domingo, 27 de septiembre de 2009

Regalo de Yom Kippur

Me pregunto si habrán alcanzado a arrepentirse y pedir perdón...

Ah, cierto que tienen otro tipo de religión.

viernes, 25 de septiembre de 2009

El mito de que la izquierda no puede ser antisemita

Uno de los mitos más difundidos es que la izquierda no puede ser antisemita porque es por naturaleza anti-racista. Cuando yo me definía de izquierda, también me lo creía. Sólo la derecha podía ser racista: estaba contra los negros, los judíos, los putos, los pobres. Ser de derecha y judío parecía una contradicción total.

Pero esta conjunción de izquierda y anti-racismo fue producto de unas experiencias históricas peculiares, y cuando estas cambiaron o se fueron alejando en el tiempo, el vínculo entre identificaciones políticas tan generales y posturas contrarias a todo racismo se fue desintegrando.

Por ejemplo, tomemos el caso del antisemitismo como forma de racismo. La izquierda nació antisemita: los pensadores de izquierda más importantes tenían opiniones extremadamente negativas sobre los judíos, a los cuales asimilaban con el capitalismo, la especulación y la superstición.

Voltaire despreciaba a los judíos, a quienes veía como intolerantes y fanáticos. Escribió que "no estaría nada sorprendido si este pueblo no se transforma algún día en mortal para la raza humana". Pero Voltaire también dijo que en Roma "los judíos eran considerados de la misma manera en que nosotros consideramos a los negros, como una especie de hombres inferiores" y que los hombres blancos "me parecen superiores a los negros, así como los negros son superiores a los monos y los monos a las ostras." (Bernard Lewis, "Semites and Anti-Semites. An Inquiry into Conflict and Prejudice", W. W. Norton & Company, New York, London, 1999, p. 88), así que al gran genio de la Ilustración, ese que tanto hizo para derribar el viejo orden autoritario, se le puede ver un odio por todos los pueblos "inferiores". Sobre los judíos también escribió, "...que esos descapullados [sin prepucio] de Israel que venden calzones viejos a los salvajes se digan de la tribu de Neftali o de la de Issachar, carece de importancia; no dejan de ser por ello los mayores pordioseros que jamás hayan mancillado la faz de la tierra." (Poliakov, "Historia del Antisemitismo. El siglo de las luces", Muchnik Editores, 1984, p. 96).

Immanuel Kant consideraba que el judaísmo era básicamente amoral: "Los palestinos que viven entre nosotros," escribió, "han adquirido no sin razón la reputación de estafadores." (Walter Laqueur, "The Changing
Face of Antisemitism. From Ancient Times to the Present Day", Oxford, 206, p. 74), No hace falta aclarar que cuando Kant o cualquiera en su época hablaba de "los palestinos", se refería a los judíos, ya que "los palestinos" árabes de la actualidad, son un invento propagandístico de la OLP de la década del sesenta.

En el segundo año de la Revolución Francesa, los jacobinos (el ala izquierda) de Nancy sometieron a la aprobación de los jacobinos de París una orden de expulsión de todos los judíos residentes de Francia, la cual fue finalmente rechazada (Poliakov, "Historia del Antisemitismo. La Emancipación y la reacción racista", Muchnik Editores, 1984, p. 18).

Charles Fourier (llamado "socialista utópico") atacaba al "judío Iscariote" que se instalaba en Francia y dejaba en la bancarrota a los antiguos comerciantes. El judío Iscariote, luego de arruinar al pueblo, se escapaba a otro país con sus ganancias. Poliakov cita a Fourier, quien en 1808 decía que cuando los judíos se hayan extendido en Francia, el país "se convertirá en una inmensa sinagoga; sólo con una cuarta parte de las propiedades, los judíos ejercerán una profunda influencia a causa de su unión secreta e indisoluble." (idem, p. 151). También Fourier decía que "¿acaso merece ser protegida una secta que extiende su odio hasta la mesa de sus protectores? Esta negativa a comer por parte del jefe de los judíos quizás sirva para demostrar la veracidad de todas las infamias que se les imputan, entre otras el principio según el cual robar a un cristiano no es robar." (idem, p. 152). Toussenel, su discípulo, se concentró en el tema, escribiendo un libro llamado "Los judíos, reyes de la época" (1844) en el que denunciaba "el reino del dinero". Como vemos, los judíos eran asociados por la izquierda al dinero, el comercio, el capitalismo y la superstición.

El socialista cristiano Pierre Leroux publicó un libro con el mismo nombre en 1846. Sin embargo, planteaba que el pueblo judío tenía un gran futuro: "...no veremos siempre al pueblo de Israel con ese feo aspecto que tiene actualmente. Adquirirá un semblante más sereno, más joven, más sonriente; dejará de parecerse al judío Shylock; y espero verlo resucitar con los rasgos del Nazareno al que los judíos crucificaron y al que todavía crucifican con la especulación y el capital". Muchas gracias, Leroux, siempre fuiste un amigo.

Pierre Proudhon por su parte, famoso socialista francés, estaba completamente desatado cuando hablaba de los judíos. Proudhon escribió entre otras cosas: "El judío es antiproductivo por temperamento, no es agricultor ni industrial, ni siquiera realmente comerciante. Es un intermediario siempre fraudulento y parasitario que se vale de la tergiversación, la falsificación y la intriga. Sólo conoce las alzas y bajas, los riesgos del transporte, la incertidumbre de la cosecha y los azares de la oferta y la demanda. Su política económica es totalmente negativa; es el principio del mal, Satanás, Ahrimán, encarnado en la raza de Sem." Proudhon fue el primero que encarnó el principio del mal en una raza. Proudhon consideraba que los judíos se habían situado "fuera del género humano" al rechazar a Cristo. (idem, p.156). En su diario privado se explayaba aún más y peor: "los judíos, raza insociable, obstinada, infernal. Son los primeros responsables de esa superstición nefasta que llamamos catolicismo, en la que el elemento judío furioso e intolerante prevalece siempre sobre otros elementos griegos, latinos, bárbaros, etc., y ha sido durante mucho tiempo un suplicio para el género humano...", "odio a esta nación". Proudhon esbozó un programa de acción progresista: "Judíos. Hacer un artículo contra esta raza que todo lo envenena y se mete en todas partes sin mezclarse jamás con ningún pueblo. - pedir su expulsión de Francia, con la excepción de los individuos casados con francesas. - Abolir las sinagogas, no admitirles en ningún empleo y conseguir la abolición de este culto. No es gratuito que los cristianos los llamaran deicidas. Los judíos son los enemigos del género humano. Hay que enviarlos de nuevo a Asia o exterminarlos." (idem p. 157-158). Y todavía hay más.

Ferdinand Lassalle, socialista de origen judío escribió: "no siento ninguna inclinación hacia los judíos, incluso en general los detesto." Pero Karl Marx cuya familia había sido judía (él nunca lo fue), igual lo atacaba a Lassalle, llamándolo "negro judío". Marx por su parte desarrolló toda una teoría que asimilaba al capitalismo con el espíritu judío y la religión judía con el culto al dinero. Ya he transcripto sus expresiones antisemitas aquí. Mientras que Feuerbach acusaba a los judíos de egoísmo (idem p. 193), Marx le contestaba que el egoísmo es simplemente una manifestación de lo judío. Como si diera vuelta un guante.

Por su parte Arnold Ruge, un "joven hegeliano", en su juventud amigo de Marx, promovía el ateísmo como filosofía, pero no le parecía contradictorio escribir que los judíos eran "esos parásitos de la cristiandad, que se sienten tan bien en su papel de especuladores que no creen en nada y precisamente por esta razón siguen siendo judíos". (p. 195). Cuando se enojó con Marx (en 1844) lo llamó a este "canalla y judío desvergonzado". Bruno Bauer, otro amigo de juventud de Marx, también fue convertido al ateísmo. De los judíos decía "que habían construido sus nidos en los poros y en los intersticios de la sociedad burguesa". Atribuía la "tenacidad del espíritu nacional judío" a la incapacidad de desarrollo histórico del carácter completamente "ahistórico" de ese pueblo y a su "esencia oriental". El delito de los judíos era rechazar el ateísmo y seguir con sus "supersticiones".

Bakunin, el padre fundador del anarquismo, veía en los judíos "una secta explotadora, un pueblo de sanguijuelas, un parásito único devorador que está unido apretada e íntimamente no sólo a través de las fronteras nacionales sino también a través de todas las divergencias de opinión políticas". Según Bakunin, el judío no sirve para el socialismo, ciertamente no para el liderazgo socialista, para el que lo descalifica su "pasión mercantil que constituye una de los principales características de su caracter nacional." Para Bakunin no había diferencia entre Marx y Rotschild, los dos eran del mismo tronco de especuladores y parásitos. (Lewis, p. 113).

Y por supuesto, todo judío que deseara pertenecer al movimiento socialista debía explícitamente renunciar (si no denunciar) cualquier vínculo especial afectivo que tuviera con su pueblo como impropio de un socialista. Por ejemplo, avanzando en el tiempo, Abraham León, jóven socialista de origen judío, que murió en un campo de concentración nazi, publicó un panfleto durante la Segunda Guerra Mundial que tuvo mucho impacto en círculos trostkistas, en el que argumentaba que históricamente los judíos habían elegido la usura como su principal ocupación, no porque otras profesiones les fueran vedadas, sino por una inclinación esencial propia. Nadie les había prohibido transformarse en campesinos o trabajadores o elegir algún otro trabajo productivo; ellos habían optado por la usura y quienes no lo quisieran admitir eran tontos o mentirosos (Laqueur, p. 174). Ni siquiera Trotsky o Lenin habían argumentado de esta forma. León y el antisemitismo de la Unión Soviética pueden verse como los continuadores de la tradición luego de la guerra contra los nazis.

En realidad, el vínculo entre la izquierda y la lucha contra el antisemitismo recién fue establecido a partir del escándalo del caso Dreyfuss en Francia y de la adopción del antisemitismo como plataforma política de la derecha en Alemania. Y el vínculo no fue establecido sin ambiguedades.

Lo que sucedió en Francia es que en torno al caso Dreyfuss (ese oficial francés de origen judío que fue condenado por traición con pruebas falsas), la izquierda y la derecha francesa encontraron un escenario en el cual enfrentarse. La derecha, deseosa de volver a la monarquía, y guardiana del "honor" del ejército y de la Iglesia, se enfrentaba al republicanismo y laicisimo de la izquierda y no estaba para nada claro que sector ganaría la contienda en Francia. Develar la realidad del caso Dreyfuss suponía poner en evidencia la manipulación de las pruebas que habían realizado los oficiales que acusaron a Dreyfuss y de esa manera desacreditar al ejército francés (la izquierda temía que el ejército realizara un golpe de estado contra la república). Es por eso que la izquierda abandona sus anteriores tesis antisemitas y se pronuncia a favor de la inocencia de Dreyfuss y de la igualdad de los judíos con respecto a todos los ciudadanos (si bien, y hasta el día de hoy, Francia no acepta la existencia de un pueblo judío, sino sólo de ciudadanos franceses de religión judía). La derecha francesa por su parte se vuelve virulentamente antisemita, ya que a través del ataque a los judíos en realidad estaba atacando a la idea de la república.

En Alemania, el antisemitismo en el último cuarto del siglo XIX era parte de la plataforma política de sectores extremistas. Pero los conservadores (la derecha) se terminan aliando con estos sectores al darse cuenta que la agitación antisemita es una gran cosechadora de votos. La izquierda alemana que hasta ese momento oscilaba entre la indiferencia y la hostilidad hacia los judíos, toma como reacción una postura favorable a los judíos y abandona explícitamente el antisemitismo.

Nosotros somos herederos de esta conjunción histórica cuyos efectos aún se pueden notar. Pero el triunfo del capitalismo, el fracaso de las posturas antisistémicas de la izquierda y la desaparición de la clase obrera como actor político (y también como realidad social) han desorientado a la izquierda. La izquierda insatisfecha ahora se compone de un conjunto de actores con intereses contradictorios: marxistas, ecologistas, feministas, socialistas, tecnófobos, paranoicos, elites intelectuales, anarquistas, comunitaristas, jóvenes rebeldes, anti-imperialistas, ex-comunistas, panarabistas, etc, frente a un sistema mundial que se ve victorioso e inexpugnable. Mientras tanto, valores que en su origen eran de izquierda, como separación de estado y religión, igualdad, democracia, republicanismo, derechos humanos, libertad, hoy son compartidos por toda la sociedad, incluyendo a la derecha (salvo la extrema derecha). Nadie está en contra de estos valores, y nadie osa decir que está en contra, porque son parte del nuevo consenso. Esto ha dejado a la izquierda insatisfecha con grandes interrogantes: ¿cuál es la clase revolucionaria, cuál es el plan de acción y quién es exactamente el enemigo? No es entonces sorprendente que viejas vagas ideas de la izquierda hayan sido resucitadas, y el antisemitismo del trotskismo y el comunismo reciclados: el enemigo es el "capitalismo desenfrenado", la especulación, las grandes corporaciones, las "marcas", el capital transnacional y por supuesto, Israel, el sionismo y el "lobby judío".

Algo interesante en este desarrollo del antisemitismo de la izquierda es que si en un principio se argumentaba que los judíos eran defectuosos porque no tenían la capacidad para un desarrollo histórico autónomo (tener un estado por ejemplo), con la creación del movimiento sionista, la izquierda comienza a argumentar que los judíos no deben tener un desarrollo autónomo, ya que eso es "reaccionario." Es como que te critiquen diciendo que nunca sabrás tocar bien el piano y luego te critiquen porque te has puesto a tomar clases de piano y no te va tan mal. El peor crimen entonces es finalmente que te contrate el Teatro Colón para dar unos conciertos de piano que tu mismo has escrito, y eso ha sido exactamente lo que hicieron los judíos al fundar Israel, que como país es un milagro. El antisemitismo en muchos sectores de la izquierda es simplemente producto del resentimiento contra la gente capaz, como ya he argumentado aquí.

Me olvidé de agregar que este post fue inspirado por el caso de la jueza Elsa Rosa Parrilli, quien fue militante de izquierda en los setentas y exiliada del país, y que hoy en día les dice a unos agentes de policía: "Ganan $ 1.200 para joder a la gente... Todas morochas, ni a una rubia contratan. Debería pegarte un cachetazo por hacerme perder el tiempo" y otras cosas que demuestran que se puede ser de izquierda y ser racista. Vean el post en Apuntes Urbanos, imperdible.

Las evasiones del islamista Anas Al-Tikriti

El bloguero Dave Rushmore se puso a seguir a un apologista del Hamás en el Reino Unido llamado Anas Al-Tikriti que publicó un artículo en Comment is Free del diario The Guardian. Dave demandó respuestas.

Al Tikriti dijo que la Carta Fundacional del Hamás, que llama a la guerra santa contra los judíos y matarlos a todos para que llegue el fin del mundo, ya no era relevante y que los líderes del Hamás la rechazaban (falso). Dave le pidió pruebas de estas afirmación. Al-Tikriti trató de evadir. Al-Tikriti luego afirmó que el Hamás se encuentra en proceso de revisión del documento (falso también). Dave lo siguió y le dijo que lo mismo dijo el libro de Khaled Hroub de Al-Jazeera en el año 2006, y que sigue sin haber ninguna señal de ningún tipo de revisión. Al-Tikriti entonces dijo que varios líderes del Hamás han rechazado el documento públicamente (falso otra vez). Dave entonces le pidió los nombres de estos líderes y alguna prueba pública de esto ser cierto (ya que hubiera sido una gran noticia en el mundo árabe de ser así). Al-Tikriti se excusó entonces diciendo que su PC estaba trabada y que no iba a poder responder...

Un placer de leer. Qué daríamos porque todos los periodistas fueran así como Dave.

Los islamistas mienten siempre, porque deben esconder su odio frente al público. Nosotros, los judíos, los israelíes, y la gente buena que nos apoya, no odiamos y vamos siempre con la verdad. Por eso siempre les vamos a ganar.

Dura crítica de Haaretz al discurso de Netanyahu

El periodista israelí Gideon Levi, del diario Haaretz, ataca duramente a Benjamín Netanyahu a raíz de su discurso en la Asamblea General de la ONU:
Nunca antes un político israelí disertó sosteniendo el mapa
de Auschwitz y los protocolos de la Conferencia de Wanssee, los cuales recibió últimamente en Alemania, para demostrarle al mundo que la Shoá tuvo lugar. De esa manera, entró Netanyahu en el despreciable juego del presidente de Irán: si las pruebas son necesarias, sesenta años después, tal vez tenga razón el negacionista, podría pensar el mundo.
La opinión de Gideon Levi era de esperar y se ajusta a su visión política de los últimos años, es decir, criticarlo absolutamente todo. Son famosas sus declaraciones en contra de la Segunda Guerra de Líbano y de la operación Plomo Fundido, en las que acusó a Israel de ser un país violento y peligroso y de actuar por encima del derecho internacional.

Siguiendo en esa misma línea prosigue Levi, lleno de odio hacia el Primer Ministro, escupiendo en la memoria de sus familiares asesinados por el nazismo:

Netanyahu comenzó la exposición como si fuese el presiente del museo Yad Vashem: Holocausto, Holocausto, Holocausto; su familia y la familia de su mujer. Y luego se puso a hablar en el idioma de Shimon Peres, proponiendo un "futuro rosa" para la humanidad.

Como remate final, afirma con orgullo Levi que el concierto de Leonard Cohen en el estadio de Ramat Gan tuvo mucha más emoción que el discurso propagandístico y demagógico de Benjamín Netanyahu.

martes, 22 de septiembre de 2009

viernes, 18 de septiembre de 2009

Gaza: The Overcrowding Myth


This was crossposted at Z-Word Blog.

There is a common misperception that the Gaza Strip is "one of the most populated places on the planet". Sometimes this is said because people want to emphasize the plight of the "overcrowded" Palestinian people, accuse Israel of stealing most of "Palestinian" land, and sometimes it is said by others to remark that in case of war in the Gaza strip, there is no chance of fighting it without hitting civilians, since the Palestinians are, as if were, living one over the other.

But the Gaza Strip is not one of the most populated places on the planet.
Nor Gaza city is one of the most densely populated cities in the world.
and not even Gaza refugee camps are somehow unique in this respect.


The misperception is based on two true facts:
  • The disputed territories with Israel on which Palestinian-Arabs live (Gaza and the West Bank), if they are considered as a country or independent region (and in the future they might be a country), are 14th in the rank of population density. Of course, behind Macau, Monaco, Singapore, Hong Kong, Gibraltar, Vatican City, Malta, Bermuda, Bahrain, Bangladesh, Maldives, and the Bailiwicks of Guernsey and Jersey. If we keep on the list only independent countries and drop the regions affiliated with a country, Gaza and the West Bank would be 8th in the rank (of a total of 193 countries).


  • Palestinians have a high birthrate. They were ranked 31th by the UN (behind many African countries, however).



When you think about a high birthrate and you rank countries according to their population density, then you get the impression that the Palestinians have to live packed like sardines, just because they are ranked 8th in the world and have lots of children. However, this impression is not true. The disputed territories rank so high simply because they lack (Gaza especially, the West Bank not so much) miles and miles of unpopulated or sparsely populated countryside, that is common in most other countries in the world. It is this absence that makes them rank so high, and not a supposed overcrowding. It is worthy to remind the reader that Israeli settlements are not responsible for the lack of countryside. There are no Israeli settlements in Gaza. Settlements in the West Bank occupy less than 5% of the land.

This said, it is not as if the Gaza strip didn't have empty spaces and open fields inside its small (for a country) territory.
See for example this map of Gaza:

Everything that is pink or orange is not a built-up area. Room enough to build there, but of course, it is not really what you'd call a countryside.

Lets take then Gaza, which is the most extreme case in the Palestinian land issue and leave the West Bank outside of the following discussion. By considering Gaza, I am stacking the argument against me, since the West Bank has actually unpopulated areas which, if taking into account, would take the average Palestinian population density down.

Actually, what you have to do is to compare the Gaza strip with any other urbanized area in the world -not with a whole country- do the maths, and then get your own conclusions. Since I am an Argentinian, born in Buenos Aires, the capital, but now living in Israel, I will take Buenos Aires as the opposite example. Because some of you would argue that by comparing the Gaza strip with an urbanized area and not with a country I am somehow deceiving my readers, let me first explain a few things:

1. I was born in Buenos Aires and lived there most of my life.
2. Generally, I would spend more than 330 days a year inside the city, and only on holidays I would leave it.
3. Buenos Aires, as the capital of the country, attracts workers from the suburbs. Every day there would be traffic jams on the entrances to the city, every morning and every afternoon, when people left the city for their homes outside. Every day I would take an overcrowded subway to another neighborhood to work, and the same to go back home.

This means that I and most of the people in my city, would live surrounded by millions of people all year long. For us, it is simply normal. What I want to say with this is that my city is my country for all practical purposes. I only saw open spaces when I was on vacations. Just as the Palestinians in the Gaza strip would. Because of this I feel that it is absolutely correct to compare the territory of Gaza with a city. People don't move 400 km every day. People live in cities. If something is overcrowded, then it is a city.

Now, lets go for the numbers:

The Gaza strip has a surface of 360 sq km.
In the Gaza strip lives an estimated population of 1,551,859.
The Gaza strip has no daily or even seasonal population variations. There are no people from the "suburbs" who come to work everyday to the strip. Its population is stable and growing.

This means that the Gaza strip has a stable average population density of 4.311 people/sq. km.

Now, the city of Buenos Aires occupies a surface of exactly 200 sq. km. And its resident population (those who live inside the city) numbers 2.776.138 people (according to the 2001 census). This means that the approximate Buenos Aires' population density every night, when the non-resident population goes home, numbers 13,881 people/ sq km. In other words, during the hours in which Buenos Aires is mostly empty, it has 3.21 times the population density of the Gaza strip.

But what happens during the day? I was awake during the day, I went to work during the day, most of my life experiences inside the city, at least 340 days a year occur during the day, when the non-resident population floods the city from the suburbs and share the space with me and the rest of the residents.

Every working day, more than 3.200.000 people enter Buenos Aires to work (with 1.100.000 cars). This means that every day there are 5.976.138 people inside the same 200 sq. km of the city. Buenos Aires has a population density of: 29.881 people / sq. km by day, or 6.93 times that of the Gaza strip.

Are we, not Gazans, packed like sardines? That is not how I felt when I was living there. It is normal. An urban area. A city. And in comparison to Gaza, Porteños (that is how we call ourselves, the inhabitants of the city of Buenos Aires) don't have the sea nearby (and the river is polluted, bathing in it is forbidden by law).

But what if I cross the city border to the other side, do I get to walk through sunny plains where all you can see is the tall grass of the Pampas? You wish. On the other side of the city line there are only blocks and blocks and more blocks of buildings and almost the same population density as on the city, for several kilometers. In fact, almost 10 million people more live in neighborhoods surrounding the city, in what is called the "Greater Buenos Aires".

Is the city of Buenos Aires "one of the most populated places on the planet"? Not a chance. It is only 59th in the world ranking, behind evidently "unlivable" places like Moscow, London, New York, Rio de Janeiro, Santiago de Chile, Los Angeles, Madrid, Berlin and others. Do people who live in these cities get worldwide sympathy like the Palestinians because they are living in "one of the most populated places on the planet"? I don't think so.

Now, numbers tell the story, but a picture is worth more than a thousand words.

This is the Gaza strip on Google Earth. Pay attention to gray areas. Those are the built-up places in the strip. It fits with what we saw on the previous map.
.
Now this is the city of Buenos Aires. As you can see, most of it looks gray. It is all built-up. From the river to the city border (drawing a line East-West) it measures 15.5 kilometers.


This is Gaza city. From the sea to the border (drawing a line northwest to southeast) it is only 6 km long. A short walk.


This is a detail of Buenos Aires city center. Each small square you see is a 100 meters x 100 meters block, packed up with seven to fourteen-story buildings, leaning one against the other.


This is my own neighborhood in Buenos Aires, called "Villa Crespo", where I "suffered so much" because of overcrowding. I marked in orange my block.

And this is an even closer detail of my own block. My house is a small rectangle in one of the corners of the block.


Gaza city then, is small potatoes compared to my city if you speak of overcrowding. It would be for me a small and sleepy town.

This is a panorama of Gaza city, with the beautiful Mediterranean sea on the background.

And this is a panorama of Buenos Aires, my city, with... well, the smog as the background.

Please, click on every picture to see them in a bigger resolution.

Now, some people would now say that I am comparing a strip with a city (although the Gaza Strip is only 1.8 times the size of the city of Buenos Aires). That I should have compared Gaza city with Buenos Aires city. And that I am not considering the situation of the people living in the refugee camps in Gaza. Surely, they are living in an uniquely overcrowded hell? Surely nothing equals their situation with anything found in the city of Buenos Aires?

Well, lets consider the refugee camp.

This is Jabalia, in the north of the Gaza Strip. Jabalia is the biggest refugee camp in the Gaza strip by population: 107,590 people live there today according to UNRWA.

Its area is 1.4 sq. km. So its population density is 76.850 people / sq. km. Pretty packed isn't it? 2.57 times the average population density of the city of Buenos Aires as a whole during the day. Even the Wikipedia entry that gave me its area calls it "one of the most densely populated places on earth". Now surely people were actually referring to this small part of the Gaza strip and this small proportion of Palestinians when they mistakenly said that the Palestinian territories were one of the most populated places on the planet, and that Palestinians were living in an intolerable high density of population.

Well, I don't deny that it looks pretty tight in there, although the clear absence of buildings surely has to have something to do with the overcrowding. But, wait a moment, what are these?

These are Buenos Aires' "refugee camps". They are called Villas Miseria (neighborhoods of misery or shanty towns would be the appropiate translations). I have only marked the largest ones, there are many more that are too small to see in this picture, mostly bordering the river on the south, one of the most polluted in the world, called the "Riachuelo".

Lets see one of the Villas Miserias up close.



This is called Villa 21-24 or Villa 21-24-Zavaleta (originally they were three separated villas miseria). Its population numbers 45.285 people. Its area is 0.66 sq km. Its population density then, is 68.613 people / sq. km., or 0.89 times that of the worst case in the Gaza strip, i.e. almost equal.

With one important element missing from the picture: the inhabitants of Villa 21-24 do not receive any kind of international aid. They don't have a dedicated refugee agency only for them, like the Palestinians have. They don't have any sort of agency at all.

If we are talking about oppression, during the early 1980s the military government forcibly expelled 200.000 people living in villas miseria outside the city (the government just dropped them on wastelands in the province). Since the beginning of the democracy in the eighties the population of the Villas Miserias has grown again.

I don't know if Villa 21-24 is the most densely populated shanty town in the city of Buenos Aires or there is an even worse case. I just took this example because it is the biggest. One last thing: according to some studies, 70% of the inhabitants of the villas miseria are not Argentinian citizens and the inhabitants of the villas miseria represent 7% of the residents of the city of Buenos Aires. A substantial amount.

See a detail of Villa 21-24, it looks just like a refugee camp!


You can compare a panoramic view of Jabalia (during the war)

With the front view of Villa 1-11-14 in Buenos Aires:

Or walk through Villa 1-11-14 narrow and soiled streets...

Or with a panoramic view of an even poorer Villa Miseria in a suburb of the city of Buenos Aires, Ingeniero Budge, where people live inside rooms made of corrugated tin, something no Palestinian has ever experienced in his life (please click picture to enlarge):


We are not talking about a favela in Rio, or a shanty town in Venezuela, or even a poor neighborhood in India or Bangladesh. Buenos Aires is a normal city in the third world, and poor people in the third world live like this. There is nothing uniquely extreme about the plight of the Palestinians. Shanty towns in all those other countries I mentioned are, without a doubt, more overcrowded than Palestinian refugee camps.

Just take a look at this:

Favela Rocinha, Rio de Janeiro, Brasil.


Favela Morumbi, Sao Paulo, Brasil.


Or if you want to really freak out - ha, ha- , see the city next to where I live, Bat Yam, in Israel.

So, the "Palestinian territories" are not one of the most populated places on the planet.
The Gaza Strip is not one of the most populated places in the world.
Nor Gaza city is one of the most densely populated cities in the world.
And not even Gaza refugee camps -which house a small percentage of the Palestinian population- are unique
in this respect either. A villa miseria in Buenos Aires, Argentina is as densely populated as them. A villa miseria in Brasil, or Mexico or Venezuela or India is several times more densely populated than a Palestinian refugee camp.

But why, you may and should ask, are the Palestinians in Gaza still living in refugee camps, when Israel has not been in control of the territory between 1949 to 1967 and again since august 2005? Now that the Palestinians are in full control of the territory, how come do refugee camps for Palestinians exist in the territory that Palestinians rule? Why is a noticeable percentage of their population still living in relative overcrowding if there are enough empty spaces in the Gaza strip to create model neighborhoods and tall buildings? Ask the UNRWA and ask Hamas.

domingo, 13 de septiembre de 2009

La derecha lunática

La presidencia de Obama (el hecho de que sea presidente) ha hecho finalmente estallar los cerebros -delicados de por sí- de la derecha norteamericana. No se pierdan estas fotos de los lunáticos que protestan contra Obama el Nazi-Guasón porque quiere hacer algo terriblemente abominable: reformar el sistema de salud...

http://littlegreenfootballs.com/article/34652_Scenes_From_a_Tea_Party

http://littlegreenfootballs.com/article/34648_Pro-Life_or_Pro-Death

Por supuesto, el nazi siempre es el otro... me hace recordar a ciertos comentaristas bloqueados que supo tener este blog.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Argentina es un país Nazi II

Hace unos meses se comentó como en la realidad, luego de realizar un genocidio contra los habitantes nativos del territorio, Argentina estaba dejando morir de hambre a sus pocos descendientes.

¿Se podía vislumbrar este resultado en la ideología nacionalista argentina?

Si consideramos las palabras de Domingo Faustino Sarmiento, prócer y ex-presidente argentino y cuyo busto cabezón ocupa un lugar en todas las escuelas argentinas, al parecer sí:

"¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América
siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son más
que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen.
Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces
de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se
los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño
, que tiene ya
el odio instintivo al hombre civilizado.

Domingo Faustino Sarmiento El
Progreso, 27/9/1844; El Nacional, 25/11/1876

Y esta es la ideología sobre la que se funda la Argentina. Necesario a toda ideología es poder olvidar lo inconveniente, por eso es que los argentinos no tienen un "problema indio" hoy en día. No tienen indios, al parecer, son todos argentinos. Todos quieren y quisieron ser argentinos siempre, encima. Nacer en Argentina y querer ser otra cosa es traición a la patria. Y a los indios sólo dos páginas en el manual de cuarto grado. Sarmiento, hoy en día, recibe de parte de los argentinos más despiertos un "no era tan buen tipo", "era medio racista". Eso solo... si supieran que hasta el argentino más progre, por ser argentino, es hijo intelectual de Sarmiento...
Por eso, viene un argentino a este blog, descendiente de los ejecutores de este genocidio planificado y beneficiario de su pillaje y dice muy orondo que "los judíos le han robado su tierra a los árabes palestinos". Esto es posible porque los argentinos se han olvidado no sólo de que han robado y de que han matado a la víctima del robo sino de que han condenado a la muerte por hambre a los hijos de la víctima. Y después estos mismos beneficiarios del robo piden piedad por ser "víctimas de la dictadura y del imperialismo yanqui". Sin palabras...

jueves, 10 de septiembre de 2009

Sufran, nazis.

Qué delicioso placer que es el sistema de moderación implementado en este blog. No sólo te filtra a los nazis y deja pasar a la gente normal, sino que te muestra como trabajan. Como te da el IP de esta gente te permite ver como cambian de nombre para hacer de cuenta que son más: "Gerardo" y "Dany" usan el mismo IP. Sufran, nazis.

martes, 8 de septiembre de 2009

En un mes se expulsará a los palestinos

Ahhhh... un poco de limpieza étnica para comenzar la mañana. Porque todos saben que los israelíes somos unos monstruos.

Pero, qué raro. Los que están expulsando a los palestinos hablan árabe también. Son musulmanes... y sunnitas, como los palestinos. Emiratos Arabes Unidos, ese conjunto de feudos con rascacielos, se saca de encima a los palestinos. Tienen un mes para irse.

Así se resuelven los problemas con los palestinos...

...en el mundo árabe.

Ah, pero en el 2001, los Emiratos Arabes Unidos no se olvidaron de pedir que la comunidad internacional proteja a los palestinos. (ojo con el link, abre un montón de ventanas).

"Hipocresía y absoluto desprecio por la vida humana" debe necesitar muy pocas letras para decirse en árabe. Menos esfuerzo aún para llevarlo a cabo.

El experto que se va de su area de expertise...

Me pasaron la entrevista a un antropólogo llamado Alejandro Grimson. La leí con interés porque en el area y casos que estudia, tiene cosas novedosas para decir.
Lamentablemente, Grimson también habla de lo que no sabe, y en seguida cae en errores y falsas equivalencias.

Al final de la entrevista, Grimson dice:

"Yo lo que encuentro, en los ocho años de Bush, es que fue un período de incremento de los fundamentalismos al interior de Estados Unidos que ayudó a que crecieran otros fundamentalismos en distintas partes del mundo. Eso implica comprender la dinámica global de la cultura política, pero no justificar nada: no es necesario tomar partido por Bin Laden o por Bush, por Hamas o por Israel. Lo que hay que pensar es que existe otra manera de hacer política, de actuar frente a la alteridad. El problema de los grupos políticos de los que hablábamos es que tienden siempre a tomar partido por uno de los dos bandos. Yo lo que planteo es que lo que hay que cambiar, en todo caso, es la lógica política fundamentalista."


Ahí se mandó el moco. Hamas e Israel no son comparables. Uno es un movimiento (terrorista), el otro es un país. Lo que ha hecho es igualar a un país con una idea política (que no termina de definir, ¿porque cuál es?).

Si a este antropólogo se le siguiera la idea y el periodista que lo entrevista dijera: "claro, no hay que tomar partido ni por Chavez ni por Argentina", el tipo en seguida diría, momentito, no es una buena comparación: Chavez representa una ideología en Venezuela, Argentina es un país con muchas ideologías dentro [como Israel]. Puedo estar en contra de Chavez, ¿pero qué significa estar a favor o en contra de Argentina? ¿Qué quiero que desaparezca? ¿Y si no quiero esto, soy un fundamentalista?"

Interesante también que el dice "por Bin Laden o por Bush", no dice "por Bin Laden o por Estados Unidos". Al parecer, sólo Israel es menos que un país, es sólo una idea extremista por la que no hace falta tomar partido.

Lamentablemente hay tipos que no saben de lo que hablan una vez que salen de su campo de estudios. O que el discurso hegemónico en las Ciencias Sociales los ha atrapado. (y el discurso hegemónico no es el de George Bush - Bush, Bush, ¿quién era?).

Grimson contribuye a la demonización de Israel con esas falsas comparaciones.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Fiesta loca

Me acabo de enterar, gracias al comentario de un visitante al blog, que la semana pasada se murió Seineldín. El invitado da un buen resumen de su historia:

No tiene mucho que ver, pero esta semana murió un importante difusor del antisemitismo en Argentina, entre otras barbaridades: Mohamed Alí Seineldín. Aunque su nombre puede llevar a equívocos, era un ultra católico fundamentalista de los que quedan pocos (por suerte), aunque hijo de drusos del Líbano. Es famoso por su frase de que es más fácil encontrar un perro verde que un judío honesto. También encabezó el último intento de golpe militar en la Argentina (donde murieron 13 personas) y entrenó en centroamérica a militares de diversos países en métodos de tortura. Fue encarcelado por Menem e indultado por Duhalde. En sus últimos años decía a sus seguidores que pronto vendría una guerra mundial entre China y USA y que los judíos apoyarían a los chinos. Apoyaba su teoría con "pruebas" de que propietarios judíos del Once alquilaban sus propiedades a comerciantes chinos (que eran la avanzada de una invasión). Bien muerto está. Nada, quería contarlo, saludos.


No miento, pero acabo de comentárselo en voz alta a mi mujer, y en la sinagoga de al lado se pusieron a tocar el shofar como locos. ¡HOY HAY FIESTA PORQUE SE SACÓ LA BASURA!

Lo mejor de todo es que me enteré de casualidad. Y eso que leo los diarios argentinos. Pero siempre es mejor cuando los antisemitas se mueren de incógnito. Llamalo un bonus.

Me voy a servir un traguito de whisky, ¡Salud!