se reunieron bomberos, marines, policías -todos ellos con sus uniformes de gala- estudiantes, padres de familia, y turistas. No hubo ni altercados, ni descerebrados que acaban rompiendo escaparates y montando trifulcas como en las celebraciones futbolísticas o en manifestaciones antiglobalización. Si es moralmente reprobable celebrar la muerte de alguien, en el mundo y en el contexto histórico en el que vivimos, por muy malo que fuera, es una X que quedó despejada de la ecuación en las celebraciones.

La primavera judía

Una excelente apreciación de Richard Millet:

1948 fue la Primavera Judía, cuando el pueblo judío decidió que nunca más serían las víctimas de los caprichos de sociedades que no los apreciaban demasiado.

Pogroms en Rusia, el Holocausto, ser tratados como dhimmis por países árabes habían
hecho lo suyo y para 1948 los judíos habían expulsado el dominio colonial británico en su patria ancestral y a través de las Naciones Unidas recrearon el estado judío en el Mandato Británico para Palestina que ha florecido desde entonces.

63 años después finalmente tenemos una Primavera Arabe, aunque se está convirtiendo en una Masacre Arabe con cristianos ahora siendo atacados en Egipto y Libia y Siria masacrando a su propia gente, la última probablemente con la ayuda de Irán.

Pero en 1948 los árabes pensaron que masacrarían no a su propia gente, sino a los judíos. Pero eso no pasó. Los judíos ganaron. Fue el peor insulto para estos países árabes que habían tratado a sus propios judíos como personas de segunda por tanto tiempo.


El objetivo de la Primavera Arabe, en lo que respecta a Israel, es hacer que venga el Invierno Judío. Esta no es una causa digna de apoyo.

Más sobre la Primavera Árabe

Imagen para acompañar los comentarios de Fabían (aquí y aquí) sobre la revolución egipcia:

Visto en The Muqata.

domingo, 15 de mayo de 2011

Nakba pa mí, nakba pa vos

Día de la "Nakba" de los palestinos. ¿Qué mejor plan que tirar bombas molotov contra un hospital? ¿O atropellar con un camión a la gente que camina por la calle o que espera en su auto a que cambie el semáforo? Eso realmente demuestra lo triste que estás y te ayuda a convocar simpatía de todo el mundo. Me ha gustado tanto la idea que han tenido los árabes de Isawiya, que en el próximo aniversario de la muerte de mi papá pienso acuchillar a una viejita palestina y esperar que me llame el enviado de la Unión Europea para expresarme su apoyo incondicional.

sábado, 14 de mayo de 2011

La Primavera Arabe llegó a Egipto


El Cairo, Egipto, Plaza Tahrir, 13 de mayo de 2011.

Deben seguir buscando la democracia en el piso, porque al odio genocida ya lo encontraron hace rato. La frase "Primavera Arabe" es muy correcta, ya que es siempre lo mismo, año tras año.
***
Verdaderamente, el otro día, el viernes a la tarde, prendemos las velas de Shabat en casa y nos decimos Shabat Shalom entre nosotros y a las nenas, y les damos un beso; Shabat de Paz. Pero le comento a mi mujer que acabo de leer que hay manifestaciones masivas en Jordania y Egipto a favor de la guerra con Israel. Nosotros pedimos paz, ellos piden guerra. Intenten imaginar en sus países la idea de cientos de miles de sus conciudadanos pidiendo a gritos una guerra ya, y díganme si no se marcharían en ese mismo instante y para siempre de tal sociedad. Primavera, claro.

El fútbol propio y la sangre ajena

Demostrado: En España sólo se sale a la calle por el fútbol o contra Israel. Seguro que en algún lugar anda alguno que intenta combinarlo. Ahí tienen la matanza diaria de Siria sin que nadie mueva un dedo, ni salga en televisión condenando el asunto, ni organice a sus alumnos para escribir cartas al Gobierno sirio, ni grabe vídeos, ni recorra los ayuntamientos de España recaudando dinero para montar una protesta acuática. Nada.

Mira por dónde el tópico resulta que es verdad. El espíritu combativo-reivindicativo-callejero hispano sólo se desata cuando andan por medio la estrella de David o el escudo de algún equipo de fútbol. Ahí, señores, entonces sí. Ahí nos sabemos de carrerilla las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o, en su caso, los reglamentos de la FIFA y la UEFA, con estudios comparados incluidos. A estas horas por medio Mediterráneo corre la sangre de civiles mientras en las calles españolas aprovechamos el buen tiempo para dedicarnos a nuestra actividad exterior favorita: las cañas y las tapitas.

Otro ejemplo. En Libia, Gadafi se pitorrea de todo el mundo (cosa tradicional en él desde que llegó al poder) al grito de "No podéis cogerme". Aunque él lo diga en árabe, en español podemos aplicar a la vez al término "cogerme" los significados castellano y latinoamericano. Y entre bombardeo y bombardeo de civiles, envía a punta de metralleta a miles de refugiados a Europa. Claro que aquí culpamos a la OTAN de dejarlos que se ahoguen... y no decimos una palabra de quién los embarca.

Las revoluciones árabes, hasta ahora y por desgracia, han traído más sangre que bienestar. Más guerra que paz y más inestabilidad internacional que nuevas alianzas de libertad. Ahí está Marruecos que acaba de ingresar en el Consejo de Cooperación del Golfo. Una alianza militar cuyas tropas en la actualidad ocupan Barhein apuntalando a una dictadura. Aquí prácticamente ni siquiera ha sido noticia. Pero para que se hagan una idea, la distancia que separa a Marruecos del Golfo es la que separa a Israel del Atlántico Norte. ¿Alguien imagina qué ocurriría si se anunciara que Israel entra en la OTAN? Ah sí, ahí entonces todos a la calle, compañeros.

Está visto que el error de la oposición siria es no montar un equipo de fútbol.

jueves, 12 de mayo de 2011

Los liberales egipcios prometen

La verdad es que es como mirar un choque de trenes en cámara lenta, fascinante y tremendo a la vez, y no nos olvidamos de que el resultado de este puede depararnos una guerra terrible, pero a la vez es gracioso ver como se van destruyendo las ilusiones naives de los liberales egipcios ante el avance imparable de la Hermandad Musulmana. Le prometieron a Occidente que había que apoyar las protestas porque la democracia en Egipto no llevaría al poder a los antisemitas teócratas musulmanes porque:

1. A la Hermandad Musulmana la revolución egipcia la tomó por sorpresa.

Claro que cuando finalmente se sumó a las protestas debieron aceptarla como participante legítimo.

2. La Hermandad Musulmana no lideraba las protestas.

Entonces el ejército egipcio llegó a un arreglo con la HM para terminar con las protestas y sólo quedó en la plaza el mismo tipo y cantidad de gente que todavía participa en las Asambleas Barriales de Buenos Aires

3. De todas maneras no tendrían peso político en una elección porque sólo servían para la clandestinidad.

La Hermandad Musulmana resolvió presentarse a elecciones.

4. La Hermandad Musulmana no podría organizarse ni conseguir votos porque su liderazgo estaba golpeado por años de Mubarak.

El líder espiritual de la HM, Yussuf Al-Qaradawi volvió del exilio y a través del arreglo con el ejército la HM se presentó a elecciones anticipadas, con lo que tenía ventaja frente a los liberales que no tenían partidos políticos armados y bases tan disciplinadas.

5. Habían llegado a un arreglo con ella para que sólo presente candidatos en un 30% de los distritos.

La HM rompió el arreglo y presentó candidatos para el 50% de los distritos.

6. Aún así la Hermandad Musulmana no podría llegar ni al tercio de los diputados en las elecciones porque los egipcios no apoyaban la teocracia y a lo sumo sería acompañante del presidente Amr Moussa o Mohammed el-Baradei, más potables para Occidente.

Y en ese momento la Hermandad Musulmana presentó un candidato a presidente.

Tendremos un gobierno enemigo de Israel, antisemita, retrógrado, teocrático en el país árabe más importante de Medio Oriente. Otro Irán, pero en la frontera con Israel.

Pero no tenemos que preocuparnos, porque los liberales egipcios nos han prometido que todo andará bien y que éllos representan el nuevo Egipto surgido de la "Primavera Arabe".

lunes, 9 de mayo de 2011

Iom Hazikarón

Tenés que vivir en Israel. Tenés que saber hebreo. Tenés que tener una televisión. Tenés que tener hijos. Y recién ahí te das cuenta lo profundo de la tristeza que representa el Día de Recordación por los Caídos en los Conflictos Armados de Israel y de las Víctimas del Terrorismo (Iom Hazikarón), y el esfuerzo para cambiar el clima a uno de alegría cuando este día termina y comienza el Día de la Independencia.

Todo el día se recuerda a la gente que cayó, con una canción y una historia. Y hoy a la mañana hasta en los programas para chicos se habla específicamente de la gente que perdimos y de cómo los chicos pueden hacer para reponerse al dolor de perder un padre o una madre.

Lo comparo con las celebraciones tradicionales de la "semana de Mayo" de Argentina y no puedo salir de mi asombro ante las diferencias entre los dos países. Qué se le va a hacer...

martes, 3 de mayo de 2011

El Estado-Policía

Saben una cosa, me pregunto por qué no estoy escuchando tanto últimamente sobre esa teoría conspirativa tan común en círculos chomskianos de que Israel está apoyado por EEUU para que cumpla la función de oprimir y controlar a las masas árabes del Medio Oriente, tipo "estado-policía".

Digo, esta teoría debería estar postulando ahora que Israel se encuentra mandando armas y pertrechos a la jirafa Bashar al Assad para ayudarlo a reprimir la rebelión en Siria, o por lo menos abiertos mensajes de apoyo a la dictadura siria que tiene bajo sitio a Deraa, una ciudad de ese mismo país.

No tengo dudas de que la teoría conspirativa de Israel como "estado-policía" resurgirá tal cual fénix en cuanto Siria termine de reprimir a sangre y fuego su rebelión.