martes, 19 de abril de 2011

Calvino y los judíos

Hace unos meses publiqué este artículo en el blog en el que respondía a cierto comentario antisemita que hacía mención a como los judíos nos creemos superiores por ser el pueblo elegido, explicando que en realidad, los judíos no hacemos una diferencia de superioridad-inferioridad por haber sido elegidos y que son justamente el cristianismo y el Islam, dos religiones universales las que hacen esta diferencia discriminadora. Dado que sólo si crees en Jesús o sigues las enseñanzas de Mahoma te "salvas", mi argumento era, son los cristianos y los musulmanes los que hacen en realidad alharaca de ser elegidos para la salvación.

Tanto en el cristianismo como en el islam, esta idea de que los judíos tuvieron su momento de elección, pero ahora los cristianos o los musulmanes son el verdadero pueblo elegido (Verus Israel como decía la Iglesia, el verdadero Israel) tiene el nombre de supersesionismo, y es en realidad un tipo de antisemitismo indirecto. En la práctica lleva a estas religiones, especialmente al cristianismo, a intentar convertir a los judíos para "salvarlos", dado que un judío normal, buena persona, se va al infierno simplemente por estar "equivocado".

Tengo el placer entonces de establecer una salvedad en este esquema (que no por ser menos conocido y menos políticamente correcto de sostener en la modernidad que en la época premoderna, deja de ser cierto) que hace poco me hicieron conocer.

El fundador del calvinismo, Juan Calvino, tenía una teología diferente a la tradicional de la Iglesia en el tema referente a los judíos. Invito a leer completo el texto que se encuentra en este link, en el que un hugonote (calvinista francés) explica su visión. Pero en pocas palabras, Calvino consideraba que dado que todos los hombres eran esencialmente malvados, la salvación no podía ser asegurada para nadie y dependía sólo de Dios. El pacto de Dios con los judíos no había sido anulado con el cristianismo, sino que una nueva vía de salvación había sido abierta con Jesús para aquellos que no habían nacido judíos, manteniendo la vieja vía intacta. Calvino, a diferencia de Lutero y de los católicos, consideraba que no debía intentar convertirse a los judíos al cristianismo para salvarlos, dado que esta conversión tampoco aseguraba la salvación. Toda su postura era muy positiva respecto al pueblo judío, en un marco de igualdad y respeto, no de superioridad.

Hace un tiempo comenté que no entendía por qué los cristianos creyentes no podían ver todas las religiones como una forma de acercarse a Dios, y no que con la propia se salvan y el resto no (todavía esto es la doctrina oficial de la Iglesia Católica, por ejemplo). Y medio en broma sostuve que si en algo debían ser premiados por su fé en Jesús, esto podría manifestarse en que el día en que todos lleguemos al Cielo por caminos diferentes, a cada uno de los cristianos Jesús les estreche la mano personalmente, y les diga con calidez: "muy bien hecho, te estuve mirando desde acá arriba todo el tiempo". Soy feliz de que exista una teología cristiana que puede reflejar esta idea. ¡Arriba Calvino y los Hugonotes!

sábado, 16 de abril de 2011

Enemigos de la belleza

Contra esto lanzan misiles los palestinos.



Fotos tomadas hoy, entre Nes Tziona y Rishon LeTzion

viernes, 15 de abril de 2011

Gasconadas

Lo de Gascón ya no me hace gracia. En lugar de escribir sobre el asesinato del cooperante italiano en Gaza, se dedica a echar la culpa de todo al lobby judío estadounidense y a las colonias en Cisjordania. El único obstáculo para la paz, Eugenio, es el odio antijudío inculcado en todos los estratos de la sociedad palestina. Si el obstáculo hubiera sido la extrema y ultra todo derecha israelí y los colonos, el Estado de Israel habría sufrido dos guerras civiles: Sinaí 1979 y Gaza 2005. Ambas descolonizaciones forzosas llevadas a cabo por el ejército israelí. La de Gaza, por cierto, sin contrapartida alguna.

En fin, cosas de Gascón y de nuestro rotativo favorito: echar la culpa de todo, hasta del resfriado que cogí ayer, a Israel.


sábado, 9 de abril de 2011

Palestinos cometen 50 crímenes de guerra hoy

Los palestinos han cometido 50 crímenes de guerra simplemente hoy. Cada uno de esos cohetes lanzados contra ciudades israelíes o sin un blanco específico es un crimen de guerra por si no lo saben. Lo único que espero es que nuestra respuesta sea lo más "desproporcionada" posible.

miércoles, 6 de abril de 2011

Zapatero se retira. Razones de su torpe y tendenciosa polícia exterior hacia Israel

Es una de las noticias más importantes del año. Zapatero no repetirá. Sin querer presumir de prototipo de bloguero al uso -opinar sobre todo lo que huele a actualidad- me ceñiré a darle un adiós, analizando sobre lo que estoy algo puesto y poseo cierto seguimiento: Su política exterior en lo referente a Israel y al conflicto.

Hubo tantas voces por aquel entonces, Marzo de 2004, que avisaron sobre la hostilidad hacia Israel que iba a lucir el regeneracionista que llegaba a Moncloa -como también hubo muchas más que anunciaron la ruina y el desastre económico y, guste o no, acertaron- y todo su equipo de gobierno, que muchos nos imaginábamos lo peor. Los críticos de su política exterior, entre los que me incluyo, no dejaron espacio a la cautela y al análisis. El tiempo les dio la razón en la ferocidad de sus críticas. (He aquí el gran drama de Zapatero: ha dado la razón a todos los que le han criticado por activa y por pasiva en casi todo)



Un extenso palmarés de hostilidades y deslices

Estos años hemos asistido a las manifestaciones apoyadas por el PSOE en las que podíamos ver svastikas igualadas a estrellas de david, hemos visto la foto con la kufiyah palestina mientras los misiles katiushas de Hizbulá caían sobre el norte de Israel, hemos oído las declaraciones de José Blanco afirmando que las víctimas civiles eran objetivo buscado de la aviación israelí, nos hemos informado sobre la hasta ahora atrapada todavía por la rumorología cena de los matrimonios Rodríguez y Benarroch en la que el presidente saliente -según, entre otros que difundieron la noticia, Alejo Vidal Quadras, y más tarde relataba El Mundo- bromeaba sobre la negación del Holocausto, hemos tenido que soportar a Miguel Ángel Moratinos, un ministro de exteriores que presumía de escribirle los discursos a Arafat, hemos visto como Zapatero durante la campaña electoral de 2008 en el programa Tengo una pregunta para usted con su aquiescencia, demostraba estar de acuerdo con un miembro del público que se quejaba de que las armas españolas mataban ciudadanos palestinos, nos hemos enterado de que el Gobierno mediante el Ministerio de Exteriores financió un video pidiendo el boicot a productos israelíes...

Sin contar cómo varios miembros del PSOE han secundado o impulsado acciones abiertamente antiisraelíes, como por ejemplo la alcaldesa de Ciempozuelos que estableció el día del Holocausto judío también día del holocausto palestino, o las innumerables tropelías del alcalde de Leganés, o el tupido velo que corrió Pedro Zerolo a los asesinatos de homosexuales en Irán mientras condenaba a Israel...

Todas estas iniciativas y acciones han supuesto más de un choque diplomático con el Estado de Israel, y han desembocado en una espinosa lucha en la arena política sumando así otro asunto de trifulca y crispación entre los dos grandes partidos.

¿Por qué unas políticas tan hostiles hacia Israel?

Pero si Zapatero sustituyó coherencia diplomática y un guión razonable en política exterior respecto a Oriente Medio siguiendo la línea de sus socios europeos por todos estos desplantes contra Israel no es porque sea antiisraelí -que lo es en el sentido panfletista preuniversitario- sino porque respondió a una estrategia política que le otorgaba un jugoso saldo de votos. Escogió electoralismo en lugar de sosiego y diplomacia. Prefirió votos a una política exterior en la zona acorde a los dos anteriores gobiernos -Aznar y González- que si bien pudieron cometer deslices lejos de ser simpáticos hacia Israel, nunca utilizaron el conflicto para ganar votos, ni lo introdujeron en la lucha política nacional, y ni siquiera se decantaron por una de las partes del conflicto como ha hecho abiertamente el Gobierno.

Los tiempos cambian...

Esta política torpe llevó a que un sector del PSOE allá por 2007 presentara un manifiesto en favor de Israel en el Círculo de Bellas Artes siguiendo las pautas que marcaba el Manifiesto de Euston en la materia. Pero la miopía zapaterista en lo referente a Oriente Medio dio un giro casi de 180 grados cuando Barack Obama pisó el Despacho Oval en enero de 2009. Queriendo ser partícipes de ese apoyo popular que había tenido por todo el globo el 44º presidente de los EEUU, Zapatero y su equipo decidieron hacer un seguidismo fiel de la nueva estrategia norteamericana en Oriente Medio: de ahí la visita de Zapatero a Israel que parecía que no iba a suceder mientras estuviera en el cargo y el viaje -del cual el gobierno no presumió e intentó que no tuviera mucho eco en los medios- del ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, a España. Como la Administración Obama ha dejado, por ahora, un poco aparcado el proceso de paz, el gobierno Zapatero ha hecho lo mismo, si obviamos la fugaz visita de Trinidad Jiménez a Israel en donde fue recibida hostilmente por los ciudadanos judíos de Hebrón.

Zapatero ha cometido infinidad de errores en su política exterior, guiada por prejuicios y cálculos electorales retroalimentados e interdependientes. El tiempo y la historia han demostrado que los gobernantes se miden siempre por cómo afrontan las situaciones difíciles. Zapatero no ha lidiado bien con ninguna de ellas -por eso, y esto es una valoración off topic, se retira cobardemente- y menos en lo referente al Estado de Israel y a los palestinos. El siguiente gobierno, espero, será más cauteloso y no se meterá en camisas de once varas internacionales para ganar votos.

Au revoir José Luís, yo, personalmente, jamás olvidaré esta foto y la calamitosa imagen que ofreciste de España en verano de 2006.


lunes, 4 de abril de 2011

Libelos contra el pueblo judío

Los Protocolos de los Sabios de Sión: publicados en 1903, probado su origen fraudulento en 1921.

El judío internacional de Henry Ford: publicado en 1920, descartado por falso por su autor en 1942.

Mi Lucha: publicado en 1925, descartado junto con el nazismo en 1945.

Resolución "sionismo es racismo": promulgada por la Asamblea General de la ONU en 1975, repelida por el mismo organismo en 1991.

El Informe Goldstone de la ONU: publicado en 2009, descartado por falso y erróneo por su editor en 2011.

Estos cinco libelos contra el pueblo judío (y no son los únicos que han habido) han tenido (y tienen) una vida mucho más larga que su fecha de caducidad.

Hay un sólo camino honorable Sr. Richard Goldstone. Usted sabe cuál es.

domingo, 3 de abril de 2011

El militonto

Una nota amistosa en Clarín con un imbécil que está cometiendo un crimen de guerra y poniendo en peligro a los periodistas. José Piaggesi primero fue a demostrar su idiotez ayudando a los palestinos durante ocho meses en "Palestina" (país que según el diario Clarín existe). Luego fue a pelear con los rebeldes libios contra Kadafi. Eso sí, disparando mientras tiene un casco que dice "prensa" y una acreditación (al parecer falsa) de periodismo de la Universidad Nacional de Córdoba para lograr inmunidad en el combate. Eso pone en peligro a los periodistas legítimos, que tienen prohibido tomar armas por un lado u otro, justamente, porque de esa manera conservan su inmunidad para reportar.

Que te la den, Piaggesi.

Goldstone rectifica

Aquí su artículo en el Washington Post, y a continuación pego su traducción al castellano. Aunque el daño esté hecho, más vale tarde que nunca.

Reconsiderando el Informe Goldstone sobre Israel y los crímenes de guerra

Por Richard Goldstone,


Hoy sabemos mucho más sobre lo que pasó en la guerra de Gaza de 2008-09 de lo que sabíamos cuando presidí la misión de investigación designada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que produjo lo que ha llegado a ser conocido como el Informe Goldstone. Si hubiera sabido entonces lo que sé ahora, el Informe Goldstone habría sido un documento diferente.

El informe final del comité de expertos independientes de la ONU - presidido por la ex juez de Nueva York, Mary McGowan Davis -, que dio curso a las recomendaciones del Informe Goldstone, ha encontrado que "Israel ha dedicado importantes recursos para investigar más de 400 denuncias de mala conducta operacional en Gaza" mientras que "las autoridades de facto (es decir, Hamas) no han realizado ninguna investigación sobre el lanzamiento de ataques con cohetes y morteros contra Israel".

Nuestro informe encontró evidencia de posibles crímenes de guerra y "posiblemente crímenes contra la humanidad" tanto por parte de Israel como por parte de Hamas. Ni que decir que los crímenes supuestamente cometidos por Hamas fueron intencionales - sus cohetes están, deliberada e indiscriminadamente, dirigidos contra objetivos civiles.

Los alegatos de intencionalidad por parte de Israel se basaron en las muertes y lesiones a civiles, en situaciones donde nuestra misión de investigación no tuvo pruebas sobre las que basar ninguna otra conclusión razonable. Mientras que las investigaciones publicadas por el ejército israelí, y reconocidas en el informe del comité de la ONU, han establecido la validez de algunos incidentes que investigamos, en los casos de soldados individuales, también indican que los civiles no fueron atacados, intencionalmente, como una cuestión política.

Por ejemplo, el ataque más grave en el que el Informe Goldstone se centró, fue la muerte de unos 29 miembros de la familia al-Simouni en su casa. El bombardeo de la casa, al parecer, fue la consecuencia de una interpretación errónea de un comandante israelí de una imagen de avión no tripulado, y un oficial israelí está siendo investigado por haber ordenado el ataque. Aunque la duración de esta investigación es frustrante, parece que está en marcha un proceso apropiado, y estoy seguro de que si se encuentra que el oficial ha sido negligente, Israel responderá en consecuencia. El propósito de estas investigaciones, como siempre he dicho, es garantizar la responsabilidad por acciones indebidas de los comandantes al tomar difíciles decisiones en el campo de batalla, no la de adivinar a posteriori, con el beneficio de la retrospección.

Aunque doy la bienvenida a las investigaciones de Israel sobre las denuncias, comparto las preocupaciones, reflejadas en el informe McGowan Davis, sobre que pocas de las investigaciones de Israel han concluido, y creo que los procedimientos deberían haberse celebrado en un foro público. Aunque la evidencia israelí, que ha surgido desde la publicación de nuestro informe, no niega la trágica pérdida de vidas civiles, lamento que nuestra misión de investigación no tuviera esas pruebas, que explicaran las circunstancias en las que dijimos que los civiles en Gaza fueron blanco porque, probablemente, habrían influido en nuestros resultados acerca de la intencionalidad y los crímenes de guerra.

La falta de cooperación de Israel con nuestra investigación significó que no pudimos corroborar cuántos de los habitantes muertos de Gaza eran civiles y cuántos eran combatientes. Las cantidades proporcionadas por el ejército israelí resultaron ser similares a las recientemente proporcionadas por Hamas (aunque Hamas podría tener razones para inflar el número de sus combatientes).

Como he indicado desde el mismo comienzo, habría acogido con satisfacción la cooperación de Israel. El propósito del Informe Goldstone nunca fue la de probar una conclusión en contra de Israel. Insistí en cambiar el mandato original aprobado por el Consejo de Derechos Humanos, que fue sesgado en contra de Israel. Siempre he tenido claro que Israel, como cualquier otra nación soberana, tiene el derecho y la obligación de defenderse y defender a sus ciudadanos contra ataques del exterior y del interior. Algo que no ha sido reconocido con la suficiente frecuencia, es el hecho que nuestro informe, por primera vez, señaló que los actos ilegales de terrorismo de Hamas estaban siendo investigados y condenados por las Naciones Unidas. Tenía la esperanza de que nuestra investigación sobre todos los aspectos del conflicto de Gaza, dieran comenzó a una nueva era de imparcialidad en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, cuya historia de parcialidad contra Israel no puede ponerse en duda.

Algunos han hecho la acusación que el proceso que seguimos no estuvo a la altura de las normas judiciales. Para ser claros: Nuestra misión, de ningún modo, era un procedimiento judicial, ni siquiera cuasi judicial. No investigamos la conducta criminal por parte de ninguna persona en Israel, Gaza o la Margen Occidental. Hicimos nuestras recomendaciones basados en los registros que tuvimos ante nosotros que, lamentablemente, no incluyeron ninguna prueba presentada por el gobierno israelí. En realidad, nuestra principal recomendación fue que cada parte investigara, de manera transparente y de buena fe, los incidentes mencionados en el informe. McGowan Davis ha encontrado que Israel lo ha hecho en importante medida, Hamas no ha hecho nada.

Algunos han sugerido que era absurdo esperar que Hamas, una organización que tiene una política para destruir al Estado de Israel, investigue lo que dijimos que eran graves crímenes de guerra. Era mi esperanza, aunque poco realista, que Hamas lo hiciera, especialmente si Israel llevaba a cabo sus propias investigaciones. Como mínimo esperaba que, frente a una clara conclusión de que sus miembros estaban cometiendo graves crímenes de guerra, Hamas reduciría sus ataques. Lamentablemente, ese no ha sido el caso. Cientos más de rondas de cohetes y proyectiles de mortero, han sido dirigidos contra objetivos civiles en el sur de Israel. El que relativamente pocos israelíes hayan sido muertos por los ilegales ataques de cohetes y de mortero desde Gaza, de ninguna manera minimiza la criminalidad. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU debe condenar estos actos atroces en los términos más enérgicos.

En fin, el pedirle a Hamas que investigue, puede haber sido una empresa equivocada. Del mismo modo, el Consejo de Derechos Humanos debería condenar la inexcusable reciente masacre a sangre fría de una pareja de jóvenes israelíes y tres de sus pequeños hijos en sus camas.

Sigo creyendo en la causa de la creación y aplicación del derecho internacional en los conflictos prolongados y mortales. Nuestro informe ha dado lugar a numerosas "lecciones aprendidas" y a cambios de política, incluyendo la adopción de nuevos procedimientos de las Fuerzas de Defensa de Israel para proteger a los civiles en casos de guerra urbana y para limitar el uso de fósforo blanco en zonas civiles. La Autoridad Palestina puso en marcha una investigación independiente sobre nuestras denuncias de violaciones de derechos humanos - asesinatos, torturas y detenciones ilegales - perpetradas por Fatah en la Margen Occidental, especialmente contra miembros de Hamas. La mayoría de esas denuncias fueron confirmadas por esta investigación. Lamentablemente, no ha habido ningún esfuerzo por parte de Hamas en Gaza para investigar las denuncias de sus crímenes de guerra y posibles crímenes contra la humanidad.

En pocas palabras, las leyes de conflicto armado no son menos aplicables a actores no estatales, tales como Hamas, que a los ejércitos nacionales. Asegurar que los actores no estatales respeten estos principios y que sean investigados, cuando ellos no lo hacen, es uno de los desafíos más importantes que enfrenta el derecho de los conflictos armados. Sólo si todas las partes, en los conflictos armados, son mantenidas en estas normas, seremos capaces de proteger a los civiles que, sin que sea su propia elección, están atrapados en la guerra.

El escritor, un juez jubilado del Tribunal Constitucional de Sudáfrica y ex fiscal jefe de los Tribunales Penales Internacionales de las Naciones Unidas para la ex Yugoslavia y Rwanda, presidió la misión de la ONU encargada de investigar el conflicto de Gaza.

viernes, 1 de abril de 2011

Eugenio García Gascón

A Eugenio García Gascón, corresponsal en Israel de Público (un medio donde los artículos de información se confunden con los de opinión), le molesta que en Israel los judíos utilicen kipá. Lo deja claro en el último post de su blog Balagán, titulado Kipot y uniformes.

En su artículo, tras deleitarnos con una magistral clase de hebreo -kipot es el plural de kipá-, García Gascón considera digno de mención que el nuevo jefe del Shin Bet, Yoram Cohen, lleve kipá.


"Me parece un hecho significativo puesto que muestra que la religiosidad es cada vez más visible en Israel. Y además coincide con otros nombramientos que se han efectuado en el país últimamente y que han recaído sobre personas bastante radicales."


Sería interesante descubrir qué entiende el corresponsal de Público por "personas bastante radicales" y, sobre todo, a quién se está refiriendo exactamente.


"La tendencia es clara: más religiosidad y más nacionalismo, es decir, en una palabra, más involución."


Para Eugenio García Gascón, que los judíos tengan libertad para poder manifestar libremente sus creencias en su propio país es una "involución". Hace unos años molestaba ver a judíos con kipá por el centro de Europa (tal vez todavía moleste). Pero a Gascón le molesta ver kipot por las calles de Israel.


Y a todo esto, ¿alguien conoce los idelaes políticos de Yoram Cohen? ¿El hecho de llevar una kipá sobre su cabeza le convierte de forma automática en un colono fanático? ¿Se molesta Gascón en especificar qué tipo de kipá usa el nuevo jefe del Shin Bet? Porque no es lo mismo una kipá srugá que una kipá shjorá. Y aún así el dato sería irrelevante.


Se pregunta Eugenio García Gascón si acaso su kipá le impedirá a Yoram Cohen ejercer su función con profesionalidad. Pero se olvida de que, en Israel, los ideales políticos de los altos mandos militares nunca se anteponen a sus deberes profesionales. Poco se sabe de las inclinaciones ideológicas de los militares de alto rango hasta que se retiran del Ejército, y el caso de Yoram Cohen no es una excepción.


Pero Eugenio García Gascón ya lo ha crucificado. ¿Por qué? Porque sus prejuicios hacia quienes portan kipá -y en extensión hacia los judíos- no le deja ver tres en un burro. Algo ha aprendido, al menos, en los veinte años que lleva en Jerusalén: "kipot es el plural de kipá".

Amran Hussain, británico, musulmán...y a favor de Israel

Impresiona su discurso en las Naciones Unidas demandando apoyo a Israel. Abajo lo pego completo.



Thank you very much Mr/Madame President

I am proud to be speaking today as an ambassador of the European Union
of Jewish Students an umbrella organization for 34 national Jewish
student unions in Europe and representing over 200,000 students.

I stand before this summit as a Muslim not to further demonize the
nation of Israel but to remind you the moral obligation we all have
here to protect the only country in the world whose very existence is
constantly under attack.

I come here today to ask questions, questions the international
community has been refusing to answer for far too long. Why is Israel
consistently and conspicuously singled out for condemnation on the
ground of human rights violations, yet the world turns a blind eye to
the human rights situations within the rest of the Arab countries.

The world was very quick to condemn Israel for defending itself from
Hamas’s unrelenting attacks from Gaza. I ask you what about the human
rights of the Israeli Jews, Israeli Muslims, Israeli Christians,
living in constant fear of attacks from Hamas? Are their human rights
not as important as the rest of the international community?

EUJS - as a youth movement, believes in tolerance and campaign heavily on
non-discrimination of all…. We have taken a number of actions to fight
Islamaphobia, anti-Semitism, Chistianophobia and the international
crisis in Darfur. It is however a fact of history… and it is a fact of
our nature… that humans can choose to be inhuman. This is the paradox
of freedom, that awesome power, that grave responsibility… to choose
between good and evil.

And let us not forget that even now, there are those who would choose
evil, and would launch another Holocaust, if left unchecked. That is
the challenge before us today. In response to this resurgence of moral
ambivalence on these issues, we must speak clearly.

Anti-Semitism has gained a place at our universities, where at times
it is not the mob who are removed, but the Jewish students under
attack. And, under the shadow of a hateful ideology with global
ambitions, one which targets the Jewish homeland as a scapegoat. We
must be relentless in exposing this new anti-Semitism for what it is.

Of course, like any country, Israel should be subjected to fair
criticism. And like any free country, Israel subjects itself to such
criticism – healthy, necessary, democratic debate. However when there
are members of the international community who do not even accept the
existence of Israel, how will such a nation ever be subjected to fair
criticism? There should be more Muslims like myself taking a stand on
such issues and realize that the ideology of the anti-Israeli mob
tells us all too well, that those who threaten the existence of the
Jewish people are, in the longer term, a threat to all of us.

Mr/Madame president I request the international community to take on
their solemn duty to defend the vulnerable, to challenge the
aggressors, to protect and promote human dignity, at home and abroad.
None of us knows whether we would choose to do good, in the extreme
circumstances of the Righteous. But we do know there are those today
who would choose to do evil, if they are so permitted.

Thank you.