viernes, 31 de julio de 2009

Unas fotos apropiadas al 10 de Av

Sinagoga Hurvá 2009
Sinagoga Hurvá - 2009
La sinagoga que ven en las fotos, que está siendo (re)construida, se llama "Hurvá" (ruina). Tiene una larga historia detrás.
En el año 1700, judíos azkenazím llegados de Polonia y liderados por el rabbi Judah eh-Jasid decidieron construir una bonita sinagoga en un patio que había sido usado por siglos por los judíos azkenazim para rezar. Para lograr la autorización para la construcción, tuvieron que sobornar al Pashá de turno y al Sultán (como era la costumbre en el Imperio Otomano. El Pashá siguió pidiéndoles dinero incluso cuando sabía que pronto llegaría otro Pashá, el cual también les exigió dinero, llevando a la comunidad azkenazí a la ruina y forzándoles a pedir prestado. Cuando no pudieron devolver el préstamo, el prestamista incitó a la masa árabe a demoler la sinagoga con el pretexto de que era más alta que lo permitido (los musulmanes no aceptan que haya sinagogas o iglesias más altas que las mezquitas). La sinagoga del Judah eh-Jasid fue destruida en 1721, sus contenidos robados, y la entera comunidad azkenazí fue expulsada de Jerusalem por 89 años.
En 1836 los azkenazim que ya habían vuelto, consiguieron reconstruir una pequeña sinagoga en el sitio de lo que se había denominado "la Ruina" y más adelante otra.
En 1857 en el lugar de las dos pequeñas sinagogas se comenzó la construcción del gran edificio de la sinagoga que se denominó Beis Yaakov (Casa de Yaakov), pero que informalmente se la llamó la sinagoga Hurvá.
Se transformó en la sinagoga más importante de todo Jerusalem. Según las fotos y las descripciones era hermosa.
En 1948 los jordanos conquistaron el barrio judío de Jerusalem, expulsaron a todos sus habitantes y destruyeron una por una 51 de las 52 sinagogas que existían y reasentaron colonos árabes en su lugar, algunos que venían de lugares distantes como el Maghreb, noroeste de Africa (de allí que el lugar que ocupa actualmente la plaza del Kotel, se llamó el barrio Mugrabí).
Cuando Israel liberó Jerusalem de la ocupación jordana, el barrio judío estaba completamente destruido y también en partes ilegalmente ocupado por colonos árabes, los cuales casi todos huyeron a raíz de la victoria judía.
En el año 2000, la reconstrucción de la sinagoga Hurvá fue aprobada y hoy está casi completa.
Am Israel Jai.

miércoles, 29 de julio de 2009

Lectura en Tishá be'Av

Algunos posts interesantes para reflexionar:
Y lectura del día: La guerra de los judíos, Flavio Josefo (capítulos VI y VII).

Lamentaciones de hoy en día

En este día lamento que Jerusalem sea una ciudad que no pueda ser visitada con seguridad en todas sus calles, por temor a que te acuchillen por ser judío. Lamento que nuestros primos sean tan caraduras como para negar que el Templo existió en el mismo lugar donde metieron alevosamente una mezquita. Y lamento que el mundo todavía crea que tiene derecho a decirle a Israel dónde puede tener su capital y dónde no.

Lamentaciones de hoy en día. Eijá!

Palestinos mentirosos

Ahora, de los propios labios de Muhammad Dahlan, protegido de la serpiente Arafat (que su nombre sea borrado):

Muhammad Dahlan, diputado palestino de mayor categoría del Fatah: "[Sobre] Israel, hemos fijado un tiempo límite lógico de dos años, en mi opinión. El plan político garantiza la continuación de nuestra lucha nacional en todas sus formas, de una manera que cumpla con nuestras aspiraciones nacionales dentro de este período de tiempo."

Anfitrión de la Televisión palestina: "Si es así, la resistencia [violenta] y la lucha continúan."

Muhammad Dahlan: "Ese es nuestro derecho, un derecho legal. La comunidad internacional nos lo ratifica. Pero es la responsabilidad del liderazgo [palestino] de usarlo cuando lo desea, en el lugar y momento adecuados. No podemos dejarlo en manos de los jóvenes para que lo usen según su propio criterio. Esta es la diferencia entre [la Autoridad Palestina] usando este derecho y que lo haga cualquier otro. Yo viví con el jefe Yasser Arafat por años. Arafat condenaba las operaciones [terroristas] de día, mientras que a la noche hacía cosas honorables. No quiero decir nada más sobre esto."


PA TV (Fatah), 22 de julio de 2009

En Palestine Media Watch

El "honor" de los palestinos es evidentemente algo muy distinto del honor de los argentinos o de los israelíes. Y Dahlan no es del Hamás. Es del "moderado" Fatah.

No hay palestinos moderados, eso es un cuento chino. A ver si nos despertamos todos y vemos a los palestinos como lo que realmente son: el único y verdadero obstáculo para la paz en Medio Oriente.

Vía Simply Jews

martes, 28 de julio de 2009

Xadom


¡La pucha, esto me hizo volver a la infancia! (sólo unos pocos cambios necesitaría: verlo en blanco y negro y sin entender ni una palabra de inglés).
¡Xadom, oh Xadom! Si hoy tengo un empleo es gracias a que descubrí la lógica de tu laberinto cuando tenía sólo 9 años y muy poco que hacer.

lunes, 27 de julio de 2009

Marcos Aguinis demuele a Horacio Verbitsky


La respuesta a la nota de Horacio Verbitsky
Con pena y sin odio

Por Marcos Aguinis*

Es evidente que Horacio Verbitsky suda odio y resentimiento. Por eso debe sentirse dichoso como escriba de Néstor Kirchner. Ahora lo proyecta en contra de mí con llamativa obsesión. No quería responderle para no infligirle una herida. Una profunda herida. Además, sus acusaciones son groseramente falsas y ya las he desmentido varias veces. Confieso que me cansa repetir explicaciones, máxime si se basan en calumnias. Aprendí de Arturo Frondizi que no se las debe contestar. Por último, no me agrada escribir sobre mí.

Pero en fin, dedicaré un rato a dar respuesta a las mentiras de Horacio Verbitsky. También anuncio a los periodistas que no me prestaré a seguir con un debate tan estéril. Mi atención es demandada por cosas más importantes.

Sin conocer la vida de Horacio, confieso que lo admiré cuando publicó Robo para la corona. Me pareció una investigación seria y valiente. Util para nuestro vapuleado país. Además, sentía un gran respeto y valoración por la vida y obra de su padre, el novelista y periodista Bernardo Verbitsky.

¿Por qué empiezo con la memoria de su padre? Porque Horacio la mancilla. Me explicaré mejor.

Yo había conocido al escritor Bernardo Verbitsky cuando viajó a Río Cuarto para presentar su gran novela Etiquetas a los hombres. Pudimos hacer un aparte y hablar horas. Coincidíamos en nuestra decepción del sistema soviético, pese a mantener vivos los ideales y valores de la izquierda, y estábamos irritados con quienes calumniaban sistemáticamente a Israel. Bernardo se había convencido de que el anti israelismo muchas veces encubre judeofobia. Lo expresaba en su novela y en las conversaciones. Además, había tenido el coraje intelectual de criticar a Jean Paul Sartre por haber negado el gulag soviético.

Meses después me escribió, porque había empezado a trabajar en la DAIA. Descubrió un cuadernillo que yo había publicado en Río Cuarto, titulado “La cuestión judía vista desde el Tercer Mundo”. Había persuadido a las autoridades de esa institución de que efectuaran una reedición masiva, y solicitaba mi permiso. Yo acepté encantado. Cuando más adelante me radiqué en Buenos Aires, lo visité en repetidas ocasiones. Entre otros temas, hablamos sobre la suerte que tuve de abandonar la provincia de Córdoba antes del golpe de Estado, porque allí algunos empezaron a decir que yo me había “fugado”. Tenía sobre mis hombros el delito de haber publicado La cruz invertida y ser el intelectual más conspicuo de la ciudad, después del magnífico Juan Filloy. Bernardo estaba seguro de que si me hubiese quedado allá, podría haber corrido la suerte de muchos desaparecidos. Los dos sufríamos al enterarnos sobre el desfile de familiares que concurrían a la DAIA para buscar ayuda sobre parientes arrancados de sus casas. Fue entonces que surgió la iniciativa que, con patética bajeza, Horacio me achaca. No fue una bajeza, sino una determinación de la que me enorgullezco.

Frente a Bernardo Verbitsky los directivos de la DAIA me explicaron que hasta entonces sólo se habían ocupado de cultivar relaciones con políticos y gremialistas. Pero nunca con hombres de las Fuerzas Armadas. Para llegar a los altos mandos y gestionar el paradero y la libertad de gente desaparecida, estaban impotentes. No tenían muchos caminos, porque el antisemitismo era intenso. Por esa razón publicaron un cuadernillo sobre el general José de San Martín, encargado a un historiador llamado Grosso (que yo no conocía, pero sí Bernardo) y donaron la abultada edición al Ejército.

De esa forma, establecieron contactos que les permitieron rescatar a algunos jóvenes. Querían llegar también a la Marina. Enterados de que en el año 1977 se cumplirían dos siglos del nacimiento del almirante Guillermo Brown, lucubraron publicar otro cuadernillo dedicado a este prócer y actuar de la misma manera. Bernardo Verbitsky se entusiasmó con la idea y afirmó que yo era el escritor indicado. Mi reacción fue negativa, quizá porque me sublevaba tener que bajar la cabeza ante los represores. “¡Pero se salvarán vidas!”, exclamó Bernardo, con los ojos brillantes por alguna lágrima.

En la misma época me habían invitado a dictar conferencias en Caracas (la democrática Venezuela que recibía muchos exiliados argentinos). Como lectura de viaje llevé en mi maletín materiales sobre historia de la Marina nacional. Hasta ese momento no existía una buena biografía de Brown. Sus peripecias me encantaron. Era un personaje que hubiera seducido a Dumas, Salgari, Conrad, Melville.

A mi regreso acepté escribir el cuadernillo, pero sólo si yo me reservaba los derechos de una nueva edición. La DAIA estuvo conforme, sólo quería imprimir 5 mil ejemplares y donarlos a la Marina, para tender el puente que lograse rescatar a la mayor cantidad posible de desaparecidos. Hablé varias veces con Bernardo Verbitsky fuera de la DAIA, para pensar la forma del texto. Le gustó que empezara a mitad de su heroico periplo, porque atraparía el interés del lector. Quien se ocupaba de traerme las pruebas de imprenta ¡a casa! era Herman Schiller, otro redactor de Página/12 que pronto lanzó el valiente periódico Nuestra Presencia, muy crítico del régimen, y donde yo colaboré con intensidad. Schiller también trabajaba en la DAIA. Cuando falleció Bernardo en 1979, ahí publiqué una extensa necrológica titulada “Bernardo Verbitsky también es América”, parafraseando su novela Villa miseria también es América.

Mi folleto se fue extendiendo hasta convertirse en libro. Cuando estuvo terminado e impreso, la DAIA pidió a la Marina que le permitiese efectuar la donación de una forma solemne, para que este esfuerzo se irradiase a todos los mandos y, fundamentalmente, a los sitios de detención (este objetivo no fue expresado, lógicamente). En la DAIA me dijeron que yo debía concurrir, como autor del texto. Me pidieron que estuviese listo para acompañarlos apenas me avisaran. El acto se demoró bastante. Por fin se accedió a recibir la donación y a los directivos de la DAIA en el Edificio Libertad. El acto fue extremadamente informal, todos de pie, apenas se sirvió una bebida y habló el director de la Biblioteca, quien puso en claro que no todo el libro había gustado, aunque agradecía este esfuerzo.

Massera NO concurrió. Un directivo de la DAIA preguntó si daban a conocer este acto a la prensa, dada la absoluta ausencia de periodistas. La respuesta fue categórica: “¡No! ¡De eso nos ocupamos nosotros!”. Y, en efecto, se ocuparon de que no saliera ni una línea en ninguna parte. No les resultaba grato que una biografía sobre Brown hubiera sido escrita por un judío e impresa por la DAIA. Sólo apareció una nota en el Diario Israelita.

De modo que Horacio miente cuando se refiere a este tema. Y yo estoy feliz de haber contribuido desde mi trinchera de escritor a salvar varias vidas. Además de haber escrito una obra sobre Brown, de cuyo ritmo y calidad no me arrepiento.

Por la misma época, Horacio Verbitsky estaba contratado por la Fuerza Aérea, pese a su pasado de montonero. ¿No debería darnos alguna explicación sobre su directa colaboración con sus odiados represores, ya que pide decencia? Mientras yo trataba de salvar vidas, ¿qué hacía él? Para no agregar: ¿qué hacían sus patrones, los Kirchner?

Otra grosera mentira de Horacio es afirmar que yo fui funcionario sólo 11 meses. Once meses fui secretario de Cultura, pero desde el 10 de diciembre de 1983 me desempeñé como subsecretario de Cultura. Y después de enero de 1987 seguí como secretario de Estado a cargo del Prondec (Programa Nacional de Democratización de la Cultura), considerada la idea más original de la XXIII Conferencia Mundial de la Unesco en Sofía, y que recibió apoyo y ayuda de las Naciones Unidas. Por ese programa, años más tarde fui nominado dos veces al Premio Educación para la Paz de la Unesco por iniciativa de otros países –enterados de la obra que había realizado para la activa participación de la ciudadanía–, ya que el embajador argentino decidió no respaldar mi candidatura debido a mi oposición política, seguramente.

Mi actividad pública cursó toda la gestión del presidente Alfonsín (cinco años y ocho meses), desde el primer al último día. Y conté con su apoyo entusiasta. El no olvidaba mis trabajos en el CPP (Centro de Participación Política), la Carta esperanzada a un general, que publiqué en pleno gobierno castrense, mi lucha contra todo tipo de censura (por eso nos llamaban “democracia pornográfica”), el odio que me tenía la ultraderecha (expresado por la revista Cabildo) y las tareas para hacer florecer una inolvidable primavera cultural en todo el país. Al terminar mis funciones, emergí más pobre que nunca, porque había desatendido mi consultorio profesional y debía reiniciar casi de cero.

Revela Horacio Verbitsky una bajísima calidad moral al acusar falsamente a mi fallecida esposa de haber utilizado mi auto oficial para asuntos domésticos. Nunca ocurrió tal cosa. Además, muchas veces ni yo mismo lo usaba porque era un cascajo con olores asfixiantes. Era más cómodo desplazarnos en nuestro auto o en el transporte público. ¿Qué pruebas tiene para lanzar semejante embuste?

En cuanto a su reiteración sobre mi jubilación de privilegio, ya he aclarado en cartas de lectores y otros medios que no es tal, porque hice todos los aportes necesarios, como marca la ley. Es más: pagaba en varias cajas simultáneamente por mis diversas actividades, y lo hacía desde muy joven, cuando me designaron jefe de Trabajos Prácticos en la cátedra de Neurología de la Universidad Nacional de Córdoba poco después de recibido.

En cuanto a mi posición sobre Oriente Medio, vuelve a mentir, y espero que sea por ignorancia. Debería leer mi novela Refugiados, crónica de un palestino y advertir la ecuanimidad y la información con que manejo este difícil problema. Pero ocurre que soy un judío que puede defender a los palestinos en sus justos derechos sin tener que, al mismo tiempo, renegar de los justos derechos que también asisten a los israelíes. No padezco auto odio.

Y bien, Horacio. Ahora que he limpiado varios asuntos de tu letrina, podés dedicarte a investigar mi otro rubro: mi familia. Tal vez descubras que cuando pequeño le levanté la voz a mi abuelita y entonces demostrarás que soy un degenerado. Porque tu objetivo es descalificar a las personas, no un debate racional. Ya te conocen.

Espero que después de esta larga explicación (sobre la que pido disculpas a los inocentes lectores), se calme tu odio, respetes mejor a tu noble padre y, sobre todo, te parezcas más a él.

*Escritor.

Cada día hace reir mejor

miércoles, 22 de julio de 2009

El matrimonio civil de Lieberman

En el año 1947, meses antes de que sea aprobado el Plan de la ONU para la partición de Palestina, el presidente de la Agencia Judía (Sojnut) David Ben Gurión llegó a un acuerdo con los líderes de Agudat Israel, principal movimiento religioso ortodoxo, que determinaba el statu quo en las relaciones religión-estado en el inminente estado de Israel. Por temor a que Agudat Israel se oponga a la creación de un estado laico en Eretz Israel, Ben Gurión se vio en la obligación de concederles el monopolio en ciertos asuntos religiosos - como la cashrut o el matrimonio – y asegurarles autonomía en sus centros educativos y yeshivot.

Hoy, tras más de sesenta y un años, la Rabanut continúa teniendo el monopolio sobre esos temas, incluido el matrimonio. Aclaro en este punto que Israel es (y siempre ha sido) un estado democrático en el que hay libertad de culto y libertad para no pertenecer a ningún culto, como también lo dejó claro Ben Gurion en la declaración de independencia del año 1948. No obstante, a pesar de dicha libertad, los israelíes no son libres para actuar según sus propias creencias. Por ejemplo, los judíos no pueden casarse con los que no lo son y no pueden contraer matrimonio civil, sino solamente religioso y conforme a la más estricta normativa halájica y siempre bajo supervisión de la Rabanut.

Asimismo, no existe igualdad entre las diferentes corrientes y sectores de la religión judía. Los judíos reformistas o conservadores no pueden ser rabinos oficiales o jueces religiosos y muy rara vez reciben alguna ayuda gubernamental del presupuesto público. Tampoco pueden celebrar ceremonias religiosas como matrimonios o funerales. La ortodoxia también posee el monopolio de las conversiones al judaísmo.

Ante esta situación de desequilibrio, la sociedad israelí ha comenzado a demandar una mayor igualdad de derechos. Durante la pasada campaña electoral, fueron varios los partidos políticos que ofrecieron a sus votantes la implantación del matrimonio civil y otras leyes que sirvan para quitarle el desmesurado poder a los religiosos. Entre esos partidos estaban Méretz, Avodá, Kadima e Israel Beiteinu. Fue precisamente el partido de Avigdor Lieberman el que presentó a la Knéset, el pasado lunes 20 de julio, una iniciativa de ley que muchos analistas identifican como el primer paso hacia el matrimonio civil. La propuesta fue aprobada con veintidós votos a favor, tres en contra y una abstención.

El objetivo de la ley es ofrecer una alternativa a los “sin religión”, que no pueden contraer matrimonio religioso, para que puedan formar una familia con su pareja en un marco parecido al matrimonio. Un ciudadano “sin religión” es aquel que no está inscrito en Israel como judío, musulmán, cristiano, druso o circasiano. Según la oficina del Ministerio del Interior, los “sin religión” serían unos trescientos mil.

Le ley de matrimonio civil de Lieberman no posibilita, sin embargo, la unión de parejas mixtas, es decir, de una persona sin pertenencia oficial a una religión con una persona inscrita como judía. Solamente podrán beneficiarse de la ley los trescientos mil ciudadanos no catalogados, que deberán casarse entre ellos. Los matrimonios entre judíos seguirán siendo exclusividad del Rabinato. ¡Qué gran avance!

El gobierno debe dejar de venderse a los partidos religiosos, que lo único que buscan es un Israel desigual, teocrático y con ciudadanos de segunda clase, e impulsar una propuesta de ley que garantice el matrimonio y divorcio civiles a todos los ciudadanos, sin distinción. Parece mentira que tras sesenta y un años, sea justamente el país de los judíos el único país democrático que no permite a los judíos decidir libremente con quién casarse y cómo. Vergüenza.

Post relacionado:
* Divisiones dentro de la unidad israelí

lunes, 20 de julio de 2009

Jordania le quita la ciudadanía a los palestinos

Una noticia bomba acaba de ser revelada por el periodista Khaled Abu Toameh en el Jerusalem Post: Jordania ha comenzado a revocar la ciudadanía de su población palestina, la cual vive allí desde hace más de medio siglo.

Esta es verdaderamente una noticia de esas que tienen un alcance histórico inusitado, más allá de lo que revelan sobre la hipocresía árabe y el verdadero "amor" que sienten por sus "hermanos" palestinos. Durante décadas nos hemos acostumbrado a decir que ningún país árabe, con excepción de Jordania, había dado ciudadanía a los palestinos, de esa manera impidiendo que se mezclen con el resto de la población y eternizando el problema de los "refugiados". Jordania era la excepción y por eso hoy en día el 70% de los ciudadanos jordanos es de origen palestino (es decir, que se fueron del territorio de Israel hacia Jordania). Ya no se puede hablar así. Por supuesto, no había posibilidad en este país de que los números cuenten para algo: Jordania es una monarquía árabe, no una democracia, y el rey y su gente eligen la política a seguir con respecto a sus súbditos. Los jordanos de "pura sangre" son en realidad beduinos del clan hashemita, expulsados por el clan saudita de Arabia y recompensados ilegalmente por los británicos con un país propio dentro de lo que hubiera debido ser el Hogar Nacional Judío según el mandato de la Liga de las Naciones. No importa, estos anteriores movedores de camellos se sienten ahora los dueños de la tierra del Mandato hasta el punto de quitarle la ciudadanía a los integrantes de la mayoría del pueblo. Después ya saben cuando hablen de apartheid en la región, qué país lo está practicando en este momento. Y poco importa que la reina jordana sea de familia palestina. Por lo que vale la opinión de las mujeres en el mundo árabe...

En algún sentido esta historia tiene reminicencias de la historia de Purim entre nosotros los judíos. Y la reina Rania de Jordania podría ponerse en el lugar de la reina Esther en Persia. Sólo que no. Eso sólo sucede en nuestros libros. La reina Rania, palestina de nacimiento, ni va a hacer ayuno ni va a mostrarse triste por unos sucios palestinos que no tienen sangre real, ni dinero, ni mansiones en el Mediterráneo, y Jordania seguirá comportándose de una manera que si Israel insinuara siquiera hacer algo parecido con su población árabe-israelí, ella misma pondría el grito en el cielo.

Y hablando de eso, toda esta movida por parte de Jordania viene a cuento del miedo por una acción completamente hipotética por parte de Israel de declarar que Jordania es en realidad el estado palestino (algo que es simplemente la verdad: Jordania está fundada sobre tierra del mandato de la Liga de las Naciones para los judíos, la ONU resolvió finalmente resolver el problema árabe-judío reclamando la partición de la tierra del Mandato entre un país árabe y uno judío, y los palestinos, como ya dije, son la mayoría de los ciudadanos de Jordania).

Es decir, por una simple declaración que Netanyahu nunca pronunció ni tomó acciones a favor, miles de jordanos serán declarados extranjeros por su propio país: los jordano-palestinos. Y como dicen los jordanos de cepa hashemita, todo esto para que no se "impida la repatriación de los palestinos a sus hogares originales dentro de Israel". La decisión ya ha sembrado el pánico entre los jordano-palestinos y ha sido precedida y acompañada de actos violentos racistas por parte de los jordano-hashemitas contra los jordano-palestinos.

Verdaderamente, la hipocresía de los árabes y su comportamiento racista ha llegado a niveles insospechados. ¿Y si eso hacen con los palestinos, que son árabes igual que ellos, imaginen qué desearían hacer con nosotros los judíos? En mi vida jamás visitaré Jordania y les recomiendo a todos los que lo están pensando, que no lo hagan tampoco.

Afganistán

Afganistán ¿Cuántas mujeres hay en este negocio mirando la burqa, una o dos? ¿Y qué nos dice la misma pregunta?
¿Cuántas mujeres hay en este negocio, mirando la burqa, una o dos? ¿Y qué nos dice la misma pregunta?
Vía Mick Hartley

Dubai - Un sórdido experimento social


Este artículo sobre la realidad de Dubai es imperdible. Dubai tiene todas las características de un monstruo social: capitalismo desenfrenado, esclavitud, racismo, prostitución de lujo, odios étnicos, explotación, dictadura, corrupción, fundamentalismo, conservadurismo, ostentación, decadencia, desintegración. Va a dar que hablar por decenas de años a sociólogos, economistas y gente interesada en la decadencia de las sociedades.

Creo que en realidad la catástrofe que es Dubai se puede resumir y explicar con un simple planteo: ¿quién en su sano juicio iría a vivir allí para tener hijos y fundar una familia? ¿Alguien acaso lo ha hecho jamás? Entonces, para mí la crisis económica fue sólo el detonante de la desintegración. La base sin embargo es la falta de una sociedad viable y la simple perspectiva a futuro de una en ese emirato.

domingo, 19 de julio de 2009

Los que nunca aprenden

Azarmehr, un exiliado iraní en Inglaterra cuenta sobre otros exiliados que nunca aprenden:

El siguiente orador del panel fue Farrokh Negahdar, ex-líder Fedayeen Marxista-Leninista que estuvo en la primera fila de la fractura en los Fedayeen entre las fracciones de Mayoría (Bolcheviques) y Minoría (Mencheviques). La raíz de la fractura fue el descubrimiento, por parte del liderazgo Fedayeen, de una declaración de Lenin que decía que "la pequeña-burguesía es el aliado natural de las clases trabajadoras en la lucha de clases". Farrokh Negahdar y sus amigos en el liderazgo Fedayeen asumieron entonces que el clero chiita que había tomado todos los centros de poder luego de la revolución de 1979 [N. estamos hablando siempre de Irán], también eran pequeña-burguesía y por lo tanto, aliado natural de las clases trabajadoras. Para hacer la historia corta, para la lucha de la clase trabajadora, Negahdar promovió la idea de que los Fedayeen debían apoyar al clero en el poder y también convertirse en marionetas soviéticas como el partido Tudeh, el partido comunista iraní pro-Unión Soviética, y concentrarse en la lucha anti-norteamericana. Recuerdo como solía reírme de mis compañeros de clase que eran partidarios de los Fedayeen y habían coprado esta nueva teoría "intelectual". Ellos me recordaban que la gente como Farrokh Negahdar habían leído un montón de libros de Marx y Lenin y yo les respondía que aún si leés un millón de libros y salís con algo tan escandaloso como esa mierda, seguís hablando por el culo.

Las consecuencias de esta teoría pequeño-burguesa fueron muy graves. Hizo que el clero que ahora gobernaba se tornara incluso más audaz, primero fueron a por la Minoría Fedayeen y luego incluso también a por la Mayoría Fedayeen que los había apoyado. Todo ese apoyo por la lucha "anti-imperialista" ni siquiera les salvó el propio cuero. Negahdar tuvo que huir hacia Afganistán, mientras muchos de sus camaradas fueron dejados atrás y ejecutados en Irán. Cuando el gobierno marxista afgano comenzó a verse medio tambaleante, Negahdar fue entonces a la Unión Soviética y cuando ésta comenzó a verse tambaleante, huyó a Inglaterra, donde ha disfrutado de los beneficios de la democracia "burguesa" por años.


Aquí está el artículo completo (en inglés).

La extrema izquierda no ha aprendido nada desde Lenin. Siempre usan las mismas categorías que durante la Revolución Rusa, quizás pensando que si usan ese lenguaje histórico, la realidad se va a transformar en forma acorde.

Un poco de background: la Revolución Iraní de 1979 tuvo éxito entre otras cosas porque tuvo el apoyo de la extrema izquierda marxista, la cual realizó un "análisis" de la situación y decidió que el clero fundamentalista era el lado progresista de la lucha en Irán y que había que apoyarlo mientras tomaba las facultades y expulsaba y mataba a los profesores laicos. Luego de destruir a la gente democrática y liberal de Irán, y después de varias fracturas, como se leyó allí arriba, los ayatollás fueron acabando con toda la izquierda marxista, grupo por grupo, hasta no dejar nada.


Por lo menos no se puede decir que D'elía sea un tipo que guarde respeto por los que leen muchos libros. Así que en ese sentido, él y el Sheik son tal para cual.

sábado, 18 de julio de 2009

15 años del atentado a la AMIA

Irán mató a 85 personas en Argentina
Hoy se cumplen 15 años desde el atentado de la AMIA, realizado por Hezbollah (Irán/El Líbano).

Todavía no hay nadie preso.

Pero a Mugniye, el libanés que lo planeó se la pusimos, no te quepa duda de que fuimos nosotros. Uno por uno, no va a quedar ninguno.

Carne de cañón de Irán

Se dice que las organizaciones terroristas no tienen en cuenta los convenios internacionales en torno al comportamiento en la guerra. Esto es falso, como ya otros blogueros han notado. Las toman en cuenta a todas. Pero para idear nuevas formas de ponerlas en uso a su favor.

Por ejemplo, hoy se infiltraron por unas horas en Israel un grupo de 15 libaneses con banderas de Hezbollah, incluyendo niños. La organización terrorista los manda porque sabe que Israel respeta las convenciones de la guerra justa y no disparará sobre civiles desarmados, ni matará niños a propósito, al contrario que el grupo de fundamentalistas libaneses.

Esta infiltración tuvo el objetivo de testear la respuesta israelí, nada se hace sin un motivo. La bestia libanesa comandada por Ahmadineyad ya está aprovechando que Israel está mirando para un lado, para hacer algo por el otro. Quizás esté aprovechando el momento para seguir metiendo misiles dentro de casas libanesas, para usarlos en el momento de una nueva guerra y al mismo tiempo poder acusar a Israel de atacar a civiles.

Quizás está efectuando hoy mismo otra infiltración, esta vez oculta, para matar más israelíes. Quizás hoy es el día en que le llega el cargamento de armas de Irán a través de la frontera siria, o quizás Irán mismo quería distraer la atención de la represión contra su propio pueblo y de su programa de armamento nuclear esperando que Israel se equivoque y mate a gente desarmada (inocente no, ojo, desarmada). Total, al régimen islamista iraní le importa muy poco sus propios niños, menos que menos le pueden importar que le puede pasar a unos niños árabes.

Recuerden esto la próxima vez que oigan acusar a Israel de matar civiles porque sí. Hoy los árabes y los persas nos pidieron por favor que lo hagamos. Así de poco vale la vida de su propia gente para éllos.

miércoles, 15 de julio de 2009

El judío no judío, 42 años después

Esta es una corta reseña de un libro que acabo de leer. Para vos Andrés que me pediste algo de izquierda, perdón que no te puedo dar algo más extenso, pero podés buscar en el blog anterior mío, Del Arte de Cruzar los Océanos.

Isaac Deutscher, "El judío no-judío y otros ensayos", ediciones kikiyon, Buenos Aires, 1967.

Esta es una corta colección de escritos de Isaac Deutscher, publicados entre 1946 y 1967. Deutscher perteneció al Partido Comunista y luego se pasó al trotskismo (fue el biógrafo/hagiógrafo de Trotsky).

Los artículos tienen en común su relación con el tema judío y el tema del Estado de Israel. Deutscher evidentemente se sentía heredero de la corriente intelectual de los que él llama "judíos no-judíos", Spinoza, Heine, Marx, Trotsky, Luxemburgo, Freud. ¿Qué tienen en común estos personajes para Deutscher? Que nacieron en un ambiente judío (realmente una tesis muy difícil de sostener en el caso de Marx y Trotsky), y lo "trascendieron", es decir, lo abandonaron, pero sin entrar nunca o -en el caso de Heine- de lleno en la cultura cristiana. Fueron outsiders. Ateos, viviendo en los márgenes de las civilizaciones y por lo tanto, dice Deutscher, capaces de criticar a todas por igual, sin tener que deberles nada porque ya no pertenecían a ninguna.

Uno sin embargo se pregunta qué es lo "judío" de un "judío no-judío" y la verdad es que la respuesta es nada. Deutscher define a estas personas por lo negativo, por lo que no son.

En relación a Israel, Deutscher tuvo una postura un tanto original para un trostkista, que por naturaleza son anti-sionistas: el Holocausto realmente hizo efecto sobre él (a diferencia de la gran mayoría de los militantes de extrema izquierda que intentan siempre minimizar, si no su realidad como hacen los neonazis, sí su impacto sobre la experiencia judía y sus posturas políticas). Este impacto brutal de la masacre se traduce en una apreciación de lo acertado que estaba el sionismo en su pesimismo respecto al futuro de los judíos en Europa y sin un Estado propio que les de refugio. Deutscher llega a decir que si antes de la Segunda Guerra Mundial hubiera pasado menos tiempo haciendo propaganda por el socialismo y más tiempo ayudando a los judíos a escapar a Palestina, muchos miles de judíos hoy estarían vivos.

Sin embargo, la ideología marxista sigue actuando en Deutscher en la idea de que el Estado Nación estaba por derrumbarse en cualquier momento, y que los judíos llegaron a la realización práctica del sionismo muy tarde en la historia, cuando su época había pasado y no podía convertirse de a poco más que en reacción. Otras predicciones marxistas salpican las páginas del libro, como ser la fortaleza económica superior de la Unión Soviética sobre los Estados Unidos, la desaparición pronta del capitalismo, el carácter progresista de los movimientos nacionalistas árabes (que, no nos olvidemos, acababan de entrar en la etapa del terrorismo más inhumano, de la cual no han salido todavía), etc.

Sus opiniones sobre el escrito de Marx "Sobre la Cuestión Judía" son bastante execrables, ya que coincide con aquél en la opinión completamente estereotipada y falsa de que los judíos sólo se dedicaban al comercio y que por lo tanto, judaísmo equivalía a capitalismo, y religión judía equivalía a las reglas del mercader. Marx fijó en tinta el tipo de antisemitismo de izquierda que era tan común en el siglo XIX y que se traduce en estos días en la idea tan difundida del "poder judío" en la economía y en el "control de los medios".

Se puede acusar a Deutscher de lo mismo que él acusa a otros: que por su ideología marxista y a pesar de ser un "judío no-judío" no supo ver más allá y trascender los estereotipos antisemitas del siglo XIX.

martes, 14 de julio de 2009

En la cafetería

El 29 de julio va a haber un acto recordatorio por los siete años desde el brutal atentado terrorista palestino dentro de la Universidad Hebrea en Jerusalem, en la cafetería de la Escuela Internacional Rothberg (donde van a estudiar chicos judíos y no judíos de todo el mundo).

Me llegó una invitación. En ella está el nombre de todos los chicos muertos y una breve descripción de cada uno. Me enteré por esto que un argentino estaba entre ellos. Dice así:

"David Diego Ladowski: Nacido en Argentina en 1973, inmigró a Israel en 1992. David estaba por terminar su Máster en Políticas Públicas en la Universidad Hebrea y estaba por comenzar su primer trabajo diplomático en la embajada de Israel en Lima, Perú."


Pobre pibe, y pobres las otro ocho víctimas fatales.

Este país es tan chico que otro de los nombres me suena: Marla Bennet, 24 años, de San Diego California, fue alumna de mi director de tesis. El era también su tutor. Recuerdo que una vez, cuando discutíamos sobre mi tesis que tenía que ver con los atentados suicidas del terrorismo palestino, me dijo que en uno que yo había estado citando, su alumna había muerto.

La cafetería está reparada y nuevamente está llena de alumnos de todo el mundo. Miramos para adelante, pero no olvidamos. Jamás.

jueves, 9 de julio de 2009

Wafa Sultán



Su visión del mundo dividido en dos polos me parece simplista, su visión del Islam y los musulmanes incurre en generalizaciones muy groseras, exagera acerca de los méritos de los judíos y las bondades de occidente. A pesar de ello, da gusto escuchar a una mujer atreverse a decir cosas como esas en árabe, comprobar que también en el mundo árabe hay quienes critican el arraigo del extremismo, la intolerancia, la violencia y el fanatismo religioso entre tantos musulmanes.

Su frase: "hermano, usted puede creer en las piedras mientras no me las arroje a mí", es como para encuadrarla en un marco de oro, junto alguna cita célebre de Voltaire. O para traducirla al hebreo y alzarla en una pancarta este shabat, cuando los ultra-ortodoxos de Jerusalén salgan a arrojar piedras contra quienes cometan la herejía de estacionar un auto en su propia ciudad un día sábado.

martes, 7 de julio de 2009

El ejemplo de Irak en Irán

Christopher Hitchens escribe:

"¿Acaso el derrocamiento del régimen de Saddam Hussein y la organización de las ulteriores elecciones competitivas de las que muchos partidos iraquíes chiitas tomaron parte, tuvieron una influencia embriónica sobre los asombrosos eventos en Irán? Ciertamente, en la entrevista que le realicé a Sayeed Khomeini en Qom hace algunos años, en la que habló abiertamente sobre la 'liberación de Irak', parecía esperanzado y creía que el ejemplo se iba a extender. Una golondrina no hace verano. Pero piensen en esto: muchos iraníes van como peregrinos religiosos a los lugares santos de Najaf y Kerbala en el sur de Irak. Ellos han visto la manera en que se tuvieron elecciones nacionales y locales, más o menos limpias y abiertas, con diferentes partidos iraquíes chiitas teniendo que hacer campaña por votos (y con aquellos partidos alineados con el régimen iraní yéndoles cada vez peor). Han visto un Parlamento iraquí muchas veces turbulento sosteniendo debates genuinos que son reportados con una razonable imparcialidad en los medios iraquíes. Mientras tanto, una casta de mullas iraníes que clasifica a su propia gente como niños que están bajo el cuidado del Estado organiza una pseudo-elección e incluso intenta manipular el resultado. A los iraníes no les gusta nada copiarse de los árabes - quizás menos que nada de los iraquíes - pero observar algo genuino en lo del vecino puede haber incrementado el apetito para algo real en el mismo Irán."


Vía Normblog.

viernes, 3 de julio de 2009

Rap2Spain


Me parece que los flacos que corren desde el minuto 2:38 al 2:48, lo hacen en Rishon LeTzion. ¡Esa peatonal con palmeras y fuentes de agua me suena muy conocida!

¡Pasalo!

Nota: te conviene mirarlo desde la página de youtube, porque allá la calidad es bárbara.
http://www.youtube.com/watch?v=yIMvFqqe-Ug

Para Alks:
Orgullo gay en Jerusalem 2009
Orgullo gay en Jerusalem - 2009

jueves, 2 de julio de 2009

Ship of fools: Free Gaza zarpa otra vez

Traducción de este artículo de Blue Truth.

El lunes 29 de junio zarpó el último barco de tontos de Free Gaza, "El Espíritu de la Humanidad" desde Chipre, con una declaración de navegación falsa, listando su destino como Egipto. Esta fue sólo la primera en una serie de mentiras.

La siguiente mentira fue enviada vía un comunicado de prensa de la vocera Greta Berlin, alegando que el barco "lleva tres toneladas de ayuda médica, juguetes para niños, y kits de rehabilitación y reconstrucción para veinte hogares", en contraste directo con su relato en twitter que declaraba que "zarpamos esta mañana, un bote, 21 pasajeros, 20 olivos, una bolsa de cemento simbólica."

El barco fue interceptado por las autoridades israelíes e inmediatamente fue orquestada una inmediata cacofonía de emails y comunicados de prensa pidiendo que se ataque por teléfono e email a funcionarios israelíes y norteamericanos. Los chillidos invariablemente contenían el tema: "liberen a los 'militantes de la paz secuestrados' que sólo están intentando dar esperanza a los niños de Gaza que se mueren de hambre."

La realidad es que no hay una crisis humanitaria en Gaza, y que no hay chicos que se mueren de hambre. La ayuda continua fluyendo a través de los cruces fronterizos. Sólo este año, más de 366.282 toneladas de ayuda y más de 45.693 millones de litros de combustible han sido entregados a la Franja de Gaza. Apenas la semana pasada, 674 camiones (16.323 toneladas) de ayuda humanitaria fue transferida a la franja de Gaza via el terminal de carga de Kerem Shalom y la cinta transportadora de Karni. Además de comida, fueron transportados a Gaza, medicina y productos de higiene, juegos, pelotas de basket y globos, trampolines y piletas de natación, generadores, accesorios de aire acondicionado, ropa, zapatos y sombreros, sillas, colchones y vasos de poliestireno; y materias primas para la producción de papel.

Pelotas de basket y globos. Piletas de natación y trampolines. Oh, ¡¡¡esos brutales y genocidas israelíes!!! ¡Oh, aquellos pobres sufrientes de Gaza!

Si no hay una crisis humanitaria, ¿porqué está trabajando tan duro Free Gaza para abrir la ruta marítima a Gaza? Es ciertamente poco eficiente transportar 20 árboles de esta manera. ¿Puede ser quizás que se está haciendo cada vez más difícil contrabandear armas iraníes por via terrestre? Sería mucho más eficiente usar la ruta marítima, si solamente esos molestos israelíes dejaran de defender sus fronteras. ¿Será que Free Gaza está allanando el camino para un nuevo Karine A?

En el año 2002, Israel interceptó en el mar al Karine A que se dirigía a Gaza con 50 toneladas de armas rusas e iraníes - misiles Katyusha de largo alcance y bombas de mortero, misiles anti-tanque LAW, misiles anti-tanque Sagger, minas, rifles de francotirador, municiones y más de dos toneladas de explosivos de alto poder escondidos bajo un cargamento de arroz, ropas y juguetes. ¿Suena familiar?

La triste realidad sigue siendo de que hasta que haya una paz verdadera y duradera, los puestos de control salvan vidas de los dos lados del conflicto. Y salvar vidas debe ser nuestra prioridad. Todos esperamos el día en que ya no haya una amenaza de violencia y hayan fronteras y cruces abiertos. Pero hasta que llegue el día en que Israel pueda vivir en paz, aquél país debe vivir con seguridad. E Israel debe controlar sus propias fronteras.